ACTUALIDAD

El vino apuesta por un nuevo envase: el bag in box

Con la mira puesta en la recuperación de las ocasiones de consumo pérdidas, las bodegas apuestan al bag in box -un envase que permite consumir vino por copa, sin que se pierda la calidad del producto una vez abierto- para darle batalla a la cerveza y a otras bebidas diarias de los argentinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
r

El bag in box es una caja que tiene en su interior una bolsa plástica que almacena al vacío para evitar la oxidación del vino. La bolsa se contrae a medida que se consume, sin permitir que entre aire. 

Así, el vino tiene una vida útil mayor a los 40 días, frente a las 48 horas que dura el producto en buenas condiciones una vez que la botella es abierta.

"Apuntamos al consumidor que en la semana no abría una botella porque sabía que no la terminaría y no quería que el vino se pusiera feo. En el último tiempo es que cayó la frecuencia en el consumo, pero no la penetración de producto", dijo Juan Francisco Parajuá, gerente de marketing de Bodegas La Rosa, del grupo Peñaflor, que debutó en el segmento con dos marcas: Finca La Escondida y Hereford.

"Si uno pregunta qué porcentaje tomó vino en los últimos 30 días, el número es el mismo que hace 20 años, pero el porcentaje se reduce mucho cuando se consulta quién tomó vino en los últimos tres o cuatro días", aseveró el ejecutivo.

En el país, el bag in box es una novedad, sin embargo, se trata de una propuesta con más de 20 años y una altísima aceptación en especial en los mercados europeos. 

En Suecia significa más de la mitad de las ventas de vino; en países productores como Francia o Portugal su participación supera el 30%.

Para las bodegas locales se trata de una propuesta conocida porque para ingresar a algunos mercados como el noruego debían adaptar su vinos a este tipo de envases.

El gran desafío es vencer los prejuicios de los consumidores que asocian al vino en caja con productos de bajo precio.

La iniciativa tiene respaldo del Instituto Nacional de Vitivinicultura que capacita a las bodegas. Ahora anunció el lanzamiento de un plan para distribuir la producción de pequeños productores en el Mercado Central y los locales de la Red ComPrAr. 

Hay un hecho más: el mercado local enfrenta un sobrestock de producción que frenó el precio del vino, pese al repunte del consumo interno en los últimos meses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)