finanzas

BCE mantiene tasa de interés clave sin cambios en 0,05%

El Banco Central Europeo busca impulsar la economía y acelerar la inflación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Unión Europea pasa a tener un miembro más a partir de mañana.

El Banco Central Europeo mantuvo el jueves sin cambios su tasa de interés clave en un mínimo histórico de 0,05 por ciento en una reunión en Malta, mientras imprime dinero para impulsar a la economía y acelerar la inflación.

La decisión de mantener el costo del crédito sin cambios era ampliamente esperada después de que el BCE redujo los tipos a mínimos históricos hace más de un año y dijo en reiteradas oportunidades que había alcanzado el "límite inferior".

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, dijo el jueves que la política monetaria por sí sola no puede resolver los problemas económicos de la zona euro y pidió a los países miembros que adopten medidas en paralelo.

"La política monetaria no puede ser lo único en la mesa", dijo en una rueda de prensa en Malta. "Todos los países deberían impulsar políticas fiscales compatibles con el crecimiento".

El crecimiento anual en la zona euro está siendo cercano al 1,2 por ciento, aunque hay una gran brecha entre los países.

Draghi dijo que gran parte de esa distancia podría ser atribuida a los esfuerzos hechos por los países para flexibilizar sus economías y, en particular, reducir su deuda.

"Es bastante evidente que una gran cantidad de deuda (daña) el crecimiento", señaló.

En relación a la economía del bloque, Draghi afirmó que hay muchos riesgos negativos, lo que obligará a un reexamen de las políticas del BCE en su reunión de diciembre.

"Los riesgos para el panorama de crecimiento de la zona euro siguen siendo bajistas, reflejando en particular la creciente incertidumbre por los desarrollos en las economías de mercados emergentes, que tienen el potencial de presionar más al crecimiento mundial y a la demanda externa por las exportaciones del área del euro", señaló.

En relación al programa de alivio cuantitativo, por el que el BCE compra activos por valor de 60.000 millones de euros al mes, con la esperanza de impulsar la inflación, el crédito y el crecimiento, Draghi indicó que "se desarrolla con fluidez y sigue teniendo un impacto favorable".

No obstante, precisó que la caída de los precios de las materias primas y la preocupación por los mercados emergentes hacen que las presiones inflacionarias sigan siendo negativas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)