EMPRESAS

Recomendaciones de Prosegur para enfrentar el fraude digital

Por primera vez, Prosegur participó de Segurinfo, el Congreso y Feria Iberoamericana de Seguridad de la Información, que alcanzó su 68° edición.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
digital

Martín Lebrero, responsable de Ciberseguridad para Latinoamérica de la compañía, realizó una presentación acerca de las amenazas más comunes y ofreció una serie de recomendaciones para enfrentar el fraude digital.

“Acá estamos para concientizar, ese es el principal objetivo”, aseguró Lebrero en el evento realizado en la Intendencia de Montevideo, donde llamó a los empresarios a no sentirse inmunes. “En algún momento va a ocurrir, lo marcan las estadísticas”, sentenció. Según las últimas cifras oficiales disponibles, en 2015 en Uruguay hubo 577 casos de fraude informático, un 20% más que en 2014.

En su presentación, explicó cómo prevenir los riesgos de ataque a una empresa. “Lo primero es realizar un diagnóstico de la infraestructura y las aplicaciones que se utilizan, para luego pasar a la segunda parte del trabajo, la más importante, que es la concientización de los usuarios. El eslabón más débil en cualquier sistema de seguridad es la persona”, aseguró.

La División Ciberseguridad de Prosegur ofrece servicios de consultoría en este campo. Para ello realiza pruebas destinadas a testear el grado de conciencia de los trabajadores. Por ejemplo, les envía correos electrónicos y controla si caen en “phishing” (robo de datos personales), una de las amenazas más comunes. También se testea a los empleados dejando pendrives con software malicioso en distintos lugares de la empresa, como si estuvieran olvidados. Luego se registra cuántos de ellos fueron usados en máquinas de la compañía, que terminarían infectadas si se tratara de un ataque real.

Con esto evaluamos el nivel de concientización de los trabajadores, que no suele ser alto y requiere de acciones urgentes”, afirmó Lebrero. “Los criminales suelen ser más rápidos que los que tratamos de detener el crimen. Debemos elevar el nivel para que la vulnerabilidad sea cada vez menor”, enfatizó.

Además de la rapidez con que evolucionan estas “mafias”, como las denominó Lebrero, conseguir a un hacker para cometer un ataque informático no requiere de una gran inversión. Según datos aportados por el responsable de Ciberseguridad de Prosegur, hacerse con tarjetas de crédito tiene un costo de tan solo US$ 25 dólares; hackear una cuenta de redes sociales, US$ 129 y contratar a un hacker para un ataque que dure una semana, US$ 350.

Entre las recomendaciones que dio el especialista está la utilización de plataformas de control de incidentes y correo electrónico, además del monitoreo de Internet y de la llamada Deep Web (Internet Profunda), donde “hay un mundo entero relacionado al cibercrimen”. Asimismo, destacó la importancia de que haya un fluido intercambio entre gobiernos y empresarios y que los encargados de seguridad de las empresas respondan directamente a la alta gerencia. “Esto no ocurre demasiado y lamentablemente demuestra la baja importancia que se le asigna a este tema”, afirmó.

La división de Ciberseguridad de Prosegur cuenta con una amplia experiencia e importantes capacidades. A finales de 2015, la compañía obtuvo la acreditación oficial como Computer Emergency Response Team (CERT) así como la certificación de la norma ISO 27001. Con ambos reconocimientos el equipo de Ciberseguridad acredita su capacidad para responder ante cualquier amenaza que las empresas puedan recibir en entornos digitales. Prosegur también logró en 2015 ser miembro del Forum of Incident Response and Security Teams (FIRST), una red internacional líder en la respuesta ante incidencias. Como miembro del FIRST, se han adoptado diversos compromisos que garantizan la máxima eficiencia de los servicios de ciberseguridad.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)