RESERVA FEDERAL

Aumento de tasas en pausa, algo positivo para Uruguay

Idea de la Fed de subir 2 veces en el año parece quedar de lado tras Brexit.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Janet Yellen, presidenta de la Fed encabezará dos reuniones.Foto: Reuters

Un aspecto positivo para Uruguay que parece dejar la salida del Reino Unido de la Unión Europea —el Brexit—, es que demorará más la suba de tasas por parte de la Reserva Federal (Fed). Esa pausa, tiene dos efectos claros: una menor presión al alza del dólar y acceso al financiamiento a tasas de interés razonables.

Tras el Brexit, operadores de futuros de tasas de interés en Estados Unidos incluso comenzaron a sopesar una pequeña posibilidad de un recorte de tasas, y muchos creen ahora que hay pocas chances de subirlas hasta fines del próximo año.

La tasa de interés que fija la Fed es el "precio" de la moneda que emite ese banco central: el dólar estadounidense.

"Te puedes olvidar de un alza de tasas en el corto plazo", dijo Thomas Costerg, economista de Standard Chartered Bank. "Lo que me preocupa es que la votación del Brexit pueda convertirse en una piedra en el zapato que frene el panorama de crecimiento de Estados Unidos", agregó.

La volatilidad en los mercados el año pasado, la fortaleza del dólar en los últimos dos años, los bajos precios del petróleo y el crecimiento enlentecido de los socios comerciales de Estados Unidos han mantenido a la Fed refrenada.

De hecho, la Fed resolvió la primera suba de tasas desde junio de 2006 a fin del año pasado y fue moderada. Así, las tasas que estuvieron en 0%-0,25% por siete años, pasaron a 0,25%-0,50%.

A comienzos de 2016, los analistas esperaban tres alzas de tasas durante el año. La Fed comunicó su intención de realizar dos incrementos. Pero, cuando va casi la mitad de 2016 y por las razones antedichas aún no se produjo ninguna suba.

Ahora, el Brexit suma presión para que sigan en el nivel actual. De hecho, previo al referéndum británico del jueves pasado, la presidenta de la Fed, Janet Yellen, había advertido que el Brexit podría afectar negativamente las condiciones financieras y el panorama de la economía estadounidense.

Al comité de política monetaria de la Fed (FOMC) le quedan cuatro reuniones en 2016. Para las tres primeras, la expectativa de que aumente las tasas entre los analistas es de 0%. Para la última, es de apenas 10,3%. De hecho, es algo mayor la expectativa de una reducción de tasas con entre 10% y 15% de los encuestados para las próximas reuniones.

Positivo.

El socio de Vixion Consultores, el economista Aldo Lema dijo a El País que "previo" al Brexit estaba la amenaza de la suba de tasas de interés por parte de la Reserva Federal.

Pero, ahora "el mercado está descontando que la tasa de interés permanece en Estados Unidos en el nivel actual por un año. Ese es un escenario distinto y diferente que atenúa parte de los costos del Brexit", afirmó.

El economista jefe de KPMG, Marcelo Sibille dijo a El País que "en los mercados financieros, no me sorprendería que Estados Unidos demore el aumento de tasas de interés después de esto. En la próxima sesión de la Reserva Federal que presumíamos podía haber un nuevo ajuste al alza de las tasas creo que no lo van a hacer, que lo van a suspender al menos una reunión más, a la espera de ver como se acomodan las cosas después del Brexit".

Agregó que eso "no es una mala noticia para el Uruguay, es decir la tasa de interés internacional seguiría baja durante algún tiempo más".

Lema coincidió que "un escenario más prolongado de tasas de interés bajas en el mundo y en particular en Estados Unidos, es un elemento" que de algún modo "impacta positivamente" en Uruguay.

"Sigue siendo muy relevante para Uruguay lo que pase en Estados Unidos", añadió.

Según señaló la consultora CPA Ferrere en un informe para clientes "las novedades en Europa supondrán una nueva corrección a la baja sobre el timing de la suba de tasas, lo que continuará manteniendo en pausa la transición financiera internacional".

Para CPA los efectos de esto es que "si bien en estos días el dólar se fortalecerá por su condición de activo seguro, el hecho de que la Fed difiera en el tiempo el proceso de normalización financiera quita presiones sobre las tasas de interés, el dólar y el financiamiento internacional en el mediano plazo".

Una menor presión al alza en el dólar, puede dar una mano al gobierno en que la inflación se estabilice (aunque en niveles de 10%) y en que la relación deuda/Producto Interno Bruto —tan mirada por las calificadoras de riesgo— suba algo menos. La contracara es que una suba más lenta del dólar en Uruguay, demorará la recuperación económica.

Además, hay otros efectos. "En un contexto de tasas de interés bajas si Uruguay logra mantener su grado de inversión (que dan las calificadoras) le va a permitir tener acceso al mercado de deuda a tasas que van a seguir siendo favorables, es la parte de alguna manera favorable (del Brexit), es por malas razones porque hay tasas bajas por un escenario mediocre a nivel mundial, pero que en general tienden a ayudar a América Latina", afirmó Lema.

"Un escenario con tasas altas en Estados Unidos sería un escenario mucho más complejo", agregó.

Un tercer efecto es menos claro, pero aún así positivo para Uruguay. "Un contexto de tasas bajas siempre suele ayudar" a atraer inversión, indicó Lema. "La inversión extranjera suele responder al escenario de tasas mundiales y en un escenario de tasas bajas es un factor que juega a favor en América Latina", concluyó.

Cuánto durará y cuán lejos irá

El asunto ahora para la Fed y para los bancos centrales del mundo es cuánto tiempo durará el shock y cuán lejos irá. Muchos inversores y economistas están preocupados de que la votación pueda deteriorar el alicaído crecimiento económico de Europa.

"Depende de cuánto empeoren las cosas y del tiempo que dure esto", dijo Roberto Perli, socio de Cornerstone Macro LLC. "El problema con intentar predecir resultados es que en este escenario hay demasiadas incógnitas inescrutables", agregó. Por las dudas, la Fed se declaró lista para suministrar liquidez en dólares a otros bancos centrales para enfrentar las presiones que deja el Brexit. Con ello, busca "prevenir efectos negativos sobre la economía de Estados Unidos", señaló la Fed y agregó que "monitorea cuidadosamente la evolución de los mercados".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)