ACTIVIDAD

Hoy el empresario "tiene que ser equilibrista y malabarista"

La complejidad de los cambios en el dinámico escenario empresarial, el aumento de los costos operativos, la baja de la rentabilidad de los negocios, el contrabando y las ventas por Internet en el diálogo de Gente & Negocios con Santiago Macció, gerente de Gremiales de la Cámara de Comercio y Servicios (CNCS).

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Santiago Maccio

¿En los últimos años se ha notado un auge de la actividad gremial de los trabajadores, que ha pasado en lo empresarial?

Desde el punto de vista de comercio y servicios, en los últimos tiempos hubo un aumento de gremiales empresariales.Hoy estamos en 125 gremiales, que representan a distintos sectores de actividad comercial. Nosotros bregamos para que el sector empresarial esté lo más organizado posible. Porque hoy el comerciante y el empresario tiene que ser malabarista para estar dominando y respondiendo a todos los temas nuevos que surgen en el ambiente en que él se desenvuelve. A modo de ejemplo, los vaivenes del mercado. Uno de los problemas de Uruguay, es que tiene un mercado pequeño. Nos afectan tanto los factores externos como el comercio con Argentina y Brasil, las nuevas tendencias de consumo, como las ventas en Internet, el contrabando y el informalismo, así como la inclusión financiera, que son nuevas reglas de juego a las que el comerciante se tiene que estar adaptando.

¿Y ahí cómo se mueve el empresario ante los nuevos desafíos del mundo de los  negocios y los cambios en la operativa comercial?

El empresario tiene que ser equilibrista y malabarista para saber cómo responde a todo eso nuevo, porque él es especialista en su negocio, conoce de comprar y vender y atender al cliente. Pero no es especialista ni en la parte laboral, con todo el tema de Consejo de Salarios, ni en factura electrónica, ni en temas impositivos y tributarios.
Y es ahí cuando surge la importancia de las organizaciones empresariales, porque a través de ella se canaliza el respaldo y la información.

CAMBIOS EN EL RETAIL

¿Cómo observa la expansión de los shoppings hacia el interior del país, la presencia de cadenas de farmacias o el próximo desembarco de Sodimac?

Es así como surgen los vaivenes mercado y las nuevas modalidades de venta. Un ejemplo típico es la cadena Sodimac, que ya se va a estar instalando en Uruguay. Al sector ferreterías y barracas les exige estar muy atentos. Muchos de ellos ya se están adelantando y tratando de mejorar su presentación y su modalidad de ventas, algunos están incursionando en el comercio electrónico para ampliar su mercado. En este caso puntual los ferreteros tienen dos sectores bien definidos, uno son los puntos de venta y la otra pata de esta temática son los proveedores. Estos puntos de venta pueden ser muy atractivos pero dependen en su mayoría de los proveedores. La cadena Sodimac, que está presente en muchos países, compra a otra escala... No es lo mismo comprar productos para 5 o 6 países, que para un mercado pequeño como el nuestro. Los ferreteros y barracas de nuestro país tienen que enfrentar si o sí esta situación y tratar de ganarla. Este sector enfrentó en su momento a Mr. Bricolage, a Tienda Inglesa, a Kroser. Es un sector que ya tiene su experiencia, y se adaptaron uniéndose en entidades gremiales y actualizando su forma de vender.

¿En el caso de farmacias, ferreterías y supermercados hay menos jugadores y más potentes?

Exactamente, esa es la realidad. La Asociación de Farmacias del Interior y el Centro de Farmacias del Uruguay, desde hace varios años están trabajando en propuestas de comercialización para estar a la altura de estas nuevas modalidades. También se van instalando grandes superficies en los departamentos. Son nuevas modalidades de comercialización, que obliga a los más pequeños a hacer algo. "No puedo quedarme con lo mismo del año pasado" es lo que dicen. Ven cómo mejorar la publicidad, el tema de los costos, manejarse con internet, etc. Por eso debe rodearse de instituciones o de servicios contables, de profesionales de marketing. Uno siempre piensa en el pequeño, el gran empresario tiene asesoramiento y capacidad de respuesta en lo económico, pero el pequeño y el mediano siempre le sugerimos que estén agremiados, recibiendo capacitación e información, porque si trabajan en solitario se les hace más difícil enfrentar las distintas situaciones.

INVERSIÓN EXTRANJERA

La apertura del primer local de Forever 21 en Uruguay tampoco escapó a las críticas. ¿Cómo se logra conciliar el estímulo a la inversión extranjera con la buena salud del mercado interno?

Desde un enfoque horizontal, igual que las ventas por Internet, el informalismo y el contrabando. Ahí lo que nosotros solicitamos son reglas justas. Por más que vengan inversiones de afuera, que sean en las mismas condiciones que el que está en Uruguay, pagando todos sus impuestos. A veces, cuando vienen inversiones que van a dar trabajo, está bien un incentivo en impuestos, pero no se debe olvidar que las reglas sean los más equitativos posibles. Está bueno que vengan nuevas tendencias pero no hay que olvidar al que está permanentemente fijo aquí en Uruguay.Partimos de la base que es un mercado muy pequeño.

¿Cuánto afectan las ventas electrónicas?

El gobierno, yo diría que de una forma un poco inocente, al principio sacó está modalidad para fomentar, pero ahora estamos hablando de que las compras por internet alcanzan a unos 30 millones de dólares anual y, si ese dinero se volcara al mercado interno, vaya si se siente. El aumento de esa modalidad de ventas sigue creciendo. Ahora, a instancias de la Cámara de Comercio y Servicios, se han afinado lo que son los controles de las compras por Internet. Con esta nueva tendencia, hay sectores que se ven directamente afectados, como el sector de la vestimenta y de los artículos electrónicos.

Las compras por Internet seducen por los precios. ¿El costo país pesa?

Cierto, los precios en Internet son muy atractivos. Uruguay no es competitivo y eso se ve reflejado en la lista de precios. Actualmente son importantes los costos tributarios más el costo del personal. Aquí pasamos a otro tema que no es menor. Vemos con muy buenos ojos el tema de los Consejos de Salarios, por lo menos en el mantenimiento del salario, pero aquí hubo mejoras sustanciales por concepto de recuperación y el costo del personal es costo fijo que va en aumento. En algunos sectores las ventas han ido en aumento, pero en otros están empatando y hasta bajando, de acuerdo a nuestra encuesta de comercio y servicios. Aunque el comerciante esté vendiendo más, la rentabilidad disminuye porque el costo del personal aumenta, y las ventas no aumentan en la misma proporción. Eso ha pasado, por ejemplo, en el sector de panadería, donde las ventas están iguales o decreciendo pero los insumos y los gastos de personal han continuado aumentando.

CONTROLES EN LA FRONTERA

¿Qué lugar ocupan el contrabando y el informalismo en la agenda de reclamos del sector empresarial?

Estamos hablando con la Dirección de Aduanas para mantener y profundizar los controles de la frontera para minimizar el contrabando.
Antes, la visión que uno tenía era que Uruguay estaba caro, pero Argentina estaba barato y Brasil caro o Brasil estaba barato y Argentina caro. Sin embargo, ahora Uruguay está caro pero Argentina y Brasil están baratos. Cuanto más cerca de la frontera, más malabarista debe ser el comerciante. Cuando uno va a Cerro Largo o a Treinta y Tres, hay amenazas. Nosotros bregamos para que haya oportunidades, para que los comerciantes puedan buscarle la vuelta para salir airosos. Venimos de una situación económica pujante. Hay medidas concretas que nosotros aplaudimos como el cero kilo en la frontera con Argentina. Sin embargo, el famoso Bagashopping continúa en plena vigencia. Es una señal que no es buena para el comerciante formal, el empresario que con todos sus esfuerzos estando al día con una enorme carga tributaria, todos los días tiene que estar abriendo las puertas de su comercio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)