portafolio

Venden un accesorio que impide reclinar los asientos durante un vuelo

El objeto, llamado «Knee Defender» (defensor de rodillas), está hecho de plástico, y cuesta unos veinte euros, según informa el diario español Abc en su edición digital.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Defender

La tienda «online» GadgetDuck.com vende un accesorio de viaje con el cual se logra impedir que el asiento de adelante en el avión pueda reclinarse, garantizando así espacio suficiente para las piernas del pasajero y protegiendo sus rodillas de «viajeros agresivos», según informa la compañia en su página web..

Se coloca como tope en las barras de la bandeja del avión, impidiendo que el asiento delantero pueda reclinarse más que unos pocos centímetros.

Además, junto con el «Knee Defender», la empresa envía una tarjeta de cortesía que el viajero puede entregar a su vecino de delante, para avisarle que usará ese aparato e informarle de cuánto margen tiene para reclinar el respaldo de su asiento.

Con ella se invita, además, a los pasajeros «afectados» por este accesorio a quejarse ante la tripulación del avión si lo estiman conveniente «para ver si trabajando juntos convencemos a las aerolíneas que dejen suficiente espacio entre las filas de asientos para que la gente pueda reclinarlos sin golpear las rodillas del pasajero de atrás.

"Si las aerolíneas no protegen a la gente de golpes, aplastamientos e inmovilizaciones -problemas muy reales según los profesionales de la salud, - necesita opciones para protegerse. Hasta que haya algo mejor, o simplemente algo más, está Knee Defender», proclama la empresa en su web.

Así las cosas, este artilugio estaría dando respuesta a una demanda muy extendida entre los usuarios del avión, tal y como pone de manifiesto una encuesta publicada en septiembre de 2013 por el comparador de vuelos Skyscanner, según la cual, más del 90% de los viajeros internacionales sería favorable a instalar asientos no reclinables en los aviones.

De hecho, más del 60% reconoce haber protagonizado o presenciado alguna discusión por este motivo, por lo que una gran mayoría de los ciudadanos sería partidario de un cambio normativo e, incluso, de una prohibición generalizada.

Mientras tanto, otra encuesta realizada entre más de 900 miembros de tripulación de cabina, apunta a que el 70% de los viajeros reclina su asiento, incluso teniendo una embarazada detrás.suyo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)