PROYECTO A ESTUDIO

Corredores critican reforma del contrato de seguros

“Hay cargas excesivas” para clientes en texto que analiza Parlamento

Polémica por el nombre Fañch. Foto: Pixabay
Contrato de seguros. Foto: Pixabay

Una delegación de la Agrupación de Profesionales Asesores en Seguros (Aproase) acudió a la subcomisión para el Estudio del Proyecto de ley de Contrato de Seguros del Senado y criticó varios puntos de la iniciativa que está hace tiempo bajó análisis del Parlamento.

Los corredores entienden que hay "una carga excesiva para el asegurado" y que el texto tiene "inconsistencias jurídicas", lo que traerá "consecuencias" para el negocio.

"El proyecto se inclina por la protección de una de las partes del contrato de seguros y ofrece muy pocas garantías en el caso particular de los asegurados. Porque desde el perfeccionamiento desde el punto de vista jurídico hasta las obligaciones que se establecen para el asegurado, entendemos que son gravosas, en el sentido de que se le aplican cargas, no se le dan garantías y las consecuencias pueden llegar a ser la rescisión del contrato —que muchas veces queda en manos de las compañías aseguradoras—, la falta de cobertura, o su suspensión", expresó la asesora letrada de la Aproase, María del Carmen Ongay.

Al igual que en la sesión anterior de la subcomisión —donde discutieron el senador colorado, Pedro Bordaberry, y el director de la División Legal del Banco de Seguros (BSE), Ariel Apotheloz— el foco estuvo puesto en las obligaciones que carga el nuevo contrato al cliente. La abogada de los corredores señaló que "preocupa" lo relativo "al agravamiento y modificación del riesgo durante la vida del contrato de seguros porque, en definitiva, la comunicación y las consecuencias quedan a cargo del asegurado y no de las compañías de seguro".

Ongay expresó que los asegurados "no tienen las condiciones técnicas como para saber cuándo se produce un agravamiento del seguro y si se mantiene el riesgo tal como se contrató". Bordaberry había sostenido algo similar y considerado que este aspecto del proyecto "parece poco específico y muy duro" con los clientes.

A nivel jurídico, la abogada marcó que aunque en un artículo se establece que el contrato de seguros es "consensual", en los hechos "estaríamos ante un contrato de adhesión que está en manos de las compañías aseguradoras", que quedan "como parte y como juez".

En el mismo sentido, otra asesora letrada de Aproase, Susana Lorenzo, advirtió sobre "los inconvenientes de llegar a invertir y desnaturalizar tanto lo que sería un contrato consensual". Añadió que hoy día "si se va a un juicio o a un proceso por un daño que se produzca, quien corre con los daños y los gastos es el asegurador y no el asegurado porque para eso contrata un seguro. Acá no, en este caso queda librado a lo que decida el asegurador".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)