PÉRDIDA DEL GRADO INVERSOR

Brasil puede evitar el riesgo de otra baja

La decisión de Standard & Poor’s de quitarle a Brasil la calificación de grado de inversión pone presión sobre las otras agencias de evaluación de crédito para que sigan sus pasos, pero el gobierno aún puede tener tiempo para evitar una nueva baja de su nota a la categoría especulativa que le costaría miles de millones de dólares.

Si bien muchos analistas consideran que es cuestión de tiempo antes de que Fitch Ratings o Moody’s también bajen a Brasil a categoría especulativa. Ambas agencias han dicho que no tienen prisa para tomar esa decisión.

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, necesita tiempo para conseguir y consolidar un consenso político para recortar el presupuesto, especialmente ahora que la economía se enfrenta a la peor recesión en un cuarto de siglo. Una segunda baja de calificación tendría un mayor impacto en el mercado que la primera, porque a muchos fondos de pensiones extranjeros y otros grandes inversores se les exige vender los bonos una vez que dos agencias colocan la deuda del país es especulativa.

La decisión además sacaría a los activos brasileños de los índices de alta calidad que siguen los fondos pasivos, los que simplemente buscan igualar el desempeño de los índices. JP Morgan estima que inversores pasivos y activos podrían retirar US$ 20.000 millones de deuda soberana y de empresas. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)