ACTUALIDAD

Endoprótesis alemana se lanzó en Latinoamérica con cirugías en Casmu

En el marco del Summit CELA y las Cuartas Jornadas Internacionales de Sucive organizadas por la Sociedad Latinoamericana de Cirugía Endovascular y por la Sociedad Uruguaya de Cirugía Vascular y Endovascular del Uruguay, se realizó en Casmu el lanzamiento de la endoprótesis de la compañía alemana Jotec para América Latina.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
ASDFASDF

La marca, representada en Uruguay por el laboratorio Endovas, aprovechó la presencia de cirujanos extranjeros y la experiencia de Uruguay en implantes de endoprótesis para realizar dos cirugías en vivo, a la que asistieron los cirujanos vasculares colombianos Carlos Vallejo y Óscar Hernández, junto al ecuatoriano Gonzalo Pullas Tapia.

Los dispositivos que se lanzaron al mercado latinoamericano se utilizan para la patología aneurismática de la aorta, tanto a nivel abdominal como torácica. 

“Es un tratamiento que se desarrolla en nuestro país desde hace unos 15 años. Casmu es una de las instituciones con mayor número de pacientes tratados, con excelentes resultados. Hemos analizado los procedimientos los dos últimos años, tenemos cero por ciento de mortalidad y los pacientes tienen una estadía postoperatoria corta, de entre tres y cuatro días”, señaló la Dra. Rosario Amorín, cirujano vascular que formó parte del equipo tratante de los dos casos que se abordaron.

Las endoprótesis permiten reducir considerablemente los tiempos de recuperación. Antes del surgimiento de la endoprótesis, un aneurisma de aorta se operaba mediante una cirugía abierta, procedimiento complejo y con largo posoperatorio. 

“La confiabilidad en el despliegue de la prótesis, que no requiere incisiones mayores en el paciente y que ingresa mediante un introductor en la arteria, la convierten en una herramienta buena y práctica para los médicos a la hora de su liberación dentro de la aorta”, explicó el director del laboratorio Endovas, Juan Luján.

Estas innovaciones han cambiado el tratamiento de los pacientes a nivel mundial y también en Uruguay, aseguró Amorín. Esa fue la razón por la cual el tema central del congreso fue el tratamiento de la aorta por vía endovascular, tanto torácica como abdominal.

La doctora señaló que la aneurisma de aorta es una patología muy grave, porque es silente y los síntomas comienzan cuando la aneurisma se rompe dejando un cuadro grave con shock, que a veces llega al paro cardiorrespiratorio y suele tener una mortalidad del 100% pese al tratamiento quirúrgico. 

“Si logramos detectar a tiempo la patología aneurismática y se opera de coordinación, las cifras cambian y si comparamos la endoprotesis con la cirugía convencional, tiene muchísima menor morbimortalidad.”, expresó.

A nivel internacional, el 5% de la población puede desarrollar aneurisma de aorta, con mayor frecuencia en hombres, mayores de 60 años y fumadores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)