energía

Desde hoy se puede invertir en el parque eólico de UTE

Hoy y mañana se habilitará la inversión para pequeños ahorristas que quieran participar con una inversión de entre 1.000 y 20.000 dólares.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
parque eólico

A partir de hoy, comienza la operativa que permitirá a pequeños y medianos ahorristas invertir en la obra del parque eólico "Pampa" de UTE. Los contratos para la obra que se hará en Tacuarembó se firmaron la semana pasada. 

Los primeros dos días, hoy y mañana, se habilitará para pequeños ahorristas que quieran participar con una inversión de entre 1.000 y 20.000 dólares. En una segunda instancia, se habilitarán dos días hábiles para inversiones de entre 1.000 a 100.000 dólares, completándose así la etapa de los primeros 15 millones de dólares disponibles en el mercado bursátil.

Para saber cómo invertir en el fideicomiso ingrese en la web del Banco de la República. 

“En el área de financiamiento se buscó un instrumento nuevo, no porque UTE tenga problemas de conseguir socios, en realidad hay una cola de gente dispuesta a hacerse socia de la empresa en sus emprendimientos; el tema es que se buscó desde el principio tener un nuevo instrumento de ahorro nacional”, dijo el presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, según informa la Presidencia. 

“En ese sentido, conseguimos este fideicomiso en el que estamos invitando a la gente a asociarse con UTE para construir un parque eólico en una modalidad novedosa, que es un fideicomiso, el equivalente a una sociedad anónima. La gente compra certificados de participación”, insistió.

Aseguró que este emprendimiento no solo es atractivo para pequeños ahorristas sino también resulta para las Administradoras de Fondos de Ahorro Provisional (AFAP) que tendrán "una alternativa sólida y confiable de inversión diferente a la colocación de títulos convencionales, con una tasa de retorno medio estimado del 11,5 %".

“UTE con su parte del proyecto garantiza a ese conjunto de ahorristas un 4 % de rentabilidad durante todo el proyecto”, agregó.

Casaravilla explicó que “si queda un remanente de esos 15 millones de dólares, pasa todo a las AFAP en la modalidad de inversiones institucionales y ello se sumará a otros 63 millones de inversiones institucionales. Finalmente hay 19 millones que los pone UTE, que es el 20 % de la parte societaria”, explicó.

Si bien el emprendimiento representa un valor aproximado de 321 millones de dólares de inversión, participan además dos bancos de fomento alemanes que se integran con el 70 % del costo del proyecto.

El plazo de construcción de este parque eólico es de 16 meses desde la semana pasada, en la que se firmó el contrato. Una vez construido, el proyecto eólico “Pampa”, ubicado en Tacuarembó, tendrá la capacidad de generar 140 megavatios.

“De aquí a 16 meses esos aerogeneradores tiene que estar generando y empezando a venderle a la UTE que estará del otro lado del mostrador comparando energía y distribuyéndola en el sistema interconectado nacional”, sostuvo Casaravilla.

Garantías

Dentro de las garantías que UTE otorga en este proyecto, además de comprometerse a adquirir toda la energía que se produzca durante los 20 años de vida del fideicomiso, para el caso de los pequeños ahorristas que acceden a certificados "A", en cada aniversario de la emisión, el tenedor de un certificado se puede presentar y venderle a UTE su participación.

En ese caso, UTE no solamente se obliga a adquirir dicha participación, sino que además asegura un 4% de rentabilidad anual lineal. "Eso opera como un seguro para el inversos de que en el peor de los escenarios va a recibir una rentabilidad que no es despreciable", dijo Marcos Bazzi, gerente financiero de UTE.

Según Bazzi, del modelo económico financiero utilizado, surge una tasa del 11% para los dividendos que se distribuyen anualmente. A esa tasa de retorno se llega en un escenario "de media", con una disponibilidad de planta (factor de utilización) del 44,35%.

El factor de utilización representa la producción efectiva sobre la capacidad instalada, para el caso de una energía que depende de una variable no constante, como es el viento. Tomando el caso base, con ese factor de planta para el que se considera que existe un 50% de posibilidad, la tasa de retorno se ubica encima del 11%", precisó el funcionario. Bazzi enfatizó que se trata de una muy buena rentabilidad, "teniendo en cuenta el bajo riesgo que se asume", afirmó.

Riesgos.

Los bajos riesgos están dados especialmente por la presencia de UTE en la iniciativa. Además de ser socio en el proyecto y de que la gestión del parque correrá por su cuenta, también se prevé el adelanto en la compra de energía aunque se demore el inicio de los trabajos de generación del parque. Si bien está previsto que esté en funcionamiento en un plazo de 16 meses (las obras comienzan en el correr de marzo), UTE se compromete a pagar por la energía que debería estar recibiendo a partir del mes 25.

Desde el punto de vista financiero los riesgos fueron estimados por la calificadora nacional Care, que otorgó una "doble A Uruguay" a los certificados para pequeños ahorristas, y "A" para los inversores institucionales. "Es una alta calificación para los certificados que se emitirán", indicó el gerente financiero de UTE.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)