OPERATIVA BURSÁTIL MUNDIAL

Petróleo y la turbulencia financiera hunden otra vez las bolsas mundiales

Las caídas más pronunciadas fueron en los parqués de Madrid, donde el Ibex-35 cayó 4,88%, y en Milán, donde el FSTE-Mib se hundió un 5,63%.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La Bolsa de Fránkfurt cayó 2,93%. Foto: Reuters

Las bolsas mundiales volvieron a derrumbarse este jueves, con caídas abismales en el sector bancario, por preocupaciones sobre el precio del petróleo y la situación de la economía mundial.

La recuperación del miércoles fue de corta duración y el jueves los mercados volvieron a despeñarse en una caída que desde inicios de año parece no tener fin.

En Europa, el índice FTSE-100 de Londres cayó 2,39%, el Dax-30 de Fráncfort 2,93% y el CAC-40 de París 4,05%. Las caídas fueron aún más pronunciadas en los parqués de Madrid, donde el Ibex-35 cayó 4,88%, y en Milán, donde el FSTE-Mib se hundió un 5,63%.

Wall Street cayó este jueves ganada por la misma tormenta que derribó al petróleo y las plazas europeas: el Dow Jones perdió 1,60% y el Nasdaq 0,39%.

El índice industrial Dow Jones dejó 254,56 puntos a 15.660,18 y el Nasdaq, formado por valores tecnológicos, perdió 16,76 puntos a 4.266,84 unidades.

Ambos índice lograron reducir sus pérdidas hacia el fin de la sesión tras conocerse informes acerca de una posible acción de países exportadores de crudo destinada a sostener los precios.

El índice extendido S&P 500 perdió 22,78 puntos (1,23%) a 1.829,08 unidades.

"Terremoto bancario".

El hundimiento parece imparable en el sector financiero, que ya viene lastrando los índices desde hace varias semanas.

"Es un terremoto bancario", afirmaron varios medios alemanes.

En Francia, Société Générale retrocedió 12,57% y BNP Paribas 6.02%. En Italia, Ubi Banka cayó 12,11% y BMPS 9,88%, en tanto que en España Bankia se desplomaba 7,64% y BBVA 7,14%.

El primer banco alemán, Deutsche Bank, que el miércoles subió casi un 16% por rumores sobre una operación de recompra de deuda destinada a calmar los temores sobre su solvencia, volvió a hundirse, perdiendo 6,14%.

Las cosas no fueron mejor en la 'City' de Londres, donde Barclays perdió 7,01% y Standard Chatered 5,09%.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, consideró sin embargo que los bancos de la zona euro, duramente golpeados por la crisis económica y financiera global de 2007 y 2008, están actualmente "en mejor situación que hace unos años".

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, también estimó, antes de una reunión del Eurogrupo en Bruselas, que la economía europea es "sólida", tanto en lo que respecta a "la economía real como a la situación de los bancos".

El espectro de otra crisis.

El repunte del miércoles ya había visto disminuir su ímpetu después de que la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, mostrara preocupación por el impacto de las turbulencias mundiales en la economía estadounidense.

En una nueva comparecencia este jueves ante los senadores, Yellen afirmó que aún resultaba prematuro evaluar el impacto de la volatilidad de los mercados en la economía de Estados Unidos.

Los mercados vigilan cada una de las palabras de Yellen, para tratar de resguardarse de un nuevo posible aumento de las tasas en Estados Unidos, después del de diciembre pasado.

Sus declaraciones del jueves aceleraron en todo caso las caídas de Wall Street.

Ya el miércoles habían temperado el repunte, que fue tan breve como el del rebote del precio del petróleo.

El crudo volvió a tomar pronto la cuesta descendente, que este jueves se prosiguió, con el crudo acercándose a sus mínimos desde 2003.

Hacia las 14H00 GMT, el barril de "light sweet crude" (WTI) para entrega en marzo, que perdió 3,5 dólares en las tres sesiones precedentes, retrocedía 78 centavos a 26,67 dólares en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Y el barril de Brent del mar del Norte, para entrega en abril, cotizaba hacia las 12H00 GMT en el Intercontinental Exchange (ICE) de Londres a 30,45 dólares, en baja de 39 centavos.

Las sacudidas de los mercados desde inicios de año despertaron temores de una nueva crisis, como la que se desató con la quiebra del banco Lehman Brothers en 2008.

Los mercados temen "un riesgo sistémico inminente, como el provocado por la quiebra de Lehman Brothers", dijo Sylvain Loganadin, analista de la correduría británica FXMC.

"Si esto no es una crisis, se trata en todo caso de movimientos extremadamente violentos", apuntó por su lado René Defossez, estratega de Natixis.

"El mercado nunca había dado tales muestras de nerviosismo desde 2011", advirtieron igualmente los analistas de Oddo Meriten AM, en referencia a la crisis de la deuda en la zona euro.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)