REACCIONES A LA DECISIÓN DEL REINO UIDO

Aprobación del Brexit sacude los mercados del mundo

Las bolsas europeas se desplomaron, Wall Street opera con fuertes bajas, la libra cae a su menor valor frente al dólar en 31 años y el euro también retrocede ante la moneda estadounidense.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La libra se desbarranca y el euro se debilita. Foto: Reuters

 Las bolsas europeas se desplomaron este viernes, con pérdidas que superaron el 12% en Milán y Madrid, tras el voto favorable al Brexit en el referéndum británico, que golpeó en particular a los valores bancarios.

El índice Footsie-100 de Londres perdió 2,76%, el Dax 30 de Fráncfort 6,82%, el CAC 40 de París 8,04%, el Ibex 35 de Madrid 12,35%, su peor sesión de la historia y el FTSE-Mib de Milán 12,48%.

Por su parte, Wall Street sufría una fuerte caída tras su apertura este viernes ante el pánico que parece haberse apoderado de los mercados financieros mundiales tras la decisión de Gran Bretaña, con pérdidas de 2,16% en el Dow Jones y de 3,78% en el Nasdaq.

Globalmente la bolsa de Nueva York ha resistido mejor que las plazas asiáticas y europeas, al menos en sus primeras operaciones, la decisión británica de abandonar la Unión Europea.

El Brexit "ha puesto fin a una aventura de 40 años (...) y los mercados financieros han recogido el pánico sembrado por los dirigentes políticos en las semanas precedentes al escrutinio", comentó Chris Low, de la casa FTN Financial.

La reacción de los mercados ha sido más fuerte pues "los inversionistas estaban confiados en que Gran Bretaña se mantendría" dentro de la Unión Europea, añadió.

La Bolsa de Nueva York había finalizado el jueves con el Dow Jones en 18.011, tras un alza de 1,29% animado por los resultados de los sondeos que preveían una decisión favorable a la permanencia británica en la Unión Europea. El Nasdaq por su parte había aumentado 1,59% con un cierre de 4.910,04.

La libra se desbarranca.

La libra esterlina cayó un 10% el viernes, a 1,3228 dólares, su nivel más débil desde antes de 1985, luego que la mayoría de los británicos votó por dejar la Unión Europea, lo que provocó un movimiento global del capital a activos considerados seguros, como el yen y el franco suizo.

Además de los mayores movimientos históricos de la libra, el euro también se depreciaba con fuerza frente al dólar, pues se prevé que esa divisa enfrente dificultades por el impacto del "Brexit" en la economía de la zona euro.

El primer ministro británico, David Cameron, que abogaba por la permanencia en la UE, renunció al cargo. Analistas esperan meses de trastornos políticos y económicos, que tendrían un efecto mayor sobre los mercados británicos del que tuvo sobre la libra el "miércoles negro" en 1992, cuando Gran Bretaña fue forzada a retirar su moneda del Mecanismo Europeo de Cambio (en inglés ERM).

Operadores dijeron que el repunte se debió a que el jefe del Banco de Inglaterra, Mark Carney, afirmó que la entidad estaba preparada para dar apoyo extra a la moneda.

El euro era presionado contra la mayoría de las otras monedas porque los inversores temen que el "Brexit" pudiera provocar movimientos independentistas en otros países europeos. El domingo hay elecciones en España tras una votación en diciembre que no tuvo resultados concluyentes.

El euro cayó a 1,0912 dólares, un mínimo desde marzo, antes de recuperarse a 1,1050 dólares, con lo que mantiene un declive de 2,93 por ciento en la jornada. La moneda única perdió casi un 2 por ciento contra el franco pero posteriormente repuntó a 1,08 francos, una baja de 1 por ciento.

Durante el último mes, la demanda por el yen había crecido sostenidamente debido a la ansiedad por el referendo. El dólar cotizaba en 102,39 yenes, tras hundirse a 99, un retroceso de 6,7 por ciento y la primera vez que la divisa estadounidense cae bajo las 100 unidades desde 2013.

La apreciación de la moneda japonesa mantiene las expectativas de que el banco central japonés intervenga en el mercado e incluso que se produzca una acción coordinada del Grupo de los Siete en las próximas semanas.
El ministro de Finanzas japonés, Taro Aso, dijo que el primer ministro del país lo instruyó a cooperar con el Banco de Japón y a realizar consultas con el G-7 en respuesta a los movimientos del mercado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)