Presión al alza no tan fuerte, leve baja de la inflación y menor intervención

El nuevo escenario del dólar que ve el equipo económico

En el equipo económico se entiende que la fuerte presión para que suba el dólar y que llevó al Banco Central a una intervención récord se moderará en octubre. Además confía en que la inflación de septiembre (cuyo dato se conocerá el lunes) será menor y eso hará bajar levemente la inflación en 12 meses que está en 9,5%, aunque se mantendría en el entorno de 9%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
De un lado de la mesa los técnicos del BCU y del otro el directorio presidido por Bergara. Foto: BCU

Esas consideraciones estuvieron ayer en la reunión del comité de Coordinación Macroeconómica que conforman los principales jerarcas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) y del Banco Central (BCU). Más tarde se reunió el Comité de Política Monetaria (Copom) del BCU, conformado por el directorio y los servicios técnicos del organismo.

Así, el equipo económico en pleno evaluó el deterioro del escenario externo relevante para la economía uruguaya y los pasos a seguir. El comunicado del Copom tras la reunión afirmó que el BCU "utilizará todos los instrumentos que coadyuven a reducir el ritmo de crecimiento de los precios y a mitigar el traspaso de la volatilidad financiera internacional al mercado doméstico".

En ese sentido, según pudo saber El País, el equipo económico prevé que en los próximos meses, las ventas de reservas del BCU sean más acotadas. En septiembre el Central se desprendió de US$ 592,8 millones para contener al dólar y de esa manera evitar presiones adicionales al alza de precios. La previsión de menor intervención responde a que entienden que el cambio de portafolio que venían procesando las AFAP ya se hizo.

Ese cambio implicaba desprenderse de deuda en pesos a corto plazo, para comprar dólares y así adquirir bonos uruguayos en Unidades Indexadas que se negocian en el exterior. La compra de dólares ejerció una fuerte presión al alza de la moneda que por las intervenciones del BCU, subió solo 1,94%.

Para facilitar ese cambio, el Central recompró esa deuda en pesos a corto plazo (Letras de Regulación Monetaria) y a cambio entregó dólares. La operación que culminó el lunes supuso que el BCU utilizara US$ 654,5 millones, de los que el 74,3% fue a parar a las AFAP.

Lo otro que presionó al dólar fuertemente al alza en Uruguay fue la pérdida del grado inversor de Brasil.

En el comunicado se explicó que "de esta manera se evitaron distorsiones circunstanciales en la evolución cambiaria que se derivaban de factores no asociados a los fundamentos de largo plazo".

En los próximos meses, el equipo económico prevé que las intervenciones en el mercado de cambios se den cuando el dólar exhiba fuertes variaciones diarias. Así, se lo dejará subir algo más.

En esto es clave es el dato de inflación de septiembre que se conocerá el lunes. En el gobierno esperan que sea menor que el 1% registrado en septiembre del año pasado y por tanto, baje la inflación anualizada. De todas maneras, se cree que aún con esa reducción, la inflación en los últimos 12 meses seguirá en torno a 9% (por debajo del 9,5% actual).

En definitiva en el dilema contener la inflación o dejar subir al dólar, los datos llevarán a que el gobierno pueda inclinar levemente la balanza hacia el segundo, siguiendo el manejo de objetivos contrarios con sintonía fina.

"Se mantiene la estrategia de que el régimen de flexibilidad cambiaria transmita el previsible fortalecimiento del dólar basado en factores estructurales", como "está procesándose a nivel internacional", expresó el BCU.

Además, señaló que se "mantiene la necesidad de balancear equilibradamente los diversos objetivos de la política económica que contribuyen de manera integral a la estabilidad macroeconómica imprescindible". Así "la defensa de la competitividad, que incluye la estabilidad de precios como requisito relevante, debe procesarse en el marco de la adecuación fiscal consistente con la moderación del crecimiento", indicó.

Según el Copom, "la reducción de algunos precios internacionales ha sido, en buena medida compensada por la depreciación cambiaria" y "la demanda doméstica mantiene firmeza, lo cual contribuye a dificultar el combate a los impulsos inflacionarios al ritmo deseado".

El MEF y el BCU mantuvieron la meta para la inflación de 3%-7% en el horizonte de política relevante de 24 meses y el Central mantuvo la instancia monetaria "contractiva" con una referencia del crecimiento promedio de los medios de pago del 7% al 9% interanual.

Cinve.

Ayer, el Centro de Investigaciones Económicas divulgó un informe en el que dice ver "con preocupación el aumento sostenido de la inflación tendencial durante los últimos meses, al tiempo que no esperamos que exista una reversión significativa de este proceso, al menos hasta 2017, cuando disminuirían las presiones cambiarias y salariales".

El Cinve se refirió a la intervención cambiaria del BCU y dijo que al salir "decididamente a vender reservas y contrarrestando las presiones financieras (sobre el dólar) permite evitar el proceso de sobrerreacción del tipo de cambio, con efectos positivos sobre el nivel de actividad en el corto plazo". Así, "el trade-off (la relación costo-beneficio) entre depreciación real y desaceleración económica no es tan claro ni lineal como se pretende presentar. Es decir, la excesiva volatilidad y vértigo en los ajustes de tipo de cambio real también son perjudiciales desde el punto de vista de la actividad económica".

SABER MÁS

La divisa bajó 0,1% ayer.


El tipo de cambio inició el 10° mes del año con una leve baja de 0,1%, con un mercado local que estuvo más vendedor desde el inicio de la jornada. El dólar interbancario fondo se promedió a $ 29,067, con lo que acumula un alza de 19,46% en el año. En tanto, el Banco República redujo cinco centésimos la pizarra hasta $ 28,60 la compra y $ 29,50 la venta. A través de la Bolsa Electrónica (Bevsa) se operaron US$ 20,2 millones a precios que oscilaron entre $ 29,08 como máximo y $ 29,05 como mínimo. Agentes cambiarios consultados dijeron a El País que la presión vendedora de ayer se debió a una toma de ganancia de algunos operadores que habían comprado dólares a niveles más bajos y a que aún persisten problemas de liquidez.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)