Empesariales

JB y Pop Design forman alianza para atender a sus clientes corporativos

La comunión de estilos y productos mejorará la atención de los clientes de perfil corporativo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Jb y Pop Design

Jb es una empresa con más de cinco décadas y cuatro generaciones de experiencia en el diseño de interiores. Pop Design surgió como un proyecto independiente que ofrece una línea más fresca, con muebles y accesorios en una línea Pop Art y minimalista. Si bien cuentan con un estilo distinto, las dos empresas decidieron juntar fuerzas y formar una alianza para optimizar la atención a sus clientes de perfil corporativo. La sinergia que resulta de la mezcla de conocimiento y estilos permite proveer un mejor producto, según la necesidad de cada cliente.

Juan Blumstein, director de Jb, explica que si bien la empresa siempre contó con clientes de perfil corporativo, el número creció en los últimos años. Ante este panorama, la empresa abrió un nuevo departamento dedicado a este nicho y se unió con Pop Design en busca de mejores soluciones. Oficinas, locales comerciales, hoteles, restaurantes, residenciales y shoppings son algunos espacios que ambas empresas han trabajado en forma conjunta.

Analia Blumstein, directora de Pop Design, explica que la empresa, en base a una colección minimalista, ofrece una línea distinta, que se presenta como un complemento a la oferta tradicional de JB. "A veces los clientes requieren más color, con sillas modernas o banquetas con un toque de madera y cromado, y ahí es cuando entra Pop Design. Esto permite ampliar la diversificación de productos, siempre manteniendo la calidad", dice.

Para Juan Blumstein, el diferencial de JB es que ofrece un proyecto "a medida", que permite satisfacer las necesidades del cliente en forma exacta. La dinámica de trabajo implica que en primer lugar la empresa realice un trabajo de planta que consiste en visitar y estudiar el sitio. Luego, en una segunda etapa, se prepara una propuesta 3D que permite visualizar el proyecto culminado. Esta modalidad permite optimizar la inversión al máximo, y brindar soluciones para algunos clientes que presentan casos muy particulares. Como ejemplo, nombra los trabajos de interiores que tuvieron que realizar para empresas con una estructura basada en gerentes de distinto nivel. "En estos casos, lo que tuvimos que atender cuidadosamente es que cada uno tuviera su lugar, que se sintiera cómodo, pero al mismo tiempo marcar la diferencia de unos respecto a otros". En estos casos un trabajo a medida resulta fundamental.

A la hora de empezar un trabajo de interiores, la primera recomendación es contactar a los diseñadores desde el principio: desde la reforma o construcción del edificio. Según Juan Blumstein, algunos detalles como tomacorrientes o cables pueden parecer insignificantes, pero tenerlos en cuenta desde un comienzo permite brindar soluciones más practicas.

Otro diferencial de la empresa es la posibilidad de proveer productos desde dos lugares distintos, de acuerdo a la necesidad de cada cliente. Además de importar productos, JB cuenta con una fábrica propia, que permite una mayor creatividad en el diseño de los productos ante cada caso concreto. "Hay un mix que justamente nos da una gran flexibilidad, y por eso el cliente nos elige".

Para los próximos meses JB y Pop Design esperan profundizar esta alianza corporativa y apuntar especialmente al diseño de oficinas. También estarán lanzando una nueva colección con un perfil más estándar, para complementar lo que es el producto fabricado a medida, siempre respetando un diseño actualizado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)