EL MERCADO AUTOMOTOR LOCAL

Autos brasileños dominan el mercado tras baja de chinos

El nuevo acuerdo automotor y tipo de cambio más favorable lo explican.

ACAU: vehículos brasileños tienen el 70% del mercado automotor local. Foto: Archivo
ACAU: vehículos brasileños tienen el 70% del mercado automotor local. Foto: Archivo

Hace unos años bastaba con mirar las calles para ver la mayor presencia de vehículos chinos, lo que se vio reflejado en los números de importación de coches desde el gigante asiático que tuvieron un pico en 2013. Pero desde ese momento ha cambiado la tendencia: cayeron 60% las compras a China y crecieron las importaciones desde Brasil, que recuperó su tradicional primer lugar como mercado de origen .

Un informe de la consultora PwC analizó este fenómeno: "Respecto al origen de los vehículos importados a nuestro país en los últimos seis años, se destaca la participación de Brasil en cuanto a cantidades y valor CIF (sigla que en inglés representa costo, seguro y flete desde el país de origen al destino) principalmente si se consideran los últimos tres años".

Es que en 2012 se habían importado desde el vecino norteño 7.467 vehículos (22,9% del total que ingresaron ese año), cifra que creció a 8.836 unidades al año siguiente (25,5% del total anual) y sufrió una leve baja hasta 8.260 en 2014. El salto en las importaciones ocurrió en 2015, cuando entraron a Uruguay 10.742 coches desde Brasil (35,8% del total) y en los años posteriores continuó la tendencia: fueron 15.482 unidades en 2016 (57,9% del total) y 17.269 en 2017 (65,4% del total) —datos referidos al período enero-septiembre.

Estos números indican que ingresaron 9.802 vehículos más en 2017 que en 2012, es decir un aumento del 231% en cinco años. El gerente general de la Asociación del Comercio Automotor (ACAU), Ignacio Paz, dijo a El País que Brasil comenzó a ofrecer nuevos productos al mercado y logró una posición "más competitiva que los vehículos chinos", en especial en el segmento de "vehículos compactos" —del tipo turismo y que miden de largo unos 4,5 metros como el Volkswagen Gol o el Suzuki Celerio— que al tener una menor cilindrada pagan menos impuestos para ingresar al país.

Precisamente en ese nicho era donde los vehículos chinos habían acaparado el mercado "desde 2008 con un crecimiento exponencial en los primeros años, después una meseta y una caída en los últimos años, que permitió a Brasil recuperar los porcentajes de mercado que tenía antes", señaló Paz.

Agregó como factor que incidió en este proceso "el precio de la moneda en origen" ya que el valor del real favoreció la importación desde el vecino país (Uruguay se encareció relativamente respecto a Brasil) de 2015 a la fecha, con excepción de los últimos dos meses y algunos otros del año pasado.

Pese a que el incremento en las importaciones comenzó desde antes, Paz también mencionó como relevante el acuerdo con Brasil para la liberalización del comercio automotor que rige desde enero de 2016, que dejó atrás la política de cuotas —el sector quedó por fuera del acceso preferencial cuando se implementó el Mercosur y los países realizaron acuerdos bilaterales.

"Los cupos que había (hasta 2015 para entrar sin arancel) no alcanzaban a cubrir totalmente (la demanda del mercado), entonces al liberarse y tener condiciones más claras el ambiente para hacer negocios es mejor", explicó el gerente de ACAU. Este contexto más favorable también es reconocido por PwC, que sostuvo que "durante el año 2016 el total de importaciones de vehículos originarios de Brasil superó los US$ 130 millones (CIF), mientras que al cierre del tercer trimestre de 2017 dicho monto ya fue su- perado, acumulando más de US$ 144 millones (CIF)".

Sin embargo, Paz reconoció que si el gobierno avanza en la idea de aplicar una "cláusula gatillo" que hace caer el convenio con Brasil —está bajo análisis según adelantó El País, luego del reclamo de las autopartistas locales porque el vecino incumple su parte del acuerdo y no considera como locales las piezas fabricadas en Uruguay— "puede darse un escenario de estancamiento y que se caigan negocios".

Las principales marcas que llegan desde Brasil son Volkswagen, Chevrolet, Fiat, Ford y Renault —aunque puede haber algunos modelos que provengan de otro origen. El gerente de ACAU subrayó que los vehículos brasileños "tienen casi el 70% del mercado local".

China.

El trabajo de la consultora menciona como la "contracara" de este proceso a China, ya que la participación de sus vehículos en el mercado automotor local ha disminuido notoriamente. Añade que "el incremento de precios identificado (en las importaciones de vehículos desde el gigante asiático) no fue suficiente para mantener estable el valor total CIF originario de China, el cual también disminuyó".

El ingreso de coches desde la nación oriental tuvo su mayor registro del último lustro en 2013, cuando llegaron 12.357 unidades (36,6% del total). Desde ahí la cantidad comprada a China así como la participación en el total de vehículos importados ha decaído año tras año: fueron 10.204 unidades en 2014 (32,4% del total), luego 6.869 en 2015 (22,9% del total), cayó a 3.791 en 2016 (13,8% del total) y hasta septiembre de este año se llevan adquiridos 3.354 coches (12,7% del total).

Desde China llegan a Uruguay automóviles y utilitarios de las marcas FAW, BYD, Geely, Great Wall Motors, Lifan y Chery, entre otros. Paz expresó que "hoy nada nos hace pensar que cambie la estructura actual del mercado" y haya un nuevo repunte en la importación de autos chinos.

Más stock por suba impositiva.

Desde el primer día de 2018 comenzará a regir la suba de la tasa consular que incluyó el Poder Ejecutivo en la última Rendición de Cuentas, que tiene una particularidad: tendrá mayor impacto en el sector automotor ya que pasará de pagar una tasa de 2% al 5% estipulada para los productos originados por fuera del Mercosur (los vehículos se negocian por fuera del acuerdo regional). Paz había dicho a El País el pasado 6 de octubre que las automotoras locales están ampliando su stock antes que entre en vigencia esto y "también hay un anticipo de ventas", ya que es de esperar que el próximo año se incremente el valor de mercado de los coches. "Seguramente tengamos en diciembre bastante más demanda, así como en enero va a caer", anticipó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)