PARAÍSOS FISCALES

Debate en Portugal para volver a Uruguay a una "lista negra"

Congreso votó una moción que revoca decisión del gobierno.

Sede de la OCDE. Foto: Wikipedia
Sede de la OCDE. Foto: Wikipedia

Si bien Uruguay fue quitado de una lista de paraísos fiscales por el gobierno de Portugal en diciembre de 2016 junto a la Isla de Man y Jersey —dos territorios que pertenecen a la corona británica y suelen ser usados por sociedades offshore para comerciar con Europa—, el Congreso portugués aprobó el viernes a iniciativa de la oposición una revocación a esa decisión que vuelve a incluir a estos tres países como territorios de baja o nula tributación.

Se trató de una propuesta para modificar el Presupuesto del Estado para 2018 presentada por el CDS-Partido Popular (conservador y demócrata cristiano, oposición al gobierno socialista) que contó con la abstención del Bloque de Izquierda (BE), que forma parte de la coalición de gobierno y al no votar en contra posibilitó la aprobación.

Según informaron medios portugueses, se pretende revocar la orden 345-A del 30 de diciembre de 2016, en la que el gobierno determinó la salida de estos tres territorios de la "lista negra". Ayer el Congreso continuaba votando el Presupuesto 2018 y volvería a debatir el tema, aunque se descarta que haya cambios en los apoyos políticos.

Esta decisión no es avalada por el gobierno. Una fuente del Ministerio de Finanzas dijo a la agencia de noticias Lusa que "tras la retirada de la lista negra, Man y Jersey comunicaron en 2017 los saldos de las cuentas de los residentes en Portugal", paso que Uruguay concretará "en 2018".

Esa cooperación tributaria se da en el marco del acuerdo de intercambio de información bancaria que suscribieron una gran cantidad de países a impulso de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Uruguay comenzará con los envíos de los datos bancarios de los extranjeros con cuentas en los bancos locales en 2018, para lo cual aprobó a finales del año pasado una ley que obliga a las entidades a reportar dicha información al fisco.

Por ejemplo, la Isla de Man comunicó a Portugal la existencia en su territorio de 1.172 cuentas de residentes portugueses al cierre de 2016, que totalizan cerca de 4.000 millones de euros. La fuente del gobierno señaló que lo aprobado por el Congreso "cuestiona el acceso por parte de Portugal a estas informaciones".

Según detalló TSF Radio Noticias, una de las consecuencias de salir de la nómina de "paraísos fiscales" es que los rendimientos de capital en esos territorios dejan de someterse a una tasa impositiva agravada de 35%, aplicada como forma de desincentivar su uso.

Una ley vigente desde agosto, determinó que la decisión del ministro de Finanzas de alterar los territorios que figuran en la lista de paraísos fiscales debe ir precedida de un dictamen del fisco, pero no establece que este dictamen tenga carácter vinculante. En la falta de ese informe técnico de la Autoridad Tributaria de Portugal, se basa el planteo de la oposición política para regresar al listado a Uruguay, la Isla de Man y Jersey.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)