NEGOCIOS

Nissan prevé crecimiento récord del sector automotor mundial en 2015

El grupo japonés estimó entre un 2% y 3% de expansión del sector, con "pocos puntos débiles", entre los que señaló a Rusia y Brasil. En el gigante suramericano apuesta a aumentar su cuota de mercado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gerente general de Nissan, Carlos Ghosn, cree que no será un año de recesión sino de "crecimiento moderado". Foto. EFE.

El presidente mundial del grupo japonés Nissan, Carlos Ghosn, pronosticó hoy en Brasil un crecimiento mundial récord del sector automotriz para 2015, liderado por China, Estados Unidos y por una incipiente recuperación europea.

Este aumento del sector automovilístico mundial, que Ghosn estimó entre un 2% y 3%, tendrá "pocos puntos débiles", entre los que se encontrarán, según proyecciones del fabricante, Rusia y Brasil, donde justamente la multinacional buscará afianzarse y obtener resultados a partir de 2015.

"No será un año de recesión, sino de crecimiento moderado, pero con desequilibrio entre mercados", afirmó Ghosn en una rueda de prensa durante la presentación de un nuevo motor de tres cilindros que se producirá en Brasil, en la fábrica que el grupo inauguró en abril pasado en Resende, en el estado de Rio de Janeiro.

Y precisamente es en el gigante suramericano donde Nissan pretende hacerse con una mayor cuota de mercado, pasando del 2,5% de participación a un 5% y superar, a partir de 2017, el 6,5% que ostenta actualmente la empresa a nivel mundial.

Una apuesta de negocio que pasa, afirmó el ejecutivo, por ampliar nuevos productos e incrementar la localización de la compañía en tierras brasileñas.

"Queremos ser una de las tres mayores marcas de América Latina y la primera japonesa", sostuvo Ghosn, quien subrayó el "gran potencial" de la industria automotriz brasileña pero pronosticó que "el mejor escenario para 2015 es un mercado estable, aunque posiblemente caerá", apuntó.

"El nivel de motorización de Brasil está muy por debajo de su potencial", señaló el también presidente de la Alianza Renault-Nissan, antes de agregar que "2014 fue muy decepcionante" porque, en su opinión, "no había razón para un declive de la industria del 7 % cuando la economía, en general, estaba estable".

No obstante, Ghosn se mostró esperanzado con el nuevo equipo económico nombrado por el Ejecutivo brasileño y liderado por Joaquim Levy como ministro de Hacienda.

Ghosn dejó claro que "a corto plazo los milagros son imposibles", pero también aseveró que 2016 puede ser "más optimista" si el Gobierno "toma buenas decisiones", medidas que la compañía observa "atentamente" antes de dar otro paso en la mayor economía latinoamericana.

Preguntado sobre el despido de 800 trabajadores de una planta brasileña anunciado hoy por la automotriz alemana Volkswagen, Ghosn aseveró que por el momento y hasta que el equipo de Levy detalle sus líneas estratégicas, ni Nissan ni (la francesa) Renault tienen previstas medidas parecidas.

"Estamos dispuestos a crecer y continuar nuestra política ofensiva en el mercado brasileño", afirmó el directivo y añadió que "las decisiones que se tomen serán de ajuste a corto plazo y no de ajuste estructural".
Ghosn recordó que no ha habido cambios en los planes de inversión de la multinacional en Brasil, que se comprometió invertir 2.600 millones de reales (unos US$ 960,4 millones) en el país.

El comentario fue en referencia a la suspensión de contrato que Nissan realizó a 279 trabajadores hace dos meses y medio, todos los cuales volvieron ayer a sus puestos de trabajo para cubrir la producción del nuevo motor, que equipará el auto Sedan Nissan New Versa, elaborado en desde este mes en la fábrica de Resende.

"Fue una medida temporal en un momento específico para adaptarnos a la realidad del mercado, pero nadie fue despedido", complementó el presidente de Nissan en Brasil, François Dossa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)