GUERRA DE MONEDAS

La economía global encara momento de incertidumbre

Fue lo que expresó el secretario del Tesoro, Jack Lew en el G7.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ministros de las siete potencias del mundo se reunieron. Foto: Reuters

El secretario del Tesoro de EEUU, Jack Lew, dijo ayer al término de la cumbre de Finanzas del G7 que la economía global encara un momento "muy importante, no porque sea tiempo de crisis, sino por el grado de incertidumbre global".

"Citas como éstas son muy positivas porque nos dan la oportunidad de compartir lo que acontece en nuestras economías", dijo Lew en rueda de prensa sobre los "muy exitosos" encuentros mantenidos en la localidad japonesa de Sendai con sus homólogos de las otras seis economías más desarrolladas y la Unión Europea (UE).

El titular estadounidense de Finanzas defendió el consenso en la cumbre para "aplicar de manera combinada todas las políticas —las fiscales, las estructurales y las monetarias— de una manera equilibrada".

Lew insistió en que "no hay remedios universales" para todas las economías. "Todos tenemos necesidades distintas y no estamos en 2008 (año del estallido de la crisis financiera global)", afirmó el secretario.

Con respecto a los diferentes puntos de vista sobre la situación del mercado de divisas que han mantenido él y su homólogo nipón, Taro Aso, durante la cumbre, Lew quitó peso a dichas divergencias.

"Hemos tenido una charla muy constructiva. Hay que subrayar lo importante que es comunicarnos y consultarnos en materia de divisas para no darnos sorpresas los unos a los otros. Es a lo que nos comprometimos en la reunión (del G20) de Shanghai y ese simple hecho ya es muy destacable", explicó.

Durante la cumbre Tokio ha seguido defendiendo que la reciente subida del yen frente al dólar —con el que se ha encarecido un 10% en lo que va de año— responde a movimientos bruscos en el mercado y que una mayor apreciación podría justificar una intervención en el mismo. Washington por su parte ve normal el tipo de cambio actual y cree que una operación nipona podría suponer un intento de depreciar "artificialmente" su moneda para favorecer sus exportaciones.

El ministro Aso también quiso quitar ayer hierro a estas diferencias. "Hemos mantenido una conversación normal, no una discusión. Nuestras posturas son distintas, pero eso es lo más natural del mundo. Además no son diferencias realmente amplias", dijo en rueda de prensa.

Por encima de este disentimiento, el G7 ha mantenido en esta cumbre su compromiso cordial de trabajar para mantener la "estabilidad" del mercado de divisas y de no enfrascarse en "depreciaciones competitivas" de divisas.

Los representantes de Finanzas del G7 analizaron en la última jornada de la cumbre de Sendai el panorama expuesto por los "Papeles de Panamá" y se comprometieron a potenciar su lucha contra el fraude y la financiación del terrorismo. "Los papeles de Panamá han mostrado cómo individuos y entidades pueden aún ocultarse detrás de estructuras opacas y utilizar cuentas "offshore" para esquivar la vigilancia del fisco y además utilizarlas con otros fines delictivos", dijo el comisario europeo de Finanzas, Pierre Moscovici en rueda de prensa.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)