gestion

Cinco personas que no deben estar en tu empresa

Es importante que, durante las entrevistas, identifiques a los individuos que puedan hacer crecer tu negocio y tengan tu misma visión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
gestión

Ya echaste a andar tu negocio, hiciste todo lo indicado en cuanto a planeación, estructuración e inversión. Ahora, es momento de integrar un equipo de trabajo que contribuya a desarrollar el potencial de tu empresa.

Primero haz una planeación de las áreas en las que necesitas apoyo, después diseña el perfil del empleado que quieres contigo, sobre todo considera las habilidades o competencias que necesitas de esa persona.

Una vez que tengas claro lo que necesitas y cómo conseguirlo, es importante que sepas qué tipo de persona no quieres en tu equipo de trabajo. A continuación una guía con información sobre los distintos perfiles del personal que pueden afectar el normal desarrollo de tu empresa:

• Individualista. Si detectas que la persona no describe ninguna experiencia compartida es una señal de que no sabe trabajar en equipo, punto esencial en los negocios, especialmente en los pequeños. Ese enfoque no será muy bien recibido en tu lugar de trabajo, en donde la actitud deseada es la de “la empresa primero” no la de “yo primero”.

• Pesimista. Lo menos que queremos es que actitudes negativas nublen nuestro espíritu emprendedor. Si tienes a este tipo de persona en tu compañía, lo único que va a pasar es que va a contagiar a los demás y la productividad del equipo se verá muy afectada.

• Conformista. Si muestra actitudes de hacer las cosas con poco esfuerzo o si parece no buscar crecimiento personal y profesional es una persona que muy probablemente carece de espíritu emprendedor. No incluyas a gente que esté feliz con lo que ya tiene, sino a los que tienen hambre de crecer, superarse y encontrar nuevos caminos.

• Poco creativo. La mayoría de los espacios laborales son demasiado rígidos y no permiten que los empleados tengan tiempo para originar
pero un negocio joven necesita de este tipo de ideas para desarrollarse y prosperar. Definitivamente no querrás a alguien que no pueda pensar fuera de los parámetros establecidos.

• Inflexible. Es probable que tengas que modificar responsabilidades de las personas que integran tu equipo porque tu negocio está en desarrollo y los cambios son casi inevitables. Si ves que alguien de tu equipo no está de acuerdo con estos cambios y no hace algún esfuerzo para adaptarse, entonces no es la persona indicada para ser parte de tu negocio.

Puedes encontrar personas con una de estas características o la combinación de algunas, por esa razón es importante que te tomes el tiempo para diseñar tu estrategia de reclutamiento: desarrolla las preguntas que harás en las entrevistas y evalúa los perfiles de los candidatos que requieres para formar tu equipo.

Fuente: soyentrepreneur.com

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)