CLAVE

UNIT presentó la norma ISO 37001 sobre gestión antisoborno

En el concierto internacional Uruguay ocupa un lugar privilegiado en cuanto al bajo nivel de corrupción, liderando entre los países de la región, lo cual constituye un bien inestimable ya que este factor es considerado a la hora de planificar la inversión externa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Unit

La información fue divulgada durante la presentación de la norma ISO 37001, referida a los sistemas de gestión anti-soborno, realizada en la sede de UNIT en el marco de la celebración del Día Mundial de la Normalización.

El doctor Luis Fleitas de León, docente de Derecho Público de UdelaR, Juan Mancebo de la Junta de Transparencia Ética y Pública, el Ing. José Pedro Sintas, presidente de UNIT y el Cr. Carlos Serra y la Lic. Mónica Rosadilla, docentes del Instituto analizar lo que significa en términos económicos el flagelo del soborno a nivel mundial y cómo esta nueva norma ISO se puede convertir en una herramienta fundamental para combatirlo.

En ese marco, sostuvieron los especialistas que por lo general, cuando existe legislación sobre un tema, la tendencia es pensar que la ley se encargará que las cosas no se vayan fuera de control. Sin embargo, como se establece en la propia norma ISO 37001, en lo relativo al soborno, la ley por sí sola no es suficiente para resolver este problema.

“Por lo tanto –señaló Serra-, las organizaciones tienen la responsabilidad de contribuir activamente en la lucha contra el soborno; esto se puede lograr a través del compromiso de liderazgo para el establecimiento de una cultura de integridad, la transparencia, la honestidad y el cumplimiento”.

En relación a la nueva norma ISO 37001, Serra indicó que la misma es de interés para organizaciones públicas, privadas y sin fines de lucro, ya sean grandes, medianas o pequeñas, que comercien o no con otros países.

Indicó también que tiene la misma estructura de alto nivel que las demás normas ISO sobre sistemas de gestión, por lo que un sistema antisoborno era integrable con los demás sistemas ya implantados.

Por su parte, Fleitas de León indicó que el soborno se encuentra tipificado como delito solamente en el ámbito público, dentro de la Ley 17060. En lo que tiene ver con el sector privado la legislación uruguaya se encuentra en deuda, ya que el acto de soborno no es considerado un delito, aunque sí lo es en el caso que integre una arquitectura o ingeniería delictiva más compleja como lo pueden ser la estafa o el lavado de activos.

En función de ello, afirmó que lo anterior refuerza la importancia de la Norma ISO 37001 ya que la misma no es solamente una herramienta para utilizar hacia el interior de la organización, sino que se transforma en una herramienta de Responsabilidad Social Empresarial con respecto a la sociedad en la que se mueve, porque el soborno en el ámbito privado es tan nocivo como en el público y afecta a la sociedad y a su gobierno.

Por su parte, Sintas manifestó su orgullo porque UNIT se mantenga a la vanguardia en temas tan importantes y tan candentes para el desarrollo del país. 

“UNIT continúa preocupándose por incorporar normas en todos aquellos temas que hacen a la competitividad del país y en este caso particular, el referido a sistemas de gestión antisoborno, que tiene que ver con la transparencia con que operan las organizaciones, lo que en definitiva tiene que ver con lo números que manejan, con las oportunidades de mejora y con su capacidad de transformación para que el país funcione mejor”.

Para finalizar, manifestó que se encontraba en la Presidencia de UNIT por su fuerte convencimiento que el Instituto realiza una importante tarea para la sociedad e invitó a los presentes en convertirse en portavoces de que “el camino de la normalización es el camino de la viabilidad del país”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)