FINANZAS DE BOLSILLO

El pago de jubilaciones con cuenta bancaria o electrónico

Algunos pasivos son obligados desde mayo; todos tienen la opción de hacerlo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Colas en el Banco República. Foto: Archivo El País.

Hasta hace unos años era un paseo habitual que un abuelo fuera con su nieto a cobrar a la Caja de Jubilaciones y aprovechando el trámite el niño ligara algún regalo. Hoy día esa rutina quedó en el olvido por los avances tecnológicos, ya que cada vez más jubilados cobran su pasividad a través de una tarjeta electrónica y el único paseo posible es hasta un cajero automático.

De hecho, según los plazos establecidos por la ley de inclusión financiera desde mayo todas aquellas personas que se hayan jubilados con posterioridad a noviembre de 2015 deberán cobrar a través de una tarjeta de débito asociada a una cuenta bancaria o un instrumento de dinero electrónico (una tarjeta prepaga donde se acredita el dinero). Se trata de la misma obligación que rige para el cobro de salario de los trabajadores.

Hace unas semanas, el Banco de Previsión Social (BPS) advirtió que eran unos 22.000 los jubilados obligados por la normativa a cobrar por medios electrónicos que aún no habían elegido una institución bancaria o un emisor de dinero electrónico para recibir su pasividad, informó el diario El Observador. Pero, esa cifra se redujo porque los jubilados "han concurrido masivamente en todo el país" a realizar el trámite, dijo a El País el representante de los pasivos en el directorio del BPS, Sixto Amaro.

De todas formas, siguen siendo varios miles de personas las que no eligieron aún el nuevo método de cobro. Amaro pidió "llevar tranquilidad" a esos jubilados porque el BPS ya decidió que "en mayo va a pagar todas las prestaciones (a pasivos y pensionistas) en la fecha estimada y bajo la misma modalidad (de pago que en el pasado) a aquellos que no pudieron aún efectuar el cambio hacia una tarjeta electrónica".

Pese al mensaje de calma, el director del BPS exhortó "a todos aquellos jubilados que aún no han hecho la gestión, a hacerla". Este trámite debe realizarse en el banco o emisor de dinero electrónico que la persona elija (será dicha institución la encargada de comunicarlo al BPS y adecuar el sistema para el cobro) presentando la cédula de identidad y el último recibo de jubilación.

La ley también establece que quienes no hayan hecho la elección antes de mayo serán asociados de oficio por el BPS a una institución bancaria, previa notificación al jubilado.

Pero, aún no está claro el procedimiento a realizar en estos casos ni que sea el Banco República (BROU) —como se presume— el que se quede con esos clientes. Amaro señaló que el tema será analizado próximamente por el directorio del BPS y desde la representación de los jubilados "vamos a seguir bregando porque los pasivos puedan elegir el lugar más cercano o que le quede más cómodo para cobrar" incluso luego del plazo límite establecido por la ley.

Es que la Organización Nacional de Asociaciones de Jubilados y Pensionistas del Uruguay (Onajpu) sigue manteniendo contactos con el gobierno para establecer una prórroga en la obligatoriedad de cobro de pasividades por medios electrónicos. En busca de eso ya se reunió la semana pasada con el ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, y hoy lo hará con el titular de Economía, Danilo Astori, en la previa del Consejo de Ministros en el barrio La Teja.

"Pedimos al gobierno una prórroga por razones más que justificadas. Que se flexibilice el rigor de la ley para algunos sectores de jubilados del interior del país y para la pequeña porción que aún no esté incorporada en mayor a los cobros electrónicos", explicó Amaro.

La extensión del plazo para las localidades del interior que no cuentan con cajeros automáticos ya se hizo para el pago de sueldos —hasta el año pasado había unos 425 poblados (menores de 2.000 habitantes) que no contaban con sucursales bancarias o cajeros automáticos para la extracción de dinero —. Amaro indicó que el organismo ya resolvió que en esos lugares "seguirá pagado como hasta ahora, con cajeros del BPS que se trasladan de la sucursal más cercana hasta la zona rural" donde reside el pasivo.

Por un camino paralelo a este proceso de inclusión financiera vienen el resto de los jubilados no obligados por ley al cobro por medios electrónicos, es decir aquellos que tramitaron su pasividad previo a noviembre de 2015. "La inmensa mayoría ya cobra con una tarjeta electrónica y no hemos verificado dificultades ni que los jubilados hayan manifestado algún problema", expresó Amaro.

El que fue más duro acerca de la inclusión financiera fue el dirigente por la minoría en la Onajpu, Waldemar González. "El gobierno se metió en un apuro (con los plazos). No estoy en contra de la ley ni que la gente acceda a descuentos, pero los plazos están diseñados por burócratas que no pisan la tierra", dijo a El País.

Beneficios.

Los jubilados que se sumen a los nuevos medios de pago (tanto los obligados como los que lo hagan voluntariamente) accederán a una serie de beneficios establecidos en la ley, que también rigen para los trabajadores que cobren su sueldo por vía bancaria. Lo principal es que el trámite para la apertura de la cuenta es gratuito y no se exigirá ningún saldo mínimo.

Además, pagando con la tarjeta de débito o prepaga en los comercios obtendrán un descuento de cuatro puntos de IVA. Otros beneficios son hasta cinco extracciones de dinero y ocho transferencias interbancarias sin costo por mes, y el acceso a un crédito de nómina (un préstamo para jubilados con una tasa de interés preferencial cuyos pagos se descuentan directo de la pasividad).

Todos estos ítems deben ser respetados por los bancos o emisores de dinero electrónico, pero no quita que puedan extender los beneficios. Por ejemplo, el BROU ofrece 10 extracciones sin costo el mes en los cajeros automáticos.

Asimismo, los sellos de las tarjetas (como Visa o Master Card) tienen acuerdo con comercios de diversos rubros para acceder a descuentos en las compras con plástico. Al tiempo que la tarjeta del BROU brinda también bonificaciones para adquirir entradas en diversos espectáculos y eventos como el ballet del Sodre, la opera del Teatro Solís, cines, basquetbol y carnaval, entre otros.

Por el BPS, aún no está disponible el electrónico.

Dos de las instituciones habilitadas para operar como emisores de dinero electrónico son Anda y RedPagos. Ambas ya están realizando a través de tarjetas prepagas el pago de salarios desde hace meses y tienen "varios miles de clientes", pero por demoras del BPS aún no está operativo el pago de jubilaciones, según dijeron a El País la presidenta de Anda, Elisa Facio, y el gerente comercial de RedPagos, Fernando Lapchick. Se espera que esta situación quede solucionada entre mayo y junio, aunque los jubilados interesados en este método de cobro ya pueden gestionar la tarjeta prepaga y mientras tanto cobrar en efectivo en el local que deseen. Ambos ejecutivos explicaron que ofrecen el producto a los clientes en el caso de RedPagos o asociados en el de Anda que concurren a sus sucursales a cobrar pasividades. "Le ofrecemos al jubilado que siga cobrando en el mismo local que lo hacía y que lo atiendan las mismas personas, lo único que cambia es la modalidad del pago", señaló Lapchick. La prepaga de Anda pertenece al sello Visa y permite acceder a descuentos en los comercios con convenio con dicha firma, pero además es una tarjeta internacional que puede usarse en el exterior o para realizar compras por Internet. En el caso de Red Pagos, el sello emisor del plástico es Master Card que también ofrece beneficios en varios comercios, aparte que permite pagar todos los servicios en los locales de la red de cobranzas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)