Es la cuarta vez consecutiva, ante el enfriamiento del PIB

China recorta tasas de interés para impulsar su economía

El Banco Popular de China (BPC) recortó ayer su tasa de interés de referencia 25 puntos básicos hasta un 4,85%, la cuarta reducción desde noviembre, para impulsar un crecimiento económico que continúa enfriándose.

El BPC también redujo los tipos para depósitos referenciados a un año en el mismo nivel, hasta un 2%, según un comunicado de la entidad publicado en su página web, que añade que las medidas entrarán en vigor de inmediato.

Igualmente, rebajó el coeficiente de reservas obligatorias (RRR en sus siglas inglesas) para bancos comerciales que sirven en áreas rurales, agrícolas y a pequeños negocios en 50 puntos básicos, y dijo que el RRR para las compañías financieras será reducido 300 puntos básicos. El Banco Central chino ya había recortado su tasa de interés de referencia en 25 puntos básicos, hasta un 5,1%, y los tipos para depósitos referenciados a un año la misma cantidad, hasta el 2,25%, en mayo.

El BPC dijo el viernes que toma las medidas, que no sorprenden a los analistas, para impulsar la economía china, que se enfría a niveles no vistos desde la crisis financiera global.

En este sentido, la Academia Nacional de Estrategia Económica (NAES, por sus siglas en inglés), perteneciente al gobierno, pronosticó que el país crecerá un 6,93% interanual en el segundo trimestre del año, por debajo del 7% registrado en el primero, que también es el objetivo anual del Ejecutivo.

Un directivo de la organización, Gao Peiyong, dijo, poco antes del anuncio del BPC, que se esperan más rebajas en las tasas de interés y del coeficiente de reservas obligatorias en la segunda mitad de año, y aconsejó impulsar la inversión en infraestructura para aumentar el crecimiento.

Los economistas llevan tiempo adelantando estas medidas, después de que el PIB creciera un 7% en el primer trimestre del año, su menor ritmo de expansión desde 2009. No obstante, muchos expertos consideran que la bajada de las tasas de interés puede ayudar a estabilizar las expectativas, pero que tiene que ir acompañada de un refuerzo de la política fiscal y una flexibilización de la política monetaria.

El primer ministro chino, Li Keqiang, dijo esta semana que los fundamentos de la economía son buenos y que los principales indicadores están mejorando, aunque el Gobierno reforzará los ajustes para lograr sus objetivos de política.

El crecimiento económico anual de China se desaceleró a un mínimo en seis años del 7% en el primer trimestre, afectado fundamentalmente por un enfriamiento en el sector inmobiliario. Datos recientes mostraron una pérdida de impulso en camino al segundo trimestre, aunque dos sondeos privados mostraron signos de estabilidad en junio, después de que el gobierno adoptó medidas de estímulo para combatir una desaceleración extendida.

Para el primer ministro, Li Keqiang, "en la actualidad, los fundamentos económicos son buenos porque indicadores como producción industrial, inversión, consumo, exportaciones e importaciones se han estabilizado". EFE / REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)