CRÉDITO AL CONSUMO

Consumo financiado: crece y suma US$ 4.280 millones

Empresas del sector enfrentan el desafío del aumento de la morosidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
9° Congreso Nacional de Crédito. Foto: A. Colmegna

En un año de estancamiento de la economía y un consumo que no repunta, el crédito otorgado al sector familias siguió en aumento, aunque en los últimos seis meses está estabilizado. Esa es la visión de analistas y empresas que están en el mercado.

Por otro lado, se vio un leve aumento de la morosidad, asociado al deterioro de la situación en el mercado laboral, agregaron.

A su vez, la caída del dólar, la perspectiva de mayor salario real y la mejora de expectativas podrían generar espacio para cierta reactivación del consumo y por ende del crédito. Eso quedó en claro ayer en el 9° Congreso Nacional de Crédito, Consumo, Riesgo y Recupero organizado por la firma CMS.

La gerente senior de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Tamara Schandy presentó el panorama económico y del sector.

"El crédito a las familias (hipotecario, automóviles y consumo) ha tenido una evolución creciente en los últimos meses y mantiene el dinamismo", apuntó Schandy. A fin de septiembre, se ubicaba en US$ 6.707 millones, con un crecimiento de 12% respecto a septiembre de 2015.

Si no puede ver la gráfica haga click aquí

"El mercado crece más que la inflación (8,9% en 12 meses a septiembre) y el PIB (1,4% en el segundo trimestre), pero con una dinámica distinta. En octubre 2015-marzo 2016 crece mucho (+10%) y en abril-septiembre (de 2016) se ha quedado en niveles más parecidos (+2%)", añadió.

El crédito al consumo, ha tenido "una dinámica parecida, con un aumento más fuerte en el semestre cerrado a marzo y prácticamente estable en el semestre cerrado a septiembre", indicó la analista.

El crédito al consumo totalizaba US$ 4.280 millones a fin de septiembre, con la mitad en manos del Banco República —BROU—.

"El desempeño es muy dispar según el jugador. Los bancos mostraron un fuerte enfriamiento pero las empresas financieras no bancarias aún crecen a tasas similares a años previos", indicó Schandy.

En un panel posterior, la presidenta de ANDA, Elisa Facio destacó que 2016 fue "un buen año, a pesar que los pronósticos eran muy malos". El gerente general de Emprendimientos de Valor (financiera del banco BBVA), Daniel Saks señaló que "fue un año de consolidación, pero no de crecimiento como teníamos planeado".

A su vez, el gerente general de Cabal (tarjeta de crédito), Marcelo Caig dijo que su empresa tuvo "un crecimiento muy importante este año" ya que a "a partir de la ley de Inclusión Financiera sumamos el procesamiento de vales de alimentación, lo que nos dio un empuje muy importante".

Para las empresas financieras "la rentabilidad sigue siendo alta" con casi US$ 100 millones, dijo Schandy. De todas maneras, eso es "dispar" en las empresas al medir la rentabilidad sobre los activos.

Saks de Emprendimientos de Valor planteó como un desafío desarrollar la rentabilidad en un contexto de estancamiento económico.

"Los segmentos que atendemos necesitan del crédito y viven del crédito, sería un gran problema que se detuviera el crédito" a ese segmento, puntualizó Saks. "Este esbozo de crisis hace que la gente piense y se predisponga de manera distinta a acceder al crédito", añadió.

Morosidad y fondeo.

Schandy planteó que como "reflejo del enlentecimiento económico" la "morosidad" viene subiendo "desde hace varias mediciones". En ese sentido, la "mora está aumentando en el Banco República (BROU) y en las financieras" mientras que "en los bancos privados sigue más o menos estable", expresó. El porcentaje de créditos vencidos (morosos) sobre el total de préstamos al consumo era de 3,3% en el BROU a fin de agosto, de 5,8% en los bancos privados y de 17,6% en las financieras.

Facio de ANDA dijo que se logró "mantener la morosidad" y explicó que eso es parte de haber "profesionalizado mucho" la "originación de los créditos" con elementos que "no se manejaban en ANDA".

A su vez, Saks señaló que en Emprendimientos de Valor la tasa de morosidad "es muy baja, no de dos dígitos como en la industria" y eso tiene que ver "con la forma de crecimiento" no agresiva. "Eso nos hace perder porción de mercado, pero es parte de la estrategia del grupo (BBVA)", agregó.

El otro problema que va a enfrentar parte del sector es el encarecimiento del fondeo. Las empresas financieras (que son prácticamente un tercio del mercado de préstamos al consumo), no pueden tomar depósitos (a diferencia de los bancos) para poder dar créditos. Por eso deben fondearse con préstamos y la tasa de interés que pagan va en relación al mercado.

Para Schandy, "con presiones inflacionarias aún persistentes, el Banco Central seguramente continuará implementando una política monetaria contractiva. Ello supondrá costos de fondeo elevados para el negocio del crédito al consumo".

De todas maneras, "en el correr del año que viene, deberíamos estar viendo cierto afloje de la política monetaria", agregó la gerente senior de Deloitte.

Otro factor para 2017 es que "el descenso del tipo de cambio (ver aparte) y la mejora del clima de expectativas podrían alentar un mayor consumo de bienes durables. Sin embargo, la menor expectativa devaluatoria respecto a lo previsto un tiempo atrás, impone un sesgo negativo desde la óptica de la reactivación económica (en tanto el sector exportador seguirá enfrentando restricciones de competitividad)", afirmó.

Escenario algo más favorable para 2017.

La gerente senior de Asesoramiento Financiero de Deloitte, Tamara Schandy dijo que "la economía tuvo un freno muy notorio en el último año y medio, pero nuestro escenario base de proyección asume un contexto macroeconómico algo más favorable para 2017-2018 (aunque el grado de incertidumbre aún es relevante)". En ese sentido, proyecta que este año, el Producto Interno Bruto (PIB) crecerá 0,5% y el año que viene otro 0,5%, ya que para 2017 está prevista la parada por mantenimiento de la refinería de Ancap "lo que le saca más o menos 0,5 puntos porcentuales de crecimiento al PIB porque pesa mucho en la industria". El consumo privado estaría estancado este año y crecería 0,5% en 2017 y la inflación cerraría en 8,6% en este año y en el próximo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)