DEUDA URUGUAYA

La brecha entre el gobierno y Moody’s sobre deuda

Pese a ello, no son suficientes para alterar análisis de solvencia.

La calificadora de riesgo Moody’s publicó un "Comentario sobre Uruguay" en el que analizó las diferencias entre el gobierno y la firma respecto a cómo considerar el déficit fiscal y la deuda. La brecha se da hace varios años y la agencia explicó si influye en su diagnóstico.

"Las autoridades también reportan una serie que consolida el gobierno central y el Banco de Previsión Social (BPS). Dado que el BPS actúa como el instituto de seguridad social, este nivel de agregación está muy cerca de nuestro nivel de las administraciones públicas y es más adecuado para nuestro análisis de la definición de sector público de las autoridades" (que también incluye al Banco Central y al Banco de Seguros del Estado), explicó Moodys.

"Debido a que las finanzas de la BPS tienden a estar en o cerca del equilibrio, el déficit global es el mismo para ambas series", indicó.

"Estos cambios estadísticos no afectan a los indicadores de deuda de Uruguay", afirmó.

"Las estadísticas oficiales de deuda reportan números en dos niveles de agregación: gobierno central y el sector público. El nivel del sector público incorpora la deuda del banco central, que incluye instrumentos utilizados para las operaciones monetarias. Debido a esto, esos números de deuda del sector público de Uruguay no son comparables a los que usamos cuando se mira en otros soberanos. Por consiguiente, en ausencia de números de deuda pública en general, utilizamos la deuda del gobierno central, que creemos que es más coherente sobre una base comparativa global con la utilizada para otros soberanos", expresó.

Indicó que "al informar sobre las proporciones de deuda sobre el Producto Interno Bruto (PIB) del gobierno central, ha habido un persistente, aunque pequeña, diferencia entre nuestras estimaciones y las oficiales". Es que Moodys "utiliza el tipo de cambio de fin de periodo para obtener el equivalente en pesos uruguayos de la deuda denominada en monedas extranjeras" mientras que el gobierno emplea "la metodología nacional, que han utilizado constantemente durante muchos años" y que es aplicar un tipo de cambio promedio para el PIB y un tipo de cambio de fin del período para la deuda, explicó. "En la práctica, lo que vemos es que la brecha entre los ratios de deuda/PIB de Moodys y de las autoridades se ensancha cada vez que el tipo de cambio se aprecia o se deprecia considerablemente" pero, "esas diferencias (...) no materialmente son suficiente para alterar nuestra evaluación de la solvencia del Uruguay", afirmó la calificadora.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)