CALIFICACIÓN DE RIESGO

Moody’s ve "positivo" para nota de deuda a la nueva planta de UPM

Es bueno para la calificación de la deuda uruguaya.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
En abril empresa se adjudicó responsabilidad por el olor debido a limpieza en ductos. Foto: Daniel Rojas

La calificadora de riesgo Moody’s señaló en un comentario que la noticia de la construcción de una tercera planta de celulosa en Uruguay por parte de la empresa UPM es "positiva" para la nota de la deuda uruguaya.

"A pesar de los costos fiscales de la construcción de la infraestructura de apoyo para el proyecto privado, la nueva planta de celulosa es positiva para la nota, ya que dará un impulso al crecimiento económico de Uruguay no sólo durante el período de construcción a partir de 2018, sino con proyectos de apoyo que comenzarán antes", señaló Moodys.

La agencia rebajó la perspectiva de la deuda uruguaya de "estable" a "negativa" el pasado 22 de junio y mantuvo la nota de Baa2, es decir dentro del grado inversor y dos escalones por encima del grado especulativo. En ese momento, indicó que en los próximos "12 a 18 meses, Moodys evaluará los progresos realizados en la consolidación fiscal frente a los riesgos de implementación relacionados con crecimiento económico más débil de lo esperado, un factor que puede disminuir la eficacia de las medidas de ajuste" fiscal que diseñó el gobierno y esperan aprobación del Poder Legislativo.

Ahora, Moodys señaló que "UPM invertirá aproximadamente US$ 4.000 millones (7,6% del Producto Interno Bruto) en el proyecto. Sin embargo, para que la planta de celulosa viable, se requiere inversión adicional en infraestructura, por lo que el gobierno uruguayo ha acordado invertir US$ 1.000 millones (alrededor del 1,9% del PIB). Esto incluye mejoras en carreteras y ferrocarriles y la construcción de un nuevo puerto de aguas profundas".

Agregó que esas "mejoras a la infraestructura probablemente comenzarán en 2017 y esperamos que los proyectos tomen entre 18 y 24 meses".

Según la calificadora, "las dos plantas de celulosa" ya existentes se han convertido en una de los principales rubros de exportación, "así como las grandes inversiones vinculadas apoyaron un fuerte crecimiento económico que de otro modo habrían disminuido significativamente durante los últimos 10 años".

Moodys recordó que "el gobierno espera que todo el proyecto podría generar hasta 8.000 nuevos puestos de trabajo desde la fase de construcción al comienzo de las operaciones, mientras que se estima que se podría impulsar el crecimiento del PIB por entre 2y 2,5 puntos porcentuales durante los próximos cinco a siete años".

La agencia evaluó que "el impulso económico proporcionado por el nuevo proyecto de fábrica de celulosa también beneficiará a las cuentas fiscales, dado que el crecimiento de los ingresos del gobierno está fuertemente ligado a los resultados económicos".

Los tres departamentos que largaron la carrera por quedarse con la nueva planta de UPM son Durazno, Cerro Largo y Tacuarembó. Lo único seguro es que será sobre el río Negro, que comparten los tres departamentos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)