REPORTE DE OPERACIONES SOSPECHOSAS

La "antipática" norma contra el lavado que genera debate

Escribanos dicen que “no son detectives”; experto les dijo que tienen Google.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dólar. Foto: AFP

Desde 2010 un conjunto de actores ajenos al sistema financiero —como escribanos, inmobiliarias, casinos y rematadores— son obligados a reportar operaciones sospechosas de lavado de activos y realizar diligencias para conocer a sus clientes. Pese al rechazo que genera esto en los operadores locales, el experto colombiano en prevención de blanqueo de capitales, Fernando Niño, dijo a El País que "Uruguay va por buen camino" con estas medidas aunque aún debe generar "una cultura antilavado".

El ex director de la Unidad de Inteligencia Financiera de Colombia señaló que "la resistencia al cambio es normal, pero una vez que se den cuenta que están adoptando medidas que le van a generar beneficios, van a colaborar muy rápido". Entre las ventajas de aplicar una política de control contra el lavado de dinero, Niño mencionó que cuida la reputación de la empresa, brinda tranquilidad a los clientes y promueve una cultura de la legalidad.

Además, adelantó que la normativa internacional avanza hacia que todas las empresas, sin importar su actividad, deban incorporar políticas de prevención contra el blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, debiendo reportar operaciones sospechosas. Esta acción "no significa una denuncia penal ni nada por el estilo" sino un aviso a las autoridades para que investiguen, aclaró.

En esa línea, explicó que se debe avanzar en "la capacitación (de los sujetos obligados) y despejar sus dudas, para que haya confianza en lugar de temores". Como aspectos claves para tener a los agentes del lado del Estado, Niño resaltó que se deben "dar garantías sobre que habrá un manejo reservado de la información" ante cualquier reporte.

Rechazo.

Ayer la firma Baker Tilly Uruguay, dedicada a servicios de auditoría, consultoría y asesoría en prevención de lavado de activos, organizó un evento para que Niño —socio de la compañía en Colombia— y la socia de Baker Tilly en Estados Unidos, Marta Alfonso, expliquen a los agentes no financieros uruguayos como actuar para prevenir casos de lavado de activos.

Previo a sus exposiciones, el director de la firma en Uruguay, Gonzalo Hordeñana, consideró que la normativa antilavado de nuestro país es "antipática e invasiva". Detalló que pone a los sujetos no financieros "en la incómoda situación de enfrentarse a los clientes y comenzar a hacerle preguntas incomodas, algo que no le gusta a nadie" y agregó que el desafío pasa por cumplir las exigencias "sin pelearnos ni molestar a los clientes".

También habló la integrante de la comisión de prevención de lavado de activos de la Asociación de Escribanos y ex vicepresidente de la institución, Lydia López, que fue aún más crítica. "No sentimos que somos detectives y nos rebelamos frente a tener que hacer estas investigaciones", expresó.

Señaló que el reporte de operaciones viola el secreto profesional y recordó que previo a la ley antilavado "era impensable que nosotros fuéramos a dar información así de fácil". Además, indicó que "es complicado que (el cliente) no salga corriendo cuando empiezo a investigarlo".

Sin embargo, la directiva de la Asociación de Escribanos manifestó que entiende que la normativa contra el blanqueo de capitales "llegó para quedarse e ir a más" y remarcó que no se trata de un ataque a los profesionales uruguayos sino de una "exigencia mundial".

Luego tomó la palabra Niño y sostuvo que las críticas de sus antecesores "sobredimensionan un tema normal". Añadió que los escribanos "hacen un drama" cuando deben continuar haciendo la misma tarea de siempre "pero ahora dejar un registro", en referencia a la debida diligencia sobre sus clientes.

Al respecto, apuntó que los profesionales cuentan con una herramienta que hace "más sencilla" la investigación que es Google. También Alfonso se refirió al buscador y reveló que en Baker Tilly Estados Unidos tienen como norma investigar las primeras cuatro páginas de entradas que encuentren en la web sobre sus clientes.

El especialista colombiano comparó el avance de las normas antilavado con los cada vez mayores controles a los pasajeros en los aeropuertos y preguntó al auditorio si alguna vez pensaron en negarse a realizarlos. "Es cuestión de acostumbrarse", resumió.

Prevención.

Baker Tilly desarrolló un sistema de prevención del lavado de activos y la financiación del terrorismo que fue incorporado hace tres años por todos los clubes de fútbol profesional en Colombia —algunos de ellos con históricas conexiones con el narcotráfico— tras una resolución oficial que los obligaba. "Ahora los clubes hacen la diligencia debida sobre quién es un representante o quiénes son sus patrocinadores", comentó el especialista colombiano y aseguró que la llegada de marcas como Nike y Adidas a las camisetas se debió en parte a la aplicación de esas políticas.

Otro aspecto sobre el que expuso fue la "desnarcotización" del término lavado de activo, ya que el origen de los fondos pueden ser múltiples. Además, Niño analizó que Uruguay y Colombia vienen recorriendo caminos similares en el combate al blanqueo de capitales y elogió la reciente creación de la Secretaría Nacional para la Lucha contra el Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo (Senaclaft).

La metáfora del chocolate.

La socia de Baker Tilly Estados Unidos, Marta Alfonso, habló sobre la relación con los clientes y la importancia de hacer diligencias independientes —más aún si son personas conocidas o que trabajan hace años con la empresa— en cada transacción. Ejemplificó el rol de los sujetos obligados a reportar actividades sospechosas con una historia de la vida cotidiana: cuando su hija tenía tres años le pedía para ir a la cocina a tomar agua antes de dormir y volvía con las manos llenas de chocolate. "Le preguntaba qué pasó y ella decía que nada, que el agua estaba deliciosa y no había comido nada. Yo la quiero y confío en ella, pero que comió chocolate era indiscutible y esa es la diligencia que se debe hacer: profesional, independiente y un poco escéptica", relató.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)