EL FONDO MONETARIO Y EL MEF

Las claves del FMI para los salarios, déficit y pensiones

Subas moderadas para Ronda 2018 y dedicar más recursos a la inversión.

Jean Kees Martijn: el jefe de la misión del FMI hizo un repaso de lo que sugiere tras reunirse con autoridades, analistas y empresarios. Foto: M. Bonjour
Jean Kees Martijn: el jefe de la misión del FMI hizo un repaso de lo que sugiere tras reunirse con autoridades, analistas y empresarios. Foto: M. Bonjour

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ve que Uruguay ha tenido un "nivel ampliamente satisfactorio" con un "crecimiento robusto" de la economía, "descenso de la inflación y reducción del déficit fiscal". Con ese panorama, el gobierno puede concentrarse en prioridades "a mediano plazo" y resolver algunos problemas a corto plazo como la competitividad que está "bajo presión".

Ese fue el análisis de la misión anual del FMI por capítulo 4° (corresponde a cada país miembro, tenga o no programa con el organismo) en las últimas dos semanas que culminó ayer. Encabezado por el holandés Jan Kees Martijn, el staff del organismo, evalúa que la economía crecerá este año 3,1% y la expansión del Producto Interno Bruto (PIB) se mantendrá "un poco por encima de la tasa potencial de 3% en 2018 y 2019. A su vez, la inflación será de 6,5% este año, pero bajará a 6% el año próximo. En tanto, el déficit fiscal cerrará en 3,3% del PIB este año.

Por eso, Kees Martijn ve una "perspectiva muy benigna" para la economía uruguaya.

Para que ello se mantenga es clave que el gobierno tenga en cuenta una serie de claves y recomendaciones, según el FMI.

Salarios y precios.

"Es crítico lo que pase con la ronda salarial 2018 para la inflación", señaló el funcionario del Fondo en rueda de prensa.

El comunicado del organismo expresó que "será importante mantener la moderación del crecimiento del salario nominal" para ayudar a "anclar" la inflación y que habría que "eliminar las cláusulas, aún presentes, que prevén la indexación de salarios retrospectiva en caso de registrarse una inflación mayor que la esperada".

Kees Martijn, evaluó que la ronda salarial es "una buena oportunidad para asegurarse que los salarios reales se mantienen bajo control" lo que podría ayudar a evitar la caída del empleo, ya que el "incremento de costos salariales probablemente" tuvo un efecto en ello este año.

Además de ello, para mantener la inflación el FMI ve necesario "fortalecer la función señalizadora de la política monetaria" mediante la reducción de la "volatilidad de las tasas de interés a corto plazo".

Jubilación.

"Los costos del sistema de pensiones están creciendo" debido a que han habido varios "cambios en regulaciones que pusieron presiones al alza" en esos costos como la ley de flexibilidad de 2008, indicó Kees Martijn.

El País le preguntó acerca del debate sobre el proyecto de ley para atender la situación de los denominados "cincuentones" que a futuro también presionará al alza los costos de las jubilaciones. El jefe de misión del FMI respondió que el hecho de que otra "cohorte pueda moverse del sistema mixto al Banco de Previsión Social puede ser otro ejemplo de presiones al alza a la brecha fiscal del sistema de pensiones".

"No tenemos una visión sobre ninguna de las propuestas que se están discutiendo (al respecto), nuestra visión es sobre el sistema (previsional) como un todo" y este tiene "una brecha que se ha moderado en el pasado, pero que ahora está creciendo", agregó. Es "importante hacer reformas para mantener al sistema asequible, sostenible financieramente", por lo que "si hay reformas (como la de los cincuentones) que incrementan los costos deberían ser compensadas por otras reformas que los pongan en control de nuevo", dijo Kees Martijn a El País.

Ejemplificó que si hay cambios en la edad de retiro, en las tasas de contribución o de reemplazo "siempre es mejor hacer esos cambios lo antes posible para que los participantes tengan tanto tiempo como sea posible para prepararse para los efectos que van a tener" cuando se implementen.

Déficit fiscal.

Para el Fondo, con el Presupuesto definido para 2018 es "factible" que se alcance el objetivo del gobierno de llevar el déficit fiscal a 2,5% del PIB a fin de 2019 (actualmente está en 3,5%).

Pero el organismo ve que "no es fácil", pero es "posible" incluso alcanzar ese objetivo de déficit de 2,5% del PIB en 2018, en vez de "esperar a 2019" cuando "las presiones por aumentar el gasto son mayores", explicó el funcionario.

Para ello ayuda que el crecimiento estimado para este año y el próximo es mayor que el previsto en la Rendición de Cuentas con lo cual aumentarán más los ingresos. A su vez, el FMI prevé una baja de los costos por pagos de intereses y "con un escaso esfuerzo adicional" se podría mantener el gasto controlado en los límites establecidos en la Rendición.

Además, el organismo cree que a mediano plazo se debe aprovechar para "reorientar" el Presupuesto para darle "más énfasis al gasto en inversión" ya que el país tiene una "brecha importante" en infraestructura.

Respecto a cómo lograrlo, Kees Martijn dijo a El País que "no tenemos una lista de gastos a cortar", pero "por ejemplo hice hincapié en la importancia de moderar aumentos salariales y eso se extiende al sector público".

También expresó la necesidad de contar con una regla fiscal que vaya más allá de 2019 ya que "no están claros los objetivos fiscales" más allá del período. Esa regla puede ser similar a la actual, mediante poner un "ancla sobre la deuda pública neta en una base estructural" y a su vez "limitar" las causas por las que se puede superar el tope de endeudamiento.

"El peso está 14% sobrevaluado"

"La competitividad" cambiaria está "bajo presión" con un panorama que luce "complicado", señaló el jefe de misión del Fondo. El comunicado de la misión señaló que el modelo de tipo de cambio real efectivo "indica que el peso está sobrevaluado en un 14%". Kees Martijn afirmó que "Hay una especie de dicotomía: Uruguay es muy competitivo frente a Argentina, no tanto en relación al mundo" y pese a tener "una moneda relativamente apreciada (frente a otras) la cuenta corriente está fuerte, hay superávit". Por eso sugirió "limitar las intervenciones" del Banco Central en el mercado de cambios, a aquellos casos en los que puede haber desorden en el mercado, por ejemplo por cambios de portafolio de los agentes. Con ello el mercado podrá encontrar el nivel adecuado".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)