ENFOQUE

¿Cómo valorar el talento y la sabiduría de los adultos en la empresa?

Hoy en día hablar de envejecimiento es algo que nos causa sensaciones encontradas por un lado el valor de la experiencia y por el otro la negación de una etapa a la cual todos llegaremos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Valor. Conocer mucho el negocio o aportar una capacidad que la empresa no tiene es una ventaja para los más grandes. (Foto: Google images)

Actualmente existe un crecimiento acelerado de la población adulta mayor, donde la esperanza de vida es cada vez más alta, y en su mayoría, llegan a esa edad en un estado de salud mental y física cada vez mejor. Las empresas no se ven ajenas a ésta realidad y se enfrentan al desafío de valorar y saber aprovechar el talento y la experiencia acumulada.

La realidad se impone y las personas permanecen más tiempo en el sistema laboral, por ello es necesario contar con un plan de gestión basado en el reconocimiento de habilidades que posee ésta franja etaria, donde puedan trasmitir su talento y sabiduría a los más jóvenes. Esto resulta una ventaja competitiva sobre todo en las pequeñas y medianas empresas donde los recursos para la capacitación muchas veces son muy limitados.

A su vez, representa un importante impacto económico pero también psico-social ya que de ésta forma las personas se sienten más productivas y motivadas, además de favorecer la inclusión de las mismas. No olvidemos que en Uruguay existe un alto porcentaje de depresión y alrededor de los 65 años el mismo se incrementa.

Es así que nuestra mirada con respecto a la jubilación necesariamente va cambiando, ya que no es frecuente que las personas se jubilen a los 60 años por distintos motivos, no solo económico.
Otro punto no menos importante es la creencia instalada de que las personas adultas le “quitan” el lugar a los más jóvenes, desde mi experiencia ambos saberes se complementan y funcionan muy bien cuando logran trabajar en equipo.

Entrenar a las personas adultas de tu empresa para que puedan ejercer un rol de docente, asesor senior genera además un mejor clima laboral si se gestiona de forma adecuada y con una buena comunicación y planificación.

A su vez, es parte de lo que nosotros llamamos “preparación para la jubilación”, que debería paulatinamente incorporarse en las empresas como parte de la gestión humana. De ésta forma cuando la persona decida jubilarse se sentirá que brindaron todo su talento y sabiduría beneficiando al joven, la empresa y la sociedad.

Rosanna Balmelli
Consultora en Desarrollo Humanos y Coaching

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)