Suba fue de 4% frente al 14,5% del año previo; depósitos aumentan 5,6%

Crédito bancario con menor crecimiento en ocho años

El crédito bancario a empresas y familias —excluyendo los otorgados por el Banco Hipotecario, dado que no presentó balance a la fecha— se desaceleró en 2014 respecto al año anterior y avanzaron un magro 4,4% durante el año, luego de un incremento de 14,5% en 2013, 16,9% durante 2012 y 27,2% durante 2012. Este avance configura el menor incremento anual desde por lo menos 2006.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Casa Central del Banco República. Foto: Archivo El País

Según el boletín de la Superintendencia de Servicios Financieros, divulgado ayer por el Banco Central (BCU), el total de créditos concedidos por el sistema bancario cerró el año en US$ 13.141 millones, de los cuales US$ 4.617 millones corresponden al Banco República (BROU) y US$ 8.525 millones fueron otorgados por los bancos privados.

Cabe recordar que el tipo de cambio aumentó 13,8% durante el 2014, lo que impactó a la baja la medición en dólares de los créditos otorgados en moneda nacional (que de todas maneras son el porcentaje menor).

Adicionalmente, algo que pudo haber afectado a la desaceleración en el crédito bancario, fue la política monetaria contractiva puesta en marcha en junio de 2013, pero explicitada fuertemente en 2014.

La mayor institución privada en cuanto a stock de préstamos es el Banco Santander, con un total de US$ 2.419 millones, seguido por el BBVA con US$ 1.745 millones y el Banco Itaú con US$ 1.724 millones.

El mayor crecimiento relativo en los montos de créditos otorgados durante el año frente al cierre de 2013 fue en el Discount Bank, concediendo US$ 20 millones más de préstamos para totalizar US$ 170 millones. Le siguió el HSBC, donde el aumento fue de US$ 90 millones para alcanzar a US$ 835 millones.

El BROU por su parte, es responsable por el 35% del mercado y alcanza los US$ 4.617 millones luego de haber avanzado 3,6% frente a 2013.

En 2015 comenzará a implementarse —en forma gradual— el cobro de salarios por medios electrónicos (cuenta bancaria, tarjeta prepaga o dinero electrónico). Los asalariados deberán comenzar a optar por un banco o emisor de dinero electrónico y eso puede dar impulso al sector. Es que los bancos podrán dar préstamos a descontar del sueldo, con lo que se esperan menores tasas de interés. Esto podría redinamizar el crédito bancario.

Depósitos.

En lo que refiere a los depósitos, aunque también se desaceleraron, el crecimiento en el año fue de 5,65%, mayor al de los créditos, hasta US$ 27.166 millones. En 2013 habían crecido 8,7%.

En este sentido, el 42% de los ahorros de empresas y familias depositadas en el sistema bancario se encuentran en el BROU, que alcanza a US$ 11.458 millones tras aumentar más que el sistema en su totalidad y avanzar un 5,9% en el año.

De los privados, la mayor institución es el Banco Santander, con un total de depósitos de US$ 4.387 millones, seguido por el Itaú con US$ 3.385 millones y el BBVA con US$ 2.806 millones. El mayor crecimiento relativo lo tuvo el Banco Nación, con un incremento en sus depósitos de 21%, seguido por el BBVA, en donde el avance fue de 10,4%.

Ganancias.

El negocio global de los bancos fue positivo en 2014, y la totalidad de las instituciones ganaron US$ 313 millones. De ese total, US$ 178 millones fueron del BROU, mientras que el resultado de los privados fue positivo en US$ 134 millones. Sin embargo, el resultado de la institución estatal fue el menor desde 2010, cuando había ganado US$ 145 millones. En particular, en 2013 el BROU había ganado más de US$ 300 millones.

En lo que refiere a las instituciones privadas, pese a haberles ido peor que en 2013, lograron superar el resultado alcanzado en 2012 y cerraron con US$ 134 millones de utilidades.

Las mayores ganancias fueron para el Itaú, que cerró el año con US$ 66 millones, levemente por debajo del año previo. Le siguió el BBVA que ganó US$ 17 millones, casi la mitad que en el año previo. El Santander, por otro lado, tuvo ganancias por US$ 15 millones, aunque estas fueron casi un tercio del resultado de esta institución en 2013.

Por su parte, el Bandes logró cerrar el año en verde, revirtiendo la situación que mostraba hasta el penúltimo mes, y cerró con un resultado positivo de US$ 2 millones.

Depósitos aumentan entre los no residentes


Los depósitos de no residentes en el sistema bancario cerraron 2014 en US$ 4.221 millones, US$ 273 millones más que al finalizar el año anterior, cuando habían alcanzado los US$ 3.950 millones. En 2012 eran US$ 3.661 millones.

Los depósitos de no residentes representaban 15,5% del total.

Del total al cierre de 2014, el 25% se encontraba en el banco español Santander, y el 17% depositado en el BBVA. En tanto, el Banco República tiene en sus arcas el 12,9% de los ahorros de extranjeros en el sistema, mismo guarismo que el banco de origen brasileño Itaú.

Aunque los más relevantes eran los mismos en este sentido, un año atrás el Santander contaba con 1 punto menos de la cuota del mercado, y el Heritage con 1,6 puntos menos, cuota que fue redistribuida para el Itaú, que ganó 1,1 puntos del mercado, y el BBVA que cuenta con 1,3 puntos más que el año pasado. El BROU por su parte, aumentó 0,7 puntos su participación entre los ahorristas no residentes.

Préstamos hipotecarios también desaceleran


El crédito hipotecario viene con un aumento sostenido entre 2008 y 2014 (salvo por una pequeña caída en 2012), pero el año pasado experimentó una desaceleración, según un informe de la Agencia Nacional de Vivienda (ANV).

Entre los meses de enero y agosto del año pasado "se otorgaron 2.701 créditos hipotecarios a las familias para adquisición de vivienda mientras que en igual período de 2013 se otorgaron 2.456", señaló el informe. "El año móvil cerrado en agosto de 2014 totaliza 4.301 créditos, un 17% superior al año anterior", añadió.

"Sin embargo, en los últimos meses se observa una desaceleración, en los meses de julio y agosto se registraron un 10% y 9% menos de créditos que en iguales meses de 2013", advirtió la ANV. La información que publica el Banco Central sobre el destino de los créditos, viene con cierto rezago sobre la de los préstamos totales.

Según datos de los créditos concedidos por el Banco Hipotecario —el Central no publica información desagregada por banco en cuanto a tipo de créditos—, el informe estima que entre 2012 y 2014 representa el 59% de este tipo de préstamos.

En tanto en monto, con datos a septiembre elaborados por el operador inmobiliario Julio Villamide, los créditos hipotecarios crecieron 19,9% en relación a igual mes de año anterior. El dato anualizado mostró un alza de 30% medido en Unidades Indexadas (UI) a la inflación, que es la moneda en la que se otorgan el 90% de los préstamos.

Villamide apuntó que a octubre, el monto de créditos hipotecarios acumulado desde 2005, cuando reabrió el mercado tras la crisis de 2002, supera los US$ 1.500 millones. En 2005 habían sido apenas US$ 15 millones los préstamos hipotecarios otorgados por los bancos.

En tanto, "entre junio 2013 y agosto 2014 se registraron 336 garantías con el Fondo de Garantía de Créditos Hipotecarios (FGCH), las que representan, en promedio un 6% del total de créditos hipotecarios para compra de vivienda otorgados en el período", remarcó la ANV. El FGCH cubre parte del crédito en caso de que el titular del mismo deje de pagarlo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)