RENTABILIDAD DE BANCOS COMPLICADA

El negocio de la banca con perspectiva "negativa"

Según afirma un informe de la calificadora de riesgo Moody’s sobre el sistema financiero uruguayo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Calificadora analizó el sistema bancario uruguayo y ensayó perspectivas. Foto: Archivo

La calificadora de riesgo Moody’s consideró que "las perspectivas para el sistema bancario uruguayo siguen siendo negativas", como están desde el año pasado, lo que refleja "la expectativa de que los bancos seguirán enfrentando altos riesgos de activos en los próximos 12 a 18 meses".

El informe —al que accedió El País— señaló que "tras una fuerte contracción del sector agrícola en años anteriores, se está produciendo una modesta recuperación. El crecimiento ya comenzó a consolidarse el año pasado, y el aumento de la producción agrícola y el fortalecimiento de la actividad en la vecina Argentina y Brasil seguirán impulsando la economía en 2017. A su vez, las condiciones operativas más estables deberían apoyar una mayor demanda de crédito".

Pese a eso, "el desempeño del crédito seguirá debilitándose este año, especialmente en el segmento corporativo, antes de estabilizarse en 2018. Las empresas uruguayas siguen enfrentándose a los desafíos planteados por la desaceleración económica y lucharán para ganar impulso durante el período", expresó. Las familias "también se mantendrán bajo presión gracias al alto nivel de desempleo y a la inflación", añadió.

"En respuesta a estas presiones", los bancos han sido "más conservadores" a la hora de otorgar créditos, lo que se reflejó "en la contracción de los préstamos en dólares y un crecimiento marginal en los préstamos en moneda local el año pasado", explicó la calificadora.

Según Moodys, "es probable que los depositantes mantengan una preferencia por los dólares, especialmente si la política monetaria estadounidense continúa endureciéndose" (mediante la suba de tasas de interés de referencia). "Los depósitos de no residentes han disminuido ligeramente desde fines de 2016 gracias a una iniciativa en Argentina para alentar a los ahorristas a repatriar fondos, aunque el impacto en la financiación en Uruguay fue mínimo", añadió.

La calificadora afirmó que "los bancos también pueden beneficiarse de un fortalecimiento del dólar, dadas sus posiciones netas largas en la moneda estadounidense. Sin embargo, los gastos operativos siguen siendo altos y se espera que los costos de financiamiento suban a medida que los bancos buscan atraer más depósitos en pesos. Como resultado, cualquier aumento en la rentabilidad de los muy bajos niveles actuales, será modesto".

El año pasado, los bancos tuvieron los peores resultados desde 2009 con ganancias de US$ 81 millones en su conjunto. Un análisis de la consultora Deloitte mostró que de 10 bancos, cuatro tuvieron ganancias, uno un resultado equilibrado y cinco perdieron.

Es que "en 2016 la rentabilidad reportada también siguió sufriendo una exigencia regulatoria local para que los bancos uruguayos ajustaran los estados financieros a los cambios de precios cuando la inflación acumulada excediera el 25% en un período de 36 meses. De 2014 a 2016, el ajuste inflacionario provocó pérdidas que oscilaron entre el 14% y el 18% de los ingresos por intereses anuales en el sistema", explicó la agencia.

"Como resultado de este ajuste, los ingresos netos reportados de los bancos uruguayos no pueden compararse directamente con los de los bancos de otros sistemas. Revertir este ajuste haría que la utilidad neta subiera al 0,5% de los activos tangibles en 2016. Sin embargo, a partir de 2017, la rentabilidad de los bancos uruguayos ya no se verá afectada por las pérdidas derivadas del ajuste por inflación", agregó.

"En 2017, el Banco Central comenzará a requerir un colchón adicional de conservación del capital para alinear las regulaciones locales con las directrices de Basilea III. El nuevo amortiguador de capital se implementará gradualmente en los próximos tres años, comenzando en 1,25% de los activos ponderados por riesgo de los bancos y aumentando a 2,5% en 2019", recordó el informe.

Accionistas pueden evaluar su "posición".

Los bancos en Uruguay tienen "problemas de rentabilidad", que "podrían llevar a que los accionistas evalúen o revalúen su posición en Uruguay", dijo semanas atrás el director ejecutivo de la Asociación de Bancos Privados (ABPU), Jorge Ottavianelli, ante la comisión de Hacienda de Diputados. "Normalmente, ningún banco extranjero toma esta decisión de un día para el otro; son decisiones que se toman en el largo plazo", añadió. Actualmente, el HSBC está a la venta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)