PRECIO DEL CRUDO

Petróleo está 38% abajo del nivel al que lo tiene Ancap

El barril de Brent que es la referencia cerró ayer a US$ 30,86.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La francesa Total hará un pozo en búsqueda de hidrocarburos en Uruguay. Foto: AFP

 

El petróleo continuó perdiendo valor ayer y se ubicó en precios de 12 años atrás. El crudo Brent tuvo una baja de 2,18% respecto a la sesión anterior y el barril de WTI llegó a cotizar por debajo de US$ 30.

El barril de crudo Brent para entrega en febrero cerró en la víspera en el mercado de futuros de Londres en US$ 30,86. El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa y en Uruguay, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un retroceso de US$ 0,69 respecto a la última negociación, cuando finalizó en US$ 31,55.

El Brent cayó por debajo de los US$ 31 por primera vez desde principios de 2004 en una jornada en la que llegó a remontar hasta los US$ 32, animado por la estabilización en las bolsas chinas, pero en la que acabó volviendo a perder terreno.

Respecto a la apertura del lunes 4 de enero (US$ 37,92), el petróleo Brent perdió cerca del 20% de su valor.

Ese crudo es el que Ancap toma como referencia en su paramétrica para definir el precio de los combustibles. La última paramétrica tiene fijado al Brent a US$ 50,2 el barril. Con el valor de ayer, el crudo Brent está 38,5% por debajo del fijado en la paramétrica.

Por su parte, el precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cayó ayer un 3,08% y cerró en US$ 30,44 el barril, tras una jornada en la que llegó a cotizar por debajo de US$ 30 por primera vez en más de 12 años.

Al final de las operaciones a viva voz en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en febrero, los de más próximo vencimiento, cayeron 97 centavos de dólar respecto al cierre anterior.

En la recta final de la jornada, el petróleo de referencia en Estados Unidos llegó a situarse de manera momentánea en un mínimo intradía de US$ 29,93, en niveles que no se veían desde diciembre de 2003.

La crisis de precios ha golpeado a la industria, que ha reducido inversiones y recortado puestos de trabajo.

En ese contexto, la petrolera británica British Petroleum (BP) anunció ayer que suprimirá 4.000 empleos a nivel global ante la necesidad de reducir su gasto en las áreas de exploración y producción. Esa petrolera internacional había adquirido tres bloques de la plataforma marítima uruguaya para realizar tareas de exploración de hidrocarburos.

Pero a mediados del año pasado, decidió retirarse del proyecto.

La creciente pérdida de valor del barril de petróleo está pasando factura a los países productores, incluidos los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), que con su negativa a rebajar su techo de producción han contribuido al desplome de los precios.

A pesar de que los socios menos opulentos de la organización, como Venezuela, Ecuador y Nigeria, presionan para cambiar la política de la OPEP, Arabia Saudí ha impuesto su criterio de mantener en máximos históricos el bombeo con el objetivo de perjudicar a la naciente industria del esquisto estadounidense y mantener su cuota de mercado.

Con todo, los bajos precios han llevado al cártel de productores a anunciar hoy una reunión extraordinaria en la que volverán a analizar previsiblemente su estrategia.

En diciembre, la OPEP no llegó en su última reunión en Viena a un acuerdo sobre el nivel de producción, lo que añadió incertidumbre a los mercados.

El ministro nigeriano de Recursos Petroleros, Emmanuel Ibe Kachikwu, actual presidente del organismo, avanzó que en febrero o marzo se volverán a reunir.

El temor a que la debilidad de la economía de Pekín afecte a la demanda global de crudo se ha sumado desde principios de año al escenario de exceso de oferta que ahoga a los mercados desde mediados de 2014.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)