GESTIÓN

Trasladar la pasión deportiva a las oficinas, el anhelo de las empresas

Jeff Sutherland y Ken Scwaber, crean la metodología Scrum, que aseguran “puede ayudar a transformar el funcionamiento de las compañías y su forma de crear, planificar y pensar”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Superior. Uruguay logró imponer su juego ante Chile y se quedó con el Sudamericano. Foto: Ariel Colmegna

Según un artículo de Eleconomista.com, la pasión y el trabajo en equipo que se observa en el rugby es innegable: para muestra el scrum o melé, su formación simbólica, donde los ocho jugadores se pasan la pelota los unos a los otros mientras avanzan como una unidad en el campo.

Sutherland y Scwaber, tras basarse en un escrito de los japoneses Hirotaka Takeuchi e Ikujiro Nonaka, crean la metodología Scrum, que aseguran “puede ayudar a transformar el funcionamiento de las compañías y su forma de crear, planificar y pensar”.

En su libro, Sutherland menciona que éste se basa en comprobar cada determinado tiempo cómo va el proyecto planeado, si apunta a la dirección correcta o si es lo que la gente realmente quiere y necesita. Cuestionarse acerca de si existen maneras diferentes de mejorarlo y lo que impide que esto suceda, es el primer paso para adoptar la metodología.

Posicionarse como la mejor compañía en el sector no es cuestión de suerte ni de hacer las cosas bien; “no hay que mejorar sólo una vez, hay que mejorar constantemente. Siempre hay que buscar algo que transformar y nunca jamás conformarse con lo que se ha logrado”, expone Sutherland.

En el Scrum el equipo es la base de la metodología, es por esto que los mejores grupos son trascendentes –piensan más allá de ser uno más y buscan ser grandes–, son autónomos –la dirección establece los objetivos, pero el personal decide cómo alcanzarlos– y son multidisciplinares –cuentan con las personas exactas para hacer lo que tienen establecido de principio a fin.

El factor tiempo es clave en el método de Sutherland, si bien “no podemos hacer que el sol se pare, si es posible hacer que el equipo se vuelque en una actividad durante un tiempo breve y luego detenerse para analizar lo que se ha conseguido, un "sprint". 

El creador del Scrum recomienda planificar elaborando una lista de las cosas a realizar durante el proyecto y ordenarlas por prioridad, lo que hará más sencillo identificar cuánto esfuerzo, tiempo y dinero se requiere para llegar a la meta establecida.

Finalmente, hay que mantener un equilibrio entre lo que se puede crear, lo que se puede vender y lo que esto puede llegar a entusiasmar a la empresa, para evitar hacer algo que nadie quiere, prometer cosas que no se pueden cumplir o vender sin entusiasmo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)