PREMIO NOBEL DE VISITA EN URUGUAY

La "banca en la sombra" y los dilemas de la regulación

Nobel francés dijo que “siempre existirán” negocios desregulados.

Jean Tirole en la conferencia sobre economia en el Banco Central. Foto: F. Flores
Jean Tirole en la conferencia sobre economia en el Banco Central. Foto: F. Flores

La conferencia del premio Nobel de Economía, Jean Tirole, en las Jornadas Anuales de Economía del Banco Central (BCU) estuvo enfocada en los "shadow banking" (bancos en la sombra, en inglés), es decir aquellas prácticas financieras que funcionan por fuera del sistema tradicional y no son alcanzadas por las regulaciones de los órganos de control nacional.

El francés puso como ejemplo de este fenómeno el mercado de hipotecas de riesgo en Estados Unidos, y para dimensionar su peligro mencionó que al igual que ocurrió en 2008 con el origen de la crisis global, hoy día "si tenemos una baja de los bienes raíces habrá un colapso de nuevo".

Pero aclaró que "la gente defiende los shadow banking" ya sea porque no encuentran respuestas a sus necesidades financieras en la banca tradicional o porque lo consideran "un mercado con más libertades" que el regulado. Los bancos minoristas "suelen olvidar los negocios con riesgo alto y la banca en la sombra no, los aprovecha", añadió. También asoció este concepto a las fintech —como se denomina a las firmas que usan tecnologías de la información para ofrecer servicios financieros— y la innovación en el sector bancario.

Tirole planteó que la migración de individuos y Pymes hacia la banca en la sombra "es un crimen" porque se trata de "clientes frágiles" que terminan en "un sector no regulado", con los riesgos que ello conlleva. En ese sentido, mencionó que ante la masividad de estos negocios por fuera de la regulación surge el dilema de si los gobiernos deben rescatarlos ante un eventual problema de liquidez, y puso como ejemplo lo ocurrido con AIG en Estados Unidos —empresa de seguros mundial que aseguraba dinero de los fondos de inversión y fue rescatada en 2008 por la Reserva Federal, que puso unos US$ 182 millones.

"No soy enemigo de la banca en la sombra, pero hay que cuidar que no accedan al dinero público", señaló el Nobel francés. Igualmente, reconoció que los "shadow banking" crean "competencia" a nivel bancario, lo cual es positivo "porque necesitamos un enemigo para crear cosas buenas". Tirole concluyó su alocución subrayando que "siempre tendremos bancos desregulados, no hay manera de controlarlos a todos porque migrarán a otro lugar, o regulamos esto y van a hacer lo otro, es como el juego del gato y el ratón".

El académico es actualmente director de la Fundación Jean-Jacques Laffont - Escuela de Economía de Toulouse y ganó el Nobel en 2014 por sus trabajos acerca del poder de las empresas, la capacidad de fomento de la competencia por parte de los gobiernos y la regulación de sectores económicos dominados por pocas compañías.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)