Más de 700.000 argentinos se hicieron de US$ 462 millones

Nuevo récord en la demanda mensual de dólares en Argentina

Como si se tratara de una liquidación, por segundo mes consecutivo, más de 700.000 contribuyentes (tras haber obtenido la correspondiente autorización de la Administración Federal de Ingresos Públicos —AFIP—) se lanzaron a comprar moneda extranjera para evitar ahorrar en pesos argentinos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
pesos argentinos

Consecuentemente, la venta de dólares alcanzó un nuevo récord para un período mensual, al escalar hasta los US$ 462,5 millones (US$ 6,3 millones más que el total de enero), pese a que febrero tuvo tres jornadas hábiles menos (21 contra 18) por los feriados del Carnaval.

Las cifras dejan a la vista que los incentivos que lanzó el gobierno para estimular el ahorro en pesos no sirvieron para aplacar el apetito dolarizador. Vale recordar que, en octubre, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) obligó a los bancos a subir hasta seis puntos (del 17,5% al 23,5% nominal anual) las tasas de interés que pagan a los ahorristas por sus depósitos con ese fin.

Más aun, el propio presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, prometió hace apenas cuatro días que la actualización del precio del dólar en el mercado local será este año inferior a la tasa de ganancia que se pueda obtener por un plazo fijo en pesos, tras enfatizar que no habrá otra devaluación brusca.

Pero eso no hizo cambiar de idea a los más de 82.400 contribuyentes que pasaron por la ventanilla de bancos o agencias de cambio en los últimos dos días hábiles de febrero para cambiar sus pesos por divisas, tal vez porque no desconozcan que —más allá de la estabilidad de su precio en la Argentina— la moneda estadounidense fue la que más se revalorizó en el mundo en los últimos nueve meses.

"Mucha gente ve el valor actual como una oferta. Eso explica por qué el 92% de los compradores incluso acepta pagar el recargo impositivo del 20% con tal de llevarse el billete", comentó un operador.

La demanda en febrero dejó más atrás aun —en monto y cantidad de ventas— los máximos alcanzados en octubre, en ocasión de la última corrida contra el peso.

En aquel mes, cuando el valor del dólar en el mercado paralelo alcanzó un pico de 15,95 pesos argentinos, se habían expedido US$ 446,5 millones (3,6% menos que hora) en poco más de 698.000 operaciones.

Las ventas ya totalizan US$ 3.884,5 millones desde que, a fines de enero de 2014, comenzó a regir el sistema de ventas administradas, tras 26 meses de estar prohibido totalmente el ahorro en dólares.

Si bien el gobierno argentino abrió el grifo, el cepo cambiario —que rige desde diciembre de 2011— se aplica a las importaciones.

Las importaciones argentinas cayeron el año pasado 11% en comparación con 2013. Este porcentaje representa, en números absolutos, un descenso interanual de US$ 6.686 millones, según reveló ayer un informe de la consultora Desarrollo de Negocios Internacionales (DNI).

En un contexto como el actual no sorprende que, ante obstáculos como la restricción de dólares para el pago a proveedores o los requerimientos de las declaraciones juradas anticipadas, el mercado argentino haya reducido sus compras al exterior.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)