TIPO DE CAMBIO MODIFICÓ TENDENCIA

Dólar lleva 4 meses de baja, la mayor racha en tres años

Para el BCU a futuro el billete verde se fortalecerá “gradual”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Dólar. Foto: Reuters

La cotización del dólar estadounidense registró en junio el cuarto descenso mensual consecutivo, lo que supone la racha negativa más prolongada desde abril de 2013, en un mercado local que mostró una mayor volatilidad.

El dólar interbancario fondo se operó ayer a $ 30,583 en promedio, lo que implicó un avance diario de 0,42%. De esta manera, el tipo de cambio cerró el sexto mes del año con un descenso "punta a punta" de 0,57% y acumula un avance de 2,38% en el año.

A su vez, el promedio de las transacciones interbancarias de junio se efectuaron a $ 30,746, un 2,04% por debajo de la media de mayo.

Esta diferencia entre la variación "punta a punta" y la promedio se debió a que en las primeras sesiones del mes se dieron fuertes caídas y luego el dólar se mantuvo en dichos guarismos, alternando entre alzas y bajas.

A su vez, si bien el dólar subió en 12 jornadas y bajó en las restantes 10, la magnitud de las caídas fue superior a la de los aumentos: 0,62% frente a 0,48% en promedio.

Por su parte, el Banco República (BROU) aumentó ayer frente al miércoles 10 centésimos la pizarra a $ 30 a la compra y $ 31,20 a la venta. La variación mensual fue de un ajuste a la baja de 30 y 25 centésimos en cada caso.

El presidente del Banco Central (BCU), Mario Bergara, dijo ayer respecto al futuro del dólar que "el fortalecimiento se seguirá dando pero de manera extremadamente gradual" y consideró que eso "es una buena noticia para nosotros". También explicó que el BCU no interviene porque "el mercado se ha comportado de manera normal pese a las turbulencias que se generaron en estos meses por cuestiones regionales o globales".

Operativa.

En las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa) se operaron US$ 480,3 millones en junio.

La fuerte tónica vendedora de principios de mes se debió, en buena medida, a la necesidad de moneda nacional de algunos agentes que debieron vender dólares para hacerse de pesos. A esto se le sumó el hecho de que muchas empresas comenzaron a prever el pago de aguinaldos, los que debieron ser abonados a mediados de junio. Por último, a nivel internacional el dólar también verificó una tendencia bajista.

Pero más allá de dicha presión vendedora, la volatilidad mostrada en la mayoría de las jornadas de propició las operaciones de entrada y salida, incluso en los intradías.

Por otra parte, desde el exterior se dio una incidencia bajista tras la decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de mantener incambiadas las tasas de interés. Por último, se dio una presión alcista luego de que se confirmara la salida de Reino Unido de la Unión Europea ("Brexit") y los lógicos temores generados en los mercados internacionales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)