expectativa en EE.UU.

Fed demora señal de tasas y el dólar baja

En una jornada de excesiva tranquilidad y de muy pocos negocios, el dólar en el mercado local se operó ayer a $ 26,718, un 0,07% por debajo del promedio del martes, con lo que acumula un alza mínima de 0,01% en el mes y de 10,05% en el año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Fed: no hay riesgo de un colapso de confianza. Foto: Archivo El País

En tanto, el Banco República (BROU) redujo cinco centésimos la pizarra hasta $ 26,35 para la compra y $ 27,15 para la venta.

Agentes cambiarios consultados dijeron a El País que el mercado de ayer estuvo muy poco operado (apenas US$ 4,3 millones por la Bolsa Electrónica, la cifra más baja desde el 24 de diciembre cuando se operó solamente dos horas), y con cierta tónica vendedora ante el fortalecimiento de las monedas en el exterior, tras los anuncios de la Reserva Federal (Fed, Banco Central) de Estados Unidos.

Ayer los estrategas de política monetaria de la Fed mantuvieron la tasa actual cercana a 0% y dijeron que un alza solamente sería conveniente luego de firmes mejoras en el mercado laboral y una mayor confianza en que la inflación se acelerará. "La actividad económica se ha estado expandiendo moderadamente", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria.

Según lo divulgado por la Fed, 15 de 17 funcionarios indicaron que consideraban que el primer aumento de las tasas debería realizarse este año, sin cambios frente a las proyecciones anteriores de marzo.

De manera significativa, las proyecciones individuales de los funcionarios de la Fed para una tasa adecuada de fondos federales a fines de año se mantuvo en alrededor del 0,625%. Sin embargo, siete funcionarios están ahora a favor de subir las tasas sólo una vez o ninguna este año.

La economía de Estados Unidos crece a un ritmo moderado tras el impacto de un duro invierno y probablemente es lo bastante fuerte como para soportar un alza de las tasas de interés hacia fines de año, dijeron funcionarios del banco central estadounidense.

"La Fed nos está preparando para una subida de tasas, lo cual es inevitable y se producirá en algún momento entre ahora y diciembre. La Fed tiene dos criterios: mejora del mercado laboral, algo que seguimos viendo, y confianza en que la inflación alcanzará sus objetivos. Eso está empezando a ocurrir", dijo Wayne Kaufman, jefe analista de mercado con Phoenix Financial Services en Nueva York.

Con las tasas actualmente limitadas a un rango de cero al 0,25%, eso implicaría dos alzas de dos cuartos de punto entre ahora y fines del año, donde muchos analistas prevén una subida inicial en septiembre.

La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos, Janet Yellen, dijo que no hay que exagerar los efectos que pueda tener una primera alza de la tasa de interés, porque la política monetaria seguirá siendo expansiva durante bastante tiempo tras esa subida inicial.

"El sesgo de la política monetaria probablemente seguirá siendo muy expansivo por bastante tiempo tras un alza inicial de la tasa de fondos federales, con el objetivo de seguir avanzando a nuestros objetivos de máximo empleo y 2% de inflación", dijo en una rueda de prensa. CON INFORMACIÓN DE REUTERS

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)