Negocios

Visa y Banco Neón de Brasil permiten compras electrónicas con una selfie

El momento de la compra, el sistema de seguridad solicita una foto en el teléfono móvil del comprador, que deberá pestañear para garantizar que está en tiempo real.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Garantía. La solución tiene una precisión de identifiación del cliente de un 99,5%. (Foto: Visa)

La multinacional de tarjetas de crédito Visa y el brasileño Banco Neon lanzaron hoy en Sao Paulo un servicio que permite al consumidor usar una selfie para confirmar la identificación biométrica del cliente en sus compras de comercio electrónico.

La autenticación por reconocimiento facial, que ya era usada por los clientes del banco 100% digital para sus transacciones, pasará a ser aplicada en las compras en Internet, con una precisión de identificación del cliente del 99,5 %, de acuerdo con la presentación de Fernando Teles, director general de Visa Brasil.

"La selfie es una forma de autentificar de una manera más conveniente una transacción financiera o de pago. Venimos trabajando con algunos clientes para mejorar la experiencia, pero la selfie mejora ya esa experiencia para el usuario final", dijo a Efe Percival Jatobá, vicepresidente de Productos de Visa Brasil.

El uso de la selfie no sustituirá la utilización de la tradicional clave numérica (PIN), para las compras físicas, o el de la huella digital.
"La discusión es menos tecnológica y más enfocada en cómo ayudar al consumidor", subrayó Jatobá.

Durante el proceso de apertura de una cuenta bancaria y adquisición de una tarjeta, el usuario envía una foto del documento de identidad, registra una contraseña numérica y su huella digital y se toma una selfie para el primer reconocimiento facial.

En el momento de la compra en internet, el sistema de seguridad y autenticación solicita una selfie en el teléfono móvil del comprador, que deberá pestañear para garantizar que está en tiempo real, y compara si ella corresponde con la foto del documento y con la que se tomó en la apertura de cuenta.

El establecimiento comercial y el propio usuario no reciben la selfie tomada en el proceso de compra, que pasa de manera codificada a un banco de datos de la institución bancaria.

"Siempre quisimos combinar la seguridad con la conveniencia, pero a veces esos procesos de autenticación de seguridad no son placenteros para hacer y la biometría, que es algo que se tiene en el cuerpo con su rostro, su ojo, su dedo, fue la combinación perfecta", señaló a Efe Pedro Conrade, presidente del Banco Neon.

Para el joven ejecutivo de 25 años, la selfie como herramienta de autenticación "tiene un potencial grande para revolucionar la forma de cómo las personas lidian con la seguridad en las transacciones financieras". (Fuente: EFE)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)