NEGOCIOS

Volkswagen informó que trucó 11 millones de vehículos en el mundo

Fue para instalar un sistema informático que adulteraba los resultados en los test de polución. El hecho genera un escándalo en todo el mundo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Volkswagen. Foto: AFP

El escándalo que involucra a Volkswagen, que admitió haber adulterado pruebas de emisiones tóxicas de sus vehículos a diésel en Estados Unidos, se agudizó el martes luego de que Corea del Sur anunció que realizará su propia investigación y de que un ministro francés pidió una pesquisa en toda Europa.

Volkswagen reveló hoy que el programa informático diseñado para cometer fraudes en los test de polución, descubierto inicialmente en Estados Unidos, había sido instalado en 11 millones de vehículos en todo el mundo.

La crisis dio paso a reportes de medios respecto al inminente despido del presidente ejecutivo de Volkswagen , Martin Winterkorn, un hecho que la compañía se apresuró de desmentir.

Las acciones de la automotriz alemana se desplomaban un 19 por ciento a las 1250 GMT, extendiendo el derrumbe similar del lunes luego de que la compañía admitió haber utilizado un software para ocultar a los reguladores estadounidenses la verdadera dimensión de las emisiones tóxicas de sus autos.

La mayor automotriz de Europa podría enfrentar penas por hasta 18.000 millones de dólares en Estados Unidos, al igual que demandas colectivas de compradores y daños a su reputación, luego que los reguladores estadounidenses dijeron que los habían engañado durante más de un año.

La compañía alemana advirtió que la suma podría ser mayor, dado que los motores especiales EA 189 que fueron instalados en cerca de 11 millones de vehículos de VW en todo el mundo han arrojado "una desviación importante" de los niveles de emisiones entre las pruebas y su uso en la carretera.

VW, que durante varios años había estado transmitiendo avisos publicitarios en la televisión estadounidense elogiando sus autos "limpios a diésel", fue desafiado por las autoridades en pruebas del 2014 que mostraron que las emisiones excedían los límites federales y los del estado de California.

En un principio, la compañía atribuyó el exceso de emisiones a "varios temas técnicos" y a condiciones "inesperadas" en el uso.

Recién cuando la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y el Comité de Recursos del Aire de California amenazaron con retirar la certificación a los modelos diésel del 2016, VW decidió cambiar sus declaraciones sobre el tema, a principios de septiembre.

Rumores sobre despido de CEO

Un comité del consejo supervisor de Volkswagen tiene previsto reunirse el miércoles para discutir la crisis. La junta completa mantendrá un encuentro el viernes en torno a la situación del contrato del presidente ejecutivo Winterkorn, que inicialmente iba a extenderse hasta fines de 2018.

"Estoy seguro que habrá consecuencias personales al final, no hay dudas sobre eso", dijo un miembro del consejo supervisor, Olaf Lies, a la estación de radio alemana Deutschlandfunk.

Algunos analistas han sugerido que Winterkorn, quien recientemente superó cuestionamientos a su gestión tras despedir al presidente Ferdinand Piech, tendrá que dejar su cargo.

Winterkorn supervisaba las operaciones del departamento de investigación y desarrollo y estuvo a cargo de la marca Volkswagen entre 2007 y 2015, incluyendo el período en que se descubrió que algunos de sus autos violaban las reglas de polución de Estados Unidos.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos dijo el lunes que ampliará su investigación a otras automotrices. Reportes de medios también informaron que el Departamento de Justicia del país había iniciado una investigación penal sobre las acusaciones contra Volkswagen.

El ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, dijo el martes que se necesitaba una investigación extensa en toda la Unión Europea.
"Debe hacerse a nivel europeo", dijo Sapin a la radio Europe 1. "Somos un mercado europeo con reglas europeas. Esto es lo que debe ser respetado. Son éstas las que han sido violadas en Estados Unidos", agregó.

Hasta el momento no hubo sugerencias de que otras automotrices se hubieran involucrado en las mismas prácticas que Volkswagen.
La investigación surcoreana de Volkswagen involucrará entre 4.000 y 5.000 automóviles Jetta, Golf y Audi A3 producidos en 2014 y 2015, dijo Park Pan-kyu, vice director del Ministerio de Ambiente de Corea del Sur, a Reuters.

El ministerio considerará retirar esos vehículos después de realizar la investigación, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)