La fuerza del billete verde

La calma volvió a las bolsas pero dólar sigue imparable

En las últimas cinco jornadas, el billete verde aumentó 2,38% en Uruguay.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mercados repuntaron por precio del crudo y buenos datos de EE.UU. Foto: AFP

La semana de mayor turbulencia en los mercados financieros en varios meses, terminó con un rebote de las bolsas y el precio del petróleo, alentados por buenos datos económicos en Estados Unidos y Europa. A su vez, Japón busca una acción coordinada del G-20 (grupo de países que integran Estados Unidos, China, Brasil, Argentina, Alemania, Francia, Inglaterra, Rusia, entre otros) ante la volatilidad financiera (ver aparte).

En ese contexto, el efecto en Uruguay fue una nueva suba del dólar interbancario, de 0,45% en este caso, que lo llevó al mayor valor desde el 10 de septiembre de 2002: $ 31,826 (en el promedio de las operaciones de ayer).

El aumento "punta a punta" (entre ayer y el viernes pasado) fue de 1,82%, lo que supuso la séptima semana consecutiva de ascensos, con un circuito que mostró una fuerte y persistente presión compradora y a pesar de las ventas realizadas por el Banco Central (BCU).

En las últimas cinco sesiones (en esta semana lunes y martes no hubo operativa por el feriado de carnaval), el tipo de cambio dio un salto de 2,38%. A su vez, acumula un avance de 2,64% en febrero.

De hecho, el ritmo de aumento de la moneda estadounidense es mayor al del año pasado, ya que entre fin de 2015 y ayer llevaba un alza de 6,54%, fente al 1,6% que había subido entre fin de 2014 y el 12 de febrero de 2015. Es decir, un incremento cuatro veces mayor para el mismo período.

Al público, el Banco República (BROU) subió ayer respecto al jueves 15 centésimos la cotización hasta $ 31,35 para la compra y $ 32,35 para la venta. La variación semanal fue de un incremento de 60 centésimos.

Los operadores locales mostraron una enorme disposición a comprar dólares esta semana, como consecuencia de la inestabilidad internacional y a los buenos niveles de liquidez.

Dicha tendencia llevó a que el BCU debiera intervenir, al igual que en la semana anterior, de manera intensa. De hecho, en las tres sesiones de la semana vendió un total de US$ 53,2 millones, de los cuales US$ 48,2 millones fueron ventas al contado (spot) y los restantes US$ 5 millones fueron a futuro (forward).

El mayor dinamismo del mercado local se vio reflejado en una abultada operativa. Por medio de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se operaron US$ 81,5 millones.

El otro efecto que se vio en Uruguay de la turbulencia internacional, fue la suba del riesgo país de 19 puntos en la semana para cerrar ayer en 321 puntos básicos.

El riesgo país UBI, de República AFAP, alcanzara el jueves su mayor nivel desde mediados de julio de 2009 (329 puntos). Así, los bonos globales uruguayos tuvieron una semana de mucha volatilidad, acompañando la tónica externa.

Hacia arriba.

Wall Street cerró ayer en alza tras buenos indicadores de las ventas minoristas en Estados Unidos y una fuerte alza del precio del petróleo. El índice industrial Dow Jones ganó 313,66 puntos (+2%) a 15.973,84 puntos.

El índice S&P 500 avanzó 35,70 puntos (+1,95%) a 1.864,78 unidades mientras que el tecnológico Nasdaq aumentó 1,66% con un avance de 70,67 puntos a 4.337,51.

"Es un rebote que se apoyó en el precio del petróleo y ventas minoristas mejores de lo previsto y también en la convicción de que los precios llegaron muy abajo" comentó Sam Stovall, de la firma Standard and Poors Capital IQ.

En tanto, Las bolsas europeas tuvieron ayer un fuerte repunte después de una semana catastrófica, impulsadas por los valores bancarios y alentadas por un aumento del precio del petróleo y buenos datos del crecimiento en Alemania.

El índice FTSE-100 de Londres subió 3,08%, el Dax-30 de Fráncfort 2,45% y el CAC-40 de París 2,08%. El FTS-Mid de Milán ganó por su parte 4,70% y el Ibex-35 de Madrid 2,25%.

La bolsa de Tokio cerró en cambio con una fuerte caída de 4,84% durante la sesión y un 11,10% en la semana en su conjunto, víctima de una fuerte subida del yen, que afecta al sector exportador.

Los factores detrás de esta recuperación de las bolsas en Estados Unidos y Europa son el buen dato de ventas minoristas en el primero, el crecimiento económico en la segunda (ver nota aparte) y el repunte del petróleo.

El gasto del consumidor estadounidense pareció cobrar impulso en enero, ya que las familias aumentaron las compras de una variedad de productos, en una señal de que el crecimiento económico tiende a repuntar tras desacelerarse a fines del 2015.

El Departamento de Comercio dijo ayer que las ventas minoristas que excluyen autos, gasolina, materiales de construcción y servicios alimenticios subieron un 0,6% el mes pasado tras un declive de 0,3% en diciembre que no fue revisado.

Las llamadas ventas subyacentes ayudan a elaborar una medición más exacta del componente del gasto del consumidor en el Producto Interno Bruto (PIB). Economistas encuestados por Reuters estimaban que las ventas minoristas subyacentes subirían un 0,3% en enero.

En el caso del petróleo, el barril de crudo Brent (referencia en Europa y para Ancap) aumentó 10,97% ayer y cerró en US$ 33,36. Por su parte el barril de West Texas (de referencia en Estados Unidos) tuvo un alza de 12,32% ayer, la mayor diaria desde el 19 de febrero de 2009 y cerró en US$ 29,44.

Japón pide que el G20 actúe.

Las autoridades japonesas dijeron ayer que buscarán una respuesta global de los países del G-20 a la turbulencia en los mercados, luego que el gobernador del banco central de Japón, Haruhiko Kuroda descartara que la ola vendedora haya surgido por la decisión de la entidad de adoptar tasas de interés negativas.

En un hecho que destacó la alarma de Tokio sobre la incesante caída en los precios de las acciones, el primer ministro japonés, Shinzo Abe, discutió con Kuroda por primera vez en casi cinco meses sobre la economía y el mercado global.

"Expliqué el enfoque del Banco de Japón sobre el alivio cuantitativo y cualitativo con tasas de interés negativas y sus efectos", dijo Kuroda en declaraciones a la prensa a la salida de la reunión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)