negocios

Más vivas que nunca: las marcas se suben a la "movida zombi"

En Argentina, firmas como Fantoche, Arcor y Danone lanzaron productos inspirados en la estética de los "muertos vivos", con formatos especiales, muñequitos alusivos y tatuajes "que dan miedo"; también hicieron comerciales y series sobre la misma temática

El eterno femenino de una imaginativa pintora
The Walking Dead. La serie cosecha fans en el mundo e inspira negocios en distintas marcas.

La serie The Walking Dead, la marcha callejera Zombie Walk y la película Mi novio es un zombie pusieron a los muertos vivos en el centro de la escena. De pronto, la invasión que se produjo en la pantalla se trasladó al mundo real. Pocos lo saben, pero los zombis son el símbolo del consumismo. Aunque con un poco de retraso, las marcas tomaron nota de la movida y empezaron a tomar cartas en el asunto: es así como surgieron las galletitas Fantoche Fun, las Patitas (Granja del Sol), el Chicle Cowboy Zombie (Arcor) y Serezombies, de Danone, con estética zombi, siguiendo los pasos de la pionera John Foos.

En el mundo, la ola zombi es anterior y su impacto fue mucho mayor. En México, Doritos lanzó una campaña muy fuerte con cuentos de terror, mientras que en EE.UU. se destacó la incursión en la estética de los muertos vivos de Chips Ahoy, la marca de galletitas de Mondelez. que a nivel local se comercializan con el nombre de Pepitos.

Claudio Messina, director de marketing de Fantoche, cuenta que su compañía empezó a estudiar el tema en 2015, tras darse cuenta de que en el mercado local no había ninguna marca que estuviera haciendo algo.

"Empezamos a analizar distintos conceptos de producto hasta que surgió la posibilidad de hacer unas galletitas Fun con formas de cerebro de color rosa. Estas galletitas traen un muñeco coleccionable de regalo. Son trece modelos distintos de zombis y monstruos", explica el ejecutivo.

En febrero de pasado, Fantoche presentó además un comercial de televisión con zombis y fue entonces cuando se animaron a dar el salto con una serie online. "Hicimos cinco capítulos que se pueden ver en nuestra web y tuvieron muy buena aceptación, con la visita en los primeros dos meses de más de un millón de chicos", destaca Messina. "Vamos a hacer una segunda temporada a partir de mayo de este año. La idea es hacer marketing de contenido, con producción local de bajo presupuesto", agrega.

A lo largo de este año continuarán con las galletitas Fun, que ya lanzaron y que fue su producto más vendido este año, mientras que para 2018 ya está contemplada una ampliación de la línea de productos con una estética zombi.

Molinos, con su marca Granja del Sol y su producto Patitas, fue otra de las empresas que se sumaron al "mundo zombi". Las acciones incluyeron la incorporación de "tatoos para asustar a todos", con personajes zombis en los envases de su línea de productos de pollo. Además, acompañaron el lanzamiento con un comercial titulado "Zombilandia" y en que la protagonista es una "zombibanda".

También Arcor se montó al "furor zombi". Para la celebración del último Halloween lanzó el chicle Cowboy Zombi. "Se trató de una edición limitada Halloween, que consistió en un chicle globo con tatoos de cicatrices o bichos espantosos para que los chicos pudieran lookearse", comentaron desde Arcor.

Según explica Natalia Colla, grouper de los negocios de chocolates y golosinas de Grupo Arcor, en Halloween los zombis están mucho más presentes porque el evento en sí propone disfrazarse. "Estos lanzamientos contribuyen a construir un espacio de diversión. Esta temática se eligió porque, además de estar de moda, a los chicos les encanta vestirse como zombis", acota la ejecutiva.

Posición adelantada

Más allá de los lanzamientos de golosinas y otros alimentos apuntando al público infantil, la marca precursora de la estética zombi en la Argentina fue John Foos. Ricardo Fernández Mora, director comercial de la marca de indumentaria para América Latina, recuerda que en 2013 hicieron un comercial para cine y para televisión basado en una historia de zombis. "Luego hicimos una acción en la que el Malba pasaba en forma independiente una película de zombis y nosotros invitamos a nuestra audiencia de redes sociales a lo que fue la función privada. Ahí los recibían unos «zombis» que repartían una tarjeta y pósteres de la película. Los asistentes estaban invitados también a ir disfrazados de zombis. Fue todo un año de campaña en torno al tema", relata el ejecutivo.

Fernández Mora señala que en el target al que John Foos apuntaba estaba muy de moda el tema zombi, por la serie The Walking Dead. "Veíamos que los chicos en las redes sociales eran fanáticos de los zombis y por eso lo asociamos. Todo lo que hacen los zombis ocurre en la calle y John Foos es un poco urbano también, por eso hicimos la conexión. Dio muy buenos resultados. El eslogan de ese momento era «John Foos, para caminantes vivos»".

En línea con las acciones de las grandes marcas, muchos salones de fiestas infantiles también empezaron a adoptar la moda de consumo zombi.

"Los zombis son un ícono del consumismo, porque consumen totalmente por impulso. En los nuevos consumidores, hoy poner un zombi es como poner un Superman décadas atrás", explica Messina.

Tomar la calle

Junto con las películas y las series, entre las influencias de la estética zombi también hay que incluir la manifestación Zombie Walk, que a nivel local desde hace unos años se realiza anualmente en la plaza San Martín, en Retiro. Sus organizadores explican que se trata de una "pacifestación" (reunión pública, festiva y pacífica). "Fomentamos el despertar de la conciencia social, la evolución hacia una sociedad mejor. Alentamos a que los participantes de la Zombie Walk se involucren en el cambio y colaboren con la donación de un alimento no perecedero para aquellos que lo necesitan", cuenta Ger Bernstein, fundador de Zombie Walk.

"Las marcas lo fueron tomando como referencia y nosotros nos vinculamos con ellas, con distinta suerte, porque no siempre logramos la participación que requerimos", destaca Bernstein. (La Nación / GDA)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)