CONFLICTO EN ESCALADA

AEBU desocupa sucursal, igual seguirá con esa táctica

Agencia Unión del Banco República había sido ocupada ayer por conflicto.

Ayer al mediodía ocuparon la agencia Unión, pero levantaron la medida en la tarde. Foto: A. Colmegna
Al mediodía ocuparon agencia Unión, pero levantaron medida en la tarde. Foto: A. Colmegna

El conflicto entre el Consejo de Banca Oficial del sindicato bancario (AEBU) y el Banco República (BROU) viene en franca escalada en los últimos días. Ayer los trabajadores realizaron un paro en toda la banca pública y a la ocupación de la agencia Mercado Modelo, al mediodía sumaron la sucursal Unión. Finalmente sobre la tarde desocuparon este último local, pero replicarán la medida en forma "sorpresiva" durante los próximos días.

El enfrentamiento iniciado meses atrás tiene como foco el plan de reestructura que decidió el directorio del BROU, que recategorizó sucursales y decidió fusiones de agencias en Montevideo y cierres parciales (abren tres días a la semana) en el interior. Esto es entendido como "un achique" por parte del sindicato, que además denuncia privatizaciones en algunas áreas del banco.

Estaba previsto que la sucursal Mercado Modelo cerrara sus puertas el 1° de noviembre y se fusionará con la agencia Unión, pero AEBU ocupó la primera el pasado viernes y los trabajadores continúan dentro del local.

"Sostenemos la ocupación en Mercado Modelo porque no está cerrada por eso", explicó a El País la consejera de Banca Oficial de AEBU, Lorena Lavecchia. Adelantó que "va a haber más ocupaciones" de sucursales del República.

"La idea es hacer ocupaciones sorpresivas de a una y no sostener varias, porque lo que buscamos es sacar el conflicto a la calle y que la gente se entere, pero no ocupar todo el BROU", señaló la dirigente sindical.

Dentro del plan definido por el banco, está previsto además la fusión de otras dos agencias en Montevideo (Sayago y Paso Molino) y el cierre parcial de cinco sucursales del interior (Solís de Mataojo y José Pedro Varela en Lavalleja, Aiguá en Maldonado, Colonia Miguelete en Colonia y Rafael Perazza en San José).

Ayer el sindicato realizó un paro de actividades en toda la banca pública —BROU más el Banco de Seguros del Estado (BSE), el Banco Central (BCU), el Banco Hipotecario (BHU) y la Agencia Nacional de Vivienda (ANV)— y una movilización desde Mercado Modelo a la agencia Unión.

Consultada sobre la posibilidad de implementar nuevas medidas —están recortadas las horas extras en el BROU y la asistencia a cursos de capacitación—, Lavecchia señaló que los trabajadores ya decidieron "profundizar" el conflicto, pero aún no se han "instrumentado" distorsiones tales como afectar la reposición de dinero en los cajeros automáticos.

"Por el momento entendemos que debe seguir siendo esta la línea del conflicto, lo analizaremos día a día. Creemos que con las ocupaciones ya ponemos el tema en la opinión pública y si profundizamos las medidas afectamos al público y nos lo ponemos en contra, y lo que queremos es sumarlo al reclamo", añadió Lavecchia.

A través de un comunicado —las autoridades del banco no han querido responder a El País—, el BROU lamentó ayer "los inconvenientes que pueda ocasionar a sus clientes la situación generada en sus sucursales Unión y Mercado Modelo". A su vez, recordó a los usuarios "que posean cuentas radicadas en esas sucursales que pueden ser atendidos en las mismas condiciones" en otros locales e informó a quienes cobran "sueldos, pasividades o prestaciones sociales en ambas sucursales, ya sea en cajeros automáticos o en cajas físicas, que las operaciones de cobro pueden realizarse en otros cajeros automáticos RedBROU, otras sucursales del banco o en locales de Abitab y Redpagos".

También reiteró en la misiva que "el proceso de modernización de su operativa interna, que incluye la reorganización de su red física de sucursales" tiene como propósito "optimizar la utilización de sus recursos, tanto humanos como tecnológicos".

La postura de AEBU sigue siendo que se sienta a negociar solo si el BROU suspende la reestructura. Esto mismo había solicitado en un ámbito tripartito (con el Ministerio de Trabajo como mediador) pero el banco mantuvo su postura y reiteró una oferta realizada semanas atrás que fue rechazada por una asamblea del sindicato.

Al comparecer en octubre ante el Parlamento, las autoridades del BROU sostuvieron que el cambio en el modelo de negocios iniciado tiempo atrás ha permitido alcanzar en 2016 las mayores ganancias de los últimos años. AEBU rechaza estas explicaciones y envío a la Comisión de Legislación del Trabajo "pruebas" que demuestran que "el directorio faltó a la verdad" en el ámbito parlamentario.

Parlamento discutió el tema y lo seguirá.

En el plenario de la Cámara de Diputados de ayer el representante blanco Alejo Umpiérrez, planteó como asunto político la situación del Banco República (BROU) y la reestructura que pretende implementar el directorio, que sostuvo "es un ataque directo a la población del interior". La intención del legislador era que el BROU dejara "sin efecto" las resoluciones tomadas y "vuelva a funcionar en el régimen anterior" de atención en las 36 sucursales "afectadas".

Luego de un cuarto intermedio, el Frente Amplio resolvió no votar la moción de Umpiérrez. El diputado oficialista Carlos Varela explicó que votaron en contra porque "ahora no estábamos preparados para discutir", pero aclaró que "no rehusamos el debate" y propuso sumar el tema al orden del día de la sesión del 15 de noviembre, lo que recibió el apoyo de todos los legisladores.

Darío Pérez del Frente Amplio, quien acompañó la movilización de AEBU ayer a la tarde, reconoció que esta situación provocó "discusión en la bancada" y que votó alineado con sus compañeros porque se aceptó retomar el tema en el Parlamento en los próximos días. "No le quepa duda a nadie que voy a acompañar todas las movilizaciones del sindicato y su gente, siendo crítico con lo que está haciendo el directorio", remarcó.

Al defender su moción, Umpiérrez manifestó que "el BROU se está olvidando de su rol social" y que desde los escritorios de los directores en la Ciudad Vieja "no se entiende eso" y con la reestructura "se está transformando los pueblos del interior en ciudades fantasmas". Subrayó que el banco tiene una situación superavitaria y debe haber "solidaridad cruzada, de modo que algunas sucursales que dan beneficio subsidien aquellas que no" ubicadas en el interior del país, "donde no van los otros bancos porque no dan utilidades".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)