Se estabilizó la “fiebre cambiaria” generada por la fórmula oficial

El "dólar blue" frenó escalada pese a desconfianza

La semana caliente que vivió la city porteña, en medio de un clima por primera vez gélido en lo que va del año, cerró con una estabilización de la "fiebre cambiaria" que se había desatado tras confirmarse, a través de la consagración de la fórmula Daniel Scioli-Carlos Zannini, que el gobierno no sólo busca la continuidad de sus políticas mediante el copamiento de distintas áreas del Estado, sino que también intentará mantener poder de veto sobre la administración que siga, más allá de que se presente formalmente con su mismo signo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Crece la brecha con el "dólar blue". Foto: Archivo El País

Esta estabilización quedó reflejada en el sesgo bajista que mostró por primera vez en la semana la cotización del dólar paralelo, aunque los esfuerzos oficiales por acelerar esa corrección chocaron con la desconfianza del mercado.

Sólo así se entiende que, tras caer desde los 13,08 pesos argentinos del cierre previo hasta los 12,96 pesos argentinos a los que se ofreció a primera hora de la tarde del viernes, el precio del billete rebotara hasta terminar el día por encima de la barrera de los 13 pesos argentinos (a 13,02 argentinos).

De esta manera cerró la semana con un avance de 34 centavos (o 2,85%) y quedó en valores que no mostraba desde comienzos de marzo, antes de que el inicio de la temporada alta de liquidaciones sojeras ayudara a depreciarlo.

El repliegue estuvo alentado por la estabilización que mostraron los otros precios "libres" del tipo de cambio, que surgen de las operaciones con activos financieros con cotización bursátil.

La referencia alude al denominado "contado con liquidación", que cerró en torno de 12,40 pesos argentinos, al dólar bolsa, que lo hizo a un promedio de 12,25 pesos argentinos.

Vale recordar que el primero —conocido también como "conta con liqui"— es el valor que surge de la compra de un activo en pesos en la plaza local y su venta en el exterior para hacerse de divisas (una operación que sólo puede hacerse tras 72 horas de tenencia efectiva del activo); mientras el segundo —el dólar bolsa— es el precio a que se pacta la transferencia de un bono en dólares y se cancela en esa misma moneda.

Ambos habían registrado avances del 5% promedio en la semana, impulsando al alza al billete en la calle para operaciones en negro conocido como "dólar blue".

El viernes el gobierno siguió intentando evitar las vías de contagio, a la vez que redobló los controles para tratar de desalentar las operaciones en negro.

Siguieron las requisitorias a los agentes, para que informen detalles de las operaciones con bonos que realizan sus clientes, y la difusión de los castigos aplicados, aunque casi todos ellos devienen de viejas infracciones.

Hasta el punto —incluso— de que algunos recayeron sobre entidades que ya dejaron de operar, como el Banco Privado de Inversiones (BPI), absorbido hace unos años por el Macro.

Las multas que sumaron más de 45 millones de pesos argentinos recayeron sobre un total de 36 firmas, entre casas de cambio (Eves, París, Global Exchange, Dinar, Gómez, etc), bancos (BICA, BPI), financieras (Cuenca) y hasta particulares, entre quienes se cuenta el representante del HSBC Bank USA, Miguel Ángel Estevez, según se reportó.

La demanda de dólar ahorro —el dólar oficial para atesorar al que se accede con topes—, que suele enlentecerse a mitad de mes, se mostró sostenida en las últimas horas, lo que refleja el incentivo que los ruidos cambiarios significan para estas operaciones. El viernes la AFIP reportó ventas por US$ 16,5 millones, el mayor monto de la semana y ya suma US$ 363 millones en el mes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)