Septiembre, octubre y principios de 2016 son los momentos manejados

El momento de suba de tasas de la Fed en el debate mundial

Es la pregunta clave que se intentan responder inversores, banqueros y autoridades —entre otros— de todos los países del mundo: ¿cuándo comenzará el ciclo de suba de tasas de interés en Estados Unidos?

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Aoperadores y analistas ávidos por conocer la respuesta a una pregunta clave. Foto: Reuters

Esto es determinante para saber cuándo se empezarían a mover los capitales hacia ese país desde los emergentes y también para conocer si habrá un fortalecimiento adicional del dólar.

La respuesta a esa pregunta es variada: algunos creen que será en la reunión de la Reserva Federal (Fed, el banco central estadounidense) en septiembre y otros en octubre. Mientras que en la propia Fed algunos funcionarios dudan y el Fondo Monetario Internacional (FMI) recomienda postergar el ajuste para 2016 (ver aparte).

Las tasas de la Fed están en el nivel de 0%-0,25% desde diciembre de 2008 a raíz de la crisis internacional.

Bancos.

Los más importantes bancos de Wall Street esperan que la Reserva Federal comience a subir las tasas de interés en septiembre, seguida de un nuevo aumento antes de que termine el año, después de que un informe de empleo en Estados Unidos superó las expectativas.

Catorce de las 16 firmas que respondieron un sondeo de Reuters dijeron que esperaban que la Fed suba las tasas en septiembre.

Los futuros de tasas de corto plazo, la herramienta del mercado para apostar sobre expectativas de tasas de interés, también vieron un cambio hacia un alza más temprano que tarde después de las cifras de empleo conocidas el viernes.

Un total de 280.000 puestos de trabajo no agrícolas se sumaron en mayo, y el promedio del salario por hora se incrementó más de lo anticipado.

"El informe de mayo apoya fuertemente la hipótesis de que el primer trimestre fue débil principalmente debido a razones transitorias, así que la probabilidad aumentó de nuevo", dijo Paul Mortimer-Lee, economista jefe para Norteamérica de BNP Paribas.

Economistas también dijeron que la probabilidad de que la Fed aumente las tasas de interés en septiembre ha aumentado a una mediana de 63,5% desde un 55% en el sondeo realizado a inicios de mayo.

El sondeo mostró un consenso general de que la tasa de fondos federales alcance un 0,625% a finales de año, y entre 1,25% a 2,25% a finales del 2016.

Operadores.

Ante los mejores datos de empleo, los operadores apuesten ahora a que la Reserva Federal comenzará a subir las tasas de interés en octubre, con un nuevo incremento a principios de 2016.

Los operadores ven un 53% de posibilidades de que la primera alza de tasas se produzca en la penúltima reunión del año de la entidad, según CME FedWatch, que analiza las expectativas según los contratos futuros de fondos de la Fed.

Según sugieren los mismos contratos, se trata igualmente de la mejor oportunidad hasta el momento para que la Fed apruebe dos incrementos de tasas para la reunión de enero. Antes del reporte sobre empleo del viernes, los operadores parecían convencidos de que el banco central estadounidense debería esperar al menos hasta diciembre o el próximo año antes de poner fin a su política monetaria expansiva.

"Últimamente hay mucha gente que habla del 2016, pero si esto sigue así es probable que vuelva a adelantarse bien dentro de 2015", dijo Russell Price, economista de Ameriprise Financial en Troy, Michigan.

Fed.

Los mismos datos de empleo, llevan a algunos funcionarios de la Reserva Federal a pensar que se está lejos de la esperada suba.

Los progresos en el mercado laboral estadounidense podrían haberse estancado, con sólidas ganancias en el empleo ocultando una débil productividad, los aún todavía altos niveles de trabajos parciales y el desempleo de largo plazo, dijo el presidente de la Reserva Federal de Nueva York, Wiiliam Dudley.

Dudley afirmó que estaba preocupado de que la economía no estuviera creciendo lo suficientemente rápido como para absorber la holgura de trabajadores que quedaron fuera del mercado o subempleados debido a la crisis financiera y recesión del 2007-2009.

Dudley dijo que aún espera que la Fed esté en posición de subir las tasas de interés más adelante este año, pero sólo si el crecimiento repunta desde un débil primer semestre, y se avanza en reducir la tasa de desempleo y otras mediciones del debilitado mercado laboral.

"Existen incertidumbres restantes sobre si el crecimiento será lo suficientemente sólido como para producir una mayor mejoría en el mercado laboral", agregó.

La propia Fed dijo que esperará hasta ver una mejora continua del mercado laboral y señales más fuertes de que la inflación anual se encamina hacia su objetivo del 2% antes de subir las tasas. Los encargados de política de la Fed se reunirán los días 16 y 17 de junio, pero los operadores no ven posibilidades de que cambien la política entonces, según los contratos a futuro. EN BASE A REUTERS

El Fondo advierte por riesgo.

"Basándose en el pronóstico macroeconómico de la misión (a Estados Unidos), y salvo por alzas sorpresivas en (los indicadores de) crecimiento e inflación, esto debería poner el despegue (de las tasas de interés) en el primer semestre de 2016", afirmó el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su reciente revisión anual de la economía del país.

El subdirector gerente del FMI, Mitsuhiro Furusawa advirtió ayer que "el riesgo es que una vez que cambie la confianza del mercado, posiblemente generado por la normalización" de la política monetaria de EE.UU., "los rendimientos podrían subir fuertemente y el flujo de capitales podría revertirse.

Este proceso podría ser desordenado con falta de liquidez en algunos mercados o en activos de clase".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)