Llegó al precio más alto en casi una década al influjo del alza en Brasil

El dólar registró la mayor suba semanal en un año

Por distintos factores, el dólar frente a otras monedas del mundo está llegando a precios máximos que no se daban hace varios años.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Pizarra, dólares

Uruguay no es la excepción y de hecho, el dólar registró el mayor avance semanal desde fines de enero del año pasado al aumentar 1,88%, debido a los persistentes incrementos de la divisa a nivel internacional que llevaron a los operadores a comprarla.

Las 87 compraventas interbancarias concretadas el viernes, a través de las pantallas de la Bolsa Electrónica de Valores (Bevsa), se efectuaron a $ 25,312 en promedio, el mayor nivel desde el 8 de abril de 2005 y 0,78% por encima de la media del jueves.

El tipo de cambio acumula un alza de 2,73% en marzo y de 4,02% en 2015.

El Banco República (BROU), en tanto, ubicó el viernes la cotización al público en $ 25 la compra y en $ 25,70 la venta, 25 centésimos por encima del cierre del jueves.

La variación semanal "punta a punta" fue de un aumento de 45 centésimos en el primer caso y de 55 centésimos en el segundo. Al igual que la cotización interbancarias, este nivel de la pizarra es el más elevado en casi 10 años.

Aún con estos aumentos, Uruguay corre de atrás la carrera alcista del billete verde, por ejemplo en Brasil sube 22,3% en lo que va del año (ver aparte). Por el momento, el gobierno descarta intervenir en la operativa cambiaria.

El presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo dijo a El País que "nuestras estimaciones indican que el desalineamiento (cambiario) ronda el 15% al 20%, en línea con lo que estiman reconocidos economistas del país".

A su vez, la Asociación Rural hizo un estudio que estima que el tipo de cambio real está 37% por debajo del promedio de largo plazo.

Según Corallo, en el caso de la industria el dólar "es particularmente importante, porque estamos aún muy dolarizados, y por el grado de apertura del país".

Para el titular de la CIU "estamos caros, y para que el tipo de cambio se ubique en un nivel asociado a nuestros niveles de productividad, hay que atacar los problemas de fondo que generan esta situación".

"Por el tipo de aspectos a enfrentar —inflación, indexación salarial y déficit fiscal—, aunque se tomen decisiones rápidas, los efectos demoran en derramarse y en afectar las expectativas de los agentes económicos. Eso sí, cuanto antes se corrijan, antes reaccionará el valor del dólar, por lo que debemos ocuparnos cuanto antes, para minimizar los efectos en las empresas que venden bienes y servicios sometidos a la competencia internacional", añadió.

"Tenemos experiencia en qué es lo que ocurre cuando desequilbrios de este tipo persisten, porque sabemos que a la larga la corrección cambiaria llegará más temprano que tarde. Y cuanto más tarde, la corrección resulta más abrupta, con los efectos negativos que trae aparejado", afirmó.

Algunos frigoríficos que faenan ovinos están viendo complicadas las ventas a Brasil por el desalineamiento cambiario. Tres plantas (Frigocerro, Somicar y Caltes S.A.) están con muy poca o nula actividad y enviaron personal al seguro de desempleo.

También el fortalecimiento del dólar frente al euro genera preocupación. La asesora de la Unión de Exportadores (UEU), María Laura Rodríguez, había dicho a El País que es difícil establecer con precisión qué puede suceder, pero no descartó que compradores europeos demanden menos productos, demoren compras o busquen renegociar operaciones.

Operativa.

El mercado cambiario local estuvo muy atento esta semana a la evolución del dólar a nivel internacional, donde se movió con marcados ascensos.

Esto llevó a que la presión compradora en Uruguay fuera la constante en casi todas las sesiones, que determinó en varias jornadas que el dólar alcanzara los niveles más elevados en casi 10 años.

Si los ascensos en el mercado local no fueron más pronunciados fue porque algunos bancos están presentando problemas de liquidez, lo que le resta fuerza a la divisa dado que deben vender dólares para hacerse de pesos. Operadores cambiarios consultados por El País señalaron que las mayores compras fueron efectuadas por bancos privados y AFAP. El BROU también estuvo activo pero en las sesiones en las que la presión vendedora fue mayor. La operativa semanal a través de Bevsa alcanzó los US$ 130,10 millones.

Brasil tiene la mayor suba en el mundo

El dólar en Brasil dio un salto semanal de 6,4% a 3,252 reales (el nivel más alto desde mediados de abril de 2003). En lo que va de 2015 la divisa ya ha dado un salto de 22,3% y es el país donde más sube en el mundo.

Los encargados de las políticas de Brasil se están enfrentado al abrupto desplome de su moneda con una estrategia inesperada: cruzarse de brazos tranquilamente.

A los inversores les asusta la contracción de la economía del país, el gran déficit por cuenta corriente y un escándalo de corrupción que ha conmocionado al gobierno de Dilma Rousseff.

Pero en vez de tratar de gestionar activamente el valor del real, como hizo Rousseff durante gran parte de los primeros cuatro años de su mandato, su gobierno y el banco central parecen haber decidido que una moneda más débil reanimará a la economía, o que no tienen fuerza para enfrentar al mercado.

"La estrategia es clara: ya no quieren una moneda sobrevalorada", dijo Gustavo Rangel, economista jefe para América Latina de ING en Nueva York.

"Además, no hay mucho más que pueda hacer el banco central", agregó.

El euro vive también un proceso de debilitamiento frente al dólar. Al cierre de esta edición, se ubicaba en US$ 1,0494, el menor guarismo desde el 10 de enero de 2003, lo que supuso una caída semanal de 3,06%.

Según, el banco de inversiones estadounidense Goldman Sachs, la moneda europea se depreciará hasta quedar bajo el nivel de paridad frente al dólar dentro de un año y que se desplomará a un mínimo histórico de US$ 0,80 a fines del 2017.

El mínimo nivel histórico del euro es US$ 0,8225, que alcanzó en octubre de 2000.

Goldman citó a las crecientes salidas de carteras desde la zona euro y a la "normalización" de la política monetaria de Estados Unidos como las principales razones para ese debilitamiento.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)