APROVECHÓ LA OPORTUNIDAD

Gobierno consiguió fondos baratos para financiar déficit

Colocó US$ 1.147: en el mercado internacional con bonos a largo plazo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El ministro Astori, ayer previo a la conferencia de prensa. Foto: F. Ponzetto

Aprovechando las bajas tasas de interés a nivel internacional y la avidez por deuda de los países emergentes —entre los que Uruguay tiene un diferencial por su calificación crediticia—, el gobierno emitió deuda a largo plazo y obtuvo recursos para financiar parte del déficit fiscal con un bajo costo financiero.

La reapertura ayer de los bonos globales con vencimiento en 2027 y 2050 en dólares permitió al gobierno obtener US$ 1.147 millones en los mercados internacionales. El primero se reabrió con un rendimiento de 3,52% anual y consiguió US$ 400 millones, mientras que el segundo brindó un retorno de 4,93% anual y recaudó US$ 747 millones.

La intención del gobierno fue aprovechar la ventana de oportunidad brindada por los mercados internacionales y acceder a fondos frescos con los cuales poder afrontar parte del déficit de las cuentas públicas, uno de los principales problemas que tiene en el terreno macroeconómico.

"Nunca Uruguay pagó un rendimiento tan bajo", dijo en conferencia de prensa el ministro de Economía, Danilo Astori.

Señaló que en el caso de los bonos a 2027 se accedió al menor costo de financiamiento para una emisión internacional en dólares en la historia reciente y para los títulos a 2050 se logró el menor rendimiento en relación a las dos emisiones previas.

El director de la Unidad de Deuda del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), Herman Kamil, dijo a El País que "las condiciones (del mercado) estaban muy bien para emitir porque las tasas de Estados Unidos estaban bajas y también porque el riesgo soberano en las últimas semanas había bajado".

Explicó que el MEF venía preparando esta colocación y esperaba el "timming" justo para salir a emitir deuda en los mercados globales.

El economista Aldo Lema aseguró que "la emisión fue oportuna" porque en los próximos meses podrían crecer las tasas de interés de los bonos del Tesoro estadounidense, de confirmarse la recuperación de la economía del país norteamericano.

Además, detalló que existe "un renovado apetito" en los mercados por adquirir crédito soberano de países emergentes, entre los que Uruguay destaca porque "en el pasado ha mostrado responsabilidad y respeto" en los pagos de la deuda.

"Uruguay necesitaba emitir globalmente por sus necesidades de amortización y también por el déficit, por lo que el momento parece ser el adecuado", agregó Lema.

El managing director de la sociedad bursátil ProCapital, Nicolás Coccino, explicó que los mercados "estaban esperando" esta emisión de deuda soberana. "Dadas las condiciones actuales era razonable que se saliera emitiendo deuda en dólares, que es lo más barato (en términos de costos de financiamiento)", analizó.

A su vez, Coccino sostuvo que el país recibió fondos frescos a los que probablemente ya acceda la próxima semana. Al respecto, Astori expresó que "gran parte de los fondos se van a destinar a amortizar deuda de menor plazo" para aumentar la duración del endeudamiento general del país.

El jerarca también destacó que se logró una liquidez suficiente para refinanciar los servicios de deuda un año y medio hacia adelante. Según el último reporte de la Unidad de Deuda del MEF de abril, el gobierno debe pagar este año US$ 2.257 millones entre amortizaciones e intereses de deuda.

Demanda.

La reapertura de bonos tuvo una demanda casi cinco veces superior a la emisión, con órdenes que excedieron los US$ 5.300 millones. Según Astori, estos números demuestran "la formidable confianza mundial en Uruguay, porque no se adquieren bonos al 2050 si no se confía en el país".

El jerarca explicó que pese a la alta demanda, no se emitió por un monto mayor "por razones de manejo equilibrado" entre los objetivos financieros del gobierno y el endeudamiento del país. Además, descartó que Uruguay pueda volver a salir a colocar deuda en los mercados internacionales este año.

Coccino señaló que la emisión "inicialmente se anunció muy atractiva para los inversores aunque terminó saliendo en niveles menos atractivos". Esto es porque la operación se anuncia con niveles de tasa esperados, se reciben las ofertas y se cierra el libro de órdenes, para luego "afinar un poco la tasa a niveles más cercanos a los del mercado", dijo.

Recién después de este proceso se asigna la emisión entre los inversores. Por esto es que para Lema el monto total de la demanda obtenido "no es 100% genuino", dado que hay una parte condicional "a un precio un poquito más bajo" del que ofrecía previamente el mercado.

Sobre los inversores, Astori destacó que se hayan interesado por la deuda uruguaya bancos estatales europeos y por primera vez instituciones financieras oficiales de Asia.

Déficit.

Desde hace meses que reducir el déficit fiscal es prioridad para el gobierno entre sus objetivos macroeconómicos. El último dato oficial indica que el rojo de las cuentas públicas es de 3,7% del PIB.

Consultado sobre la relación entre este acceso a financiación a bajo costo y el déficit fiscal, Astori dijo que "hay una relación muy estrecha" entre ambas variables. "Una buena administración de la deuda ayuda a que la evolución (del déficit) sea más eficaz y positiva para el país", añadió.

Lema explicó que "la mejora del escenario externo" para Uruguay, con condiciones de acceso a financiación más favorable, resulta fundamental para el desempeño de la economía. "Hacia adelante esto reduce los riesgos de una recesión o una contracción del PIB muy significativa, y eso podría traer cierto alivio en la situación fiscal que al menos no se deteriorará más", explicó.

La opinión de los expertos.

Herman Kamil - Unidad de Deuda del MEF

"Las condiciones estaban muy bien para emitir porque las tasas de EE.UU. estaban bajas y también porque el riesgo soberano en las últimas semanas había bajado. La veníamos preparando (la emisión) pero siempre hay que tratar de encontrar el timming. Como obtuvimos una muy fuerte demanda fuimos capaz de obtener financiamiento sustancialmente más bajo especialmente para los bonos a 2027, aunque la tasa a 2050 también es muy buena".

Aldo Lema - Economista

"Uruguay necesitaba emitir globalmente por sus necesidades de amortización y también por el déficit, por lo que el momento parece ser el adecuado. Hubo un buen timming para salir ahora a los mercados internacionales porque le permitió acceder al menor costo de financiamiento en más de tres años. Hacia adelante esto reduce los riesgos de una recesión, y eso podría traer cierto alivio en la situación fiscal".

Javier de Haedo - Economista

"Estas emisiones de deuda son para financiar el déficit fiscal", opinó a través de Twitter el economista Javier De Haedo, en respuesta a un usuario de la red social que proponía utilizar los fondos de la colocación para un shock de infraestructura. Señaló que "el gobierno apuesta a la infraestructura con las PPP (participación público-privada)". Además, el ex director de OPP (1993-1995) dijo que la deuda pública bruta es aproximadamente de US$ 31.000 millones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)