empresas

Penguin Random House adquirió Ediciones B por unos US$ 43 millones

La adquisición de la editorial española le podría dar al grupo alemán una mayor cuota de mercado del libro infantil de habla hispana y hacercarse al grupo Planeta

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En español. Random House va por el mercado hispano parlante. (Foto: AFP)

La pugna por el liderazgo de la edición en lengua española se aprieta como nunca después de que Penguin Random House (PRH) anunciara este jueves la compra de Ediciones B, división editorial del Grupo Z.

Superventas como P.D. James, John Katzenbach o Sarah Lark, pero también fenómenos de gran impacto comercial, además de notable carga sentimental, como Mortadelo y Filemón o el Capitán Trueno se suman así al catálogo de más de una decena de premios Nobel que ya posee el quinto grupo mundial y que potenciarán aún más a Penguin Random House Grupo Editorial, la filial del grupo alemán para España y América Latina. La operación, de la que no se facilitó el montante, pero que fuentes del sector cifran en unos US$ 43 millones, permite a Penguin Random House recortar notablemente las diferencias de cuota de mercado en el ámbito de habla hispana con el Grupo Planeta, líder del sector y 10º grupo editor mundial, especialmente en las áreas de literatura infantil y juvenil y en la de ficción.

La operación se habría realizado, según algunas fuentes, con notable celeridad para una adquisición de este tipo, que implica la absorción de ocho sellos (B, Bruguera, Vergara, Nova, B de Blook, B de Books, B de Bolsillo y el flamante B.cat en catalán). Incluso sorprende el montante final desembolsado, "un precio fuera de mercado", lo que indicaría el interés estratégico del grupo alemán por la absorción.

La trastienda de las consecuencias de la adquisición justificaría la cuantía, según otras voces, para las cuales PRH se habría quedado con una empresa bastante saneada tras unos turbulentos años pasados, pero cuya facturación rondaría hoy los US$ 48 millones y unos beneficios de unos tres millones, en buena parte obtenidos en los mercados de América Latina donde el sello del grupo que encabeza Antonio Asensio Mosbah está notablemente representado.

A los números, sin embargo, acompañan también los beneficios de la fusión de catálogos, que son los que sacudirán el equilibrio de fuerzas en el liderazgo del sector editorial español: la entrada en Ediciones B permitirá que best-sellers (y, en muchos casos, a la vez long-sellers) como P.D. James, Anne Rice, Katzenbach, Patricia Cornwell, David Baldacci o Deepak Chopra formen parte de Penguin Random House, que ya había intentado fichar a algunos de ellos vistas sus abultadas cifras en el continente americano. Aún más espectacular es el impacto de incorporar al ámbito de la literatura infantil y juvenil (que en España se lleva hoy una tercera parte de la facturación), amén de a la pareja de detectives creada por Ibáñez, el TBO, los Simpson, Wally, Zipi y Zape o Súper López. El fondo de Ediciones B, heredado de la extinta Bruguera, se antoja una mina sin fondo.

El resultado, según algunos analistas, es que, con cifras del ejercicio del año pasado, la suma de Penguin Random House (que hace dos años adquirió Alfaguara y otros sellos de la edición generalista del grupo Santillana) con Ediciones B les daría, por un ligerísimo margen, el liderazgo de la cuota del mercado en el ámbito infantil y juvenil que actualmente ostenta Planeta, mientras que les dejaría muy cerca en el de la ficción, donde el imperio de la familia Lara gozarían aún de un par de puntos porcentuales de ventaja. En el ámbito de la no ficción, Planeta seguiría yendo bastante por encima de su competidor. (Fuente: El País de Madrid)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)