gestion

La reputación del CEO puede generar ganancias o pérdidas

Un perfil alto y una buena imagen del gerente general pueden atraer inversiones, retener empleados e inspirar a los talentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
negocios

La reputación es, desde siempre, muy valiosa en el mundo de las empresas. A la vez, la propia fama del CEO o número uno es un driver fundamental para cualquier compañía que busque sumar valor en el mercado, atraer nuevos talentos y sumar inversores.

Un informe de la consultora de relaciones públicas Weber Shandwick asegura que los ejecutivos de alto perfil son uno de los principales motivos de atribución del valor que tiene las compañías en el mercado. La reputación del CEO -a nivel global- pasó a ser una nueva moneda de cambio en una economía global donde las compañías negocian con su renombre día a día. Pero no hay que asustarse: se trata de sociabilidad y no de celebridad.

Por miedo al fracaso público y mediático, los CEO se manejaron siempre con un perfil bajo: sin redes sociales, sin cuentas activas online y, en muchos casos, sin dar entrevistas. Pero, según la consultora, los tiempos cambiaron: "Los CEO necesitan ser vistos y escuchados, estar en la escena internamente, externamente y virtualmente", aseguran tras un estudio realizado a más de 1700 ejecutivos de Asia, Europa y América. 

El informe reveló que el 45% de la buena imagen de estas compañías se atribuye al renombre del CEO y un 50% respondió que espera que su reputación cobre mayor importancia en un plazo de cinco años. 

Además, los ejecutivos estimaron que el 44% del valor de mercado que tienen las empresas para las cuales trabajan se le puede atribuir al renombre de quien las lidera, "lo cual demuestra que el liderazgo es un recurso que se puede cultivar y en el que vale la pena invertir".

"Lo que el CEO hace o no hace, dice o no dice, dónde y a quiénes les habla puede subir o bajar los niveles de reputación", sostienen desde la consultora. Un alto concepto del número uno trae otros beneficios: los ejecutivos aseguraron que una buena imagen del directivo más importante atrae a más inversores (87%), logra mayor atención positiva de los medios (83%) y protege a la empresa en momentos de crisis (83%).

Rubén Heinemann, director asociado de Wall Chase Executive, señala que hoy se ve un perfil más bajo que en otros tiempos, pero no obstante dice: "Hoy no te podés esconder si estás al frente de una compañía. Ya no tiene solución, es así. Hoy 140 caracteres pueden cambiar tu vida y por eso todos se cuidan".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)