Turbulencia en los mercados financieros

La "tóxica" relación entre el petróleo y Wall Street

Ayer fue otra jornada de caída en bolsas, el crudo y el dólar.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajó un 5,89%. Foto: AFP

Wall Street y los precios del petróleo siguen viviendo su tormentosa relación tóxica, con la codependencia de una de las partes como la peor de sus características.

La bolsa neoyorquina, ávida de señales, se deja llevar por la deriva que viven los precios del crudo, que ayer cerró por debajo de los US$ 28 dólares el barril, un umbral que no se cruzaba desde septiembre de 2003.

El barril de West Texas, de referencia en Estados Unidos, bajó un 5,89% y terminó en US$ 27,94, mientras que el crudo Brent, de referencia en Europa (y que Ancap utiliza para fijar los precios de los combustibles), cayó un 7,7% y cerró en US$ 30,32.

Como resultado, y tras un terrible lunes negro, Wall Street volvió a cerrar ayer a la baja, con el Dow Jones de Industriales, su principal indicador, retrocediendo un leve 0,08%.

El índice compuesto del mercado Nasdaq, en el que operan las principales firmas tecnológicas y que tuvo movimientos más bruscos durante la sesión, terminó con una pérdida mayor, del 0,35%.

"Es la cola del petróleo persiguiendo al perro del mercado", dijo en la CNBC el jefe de estrategia de Wunderlich Securities, Art Hogan.

Los operadores en Nueva York protagonizaron una sesión de gran volatilidad que arrancó con pérdidas pronunciadas a tono con las ventas en el resto de plazas mundiales por el miedo a un frenazo económico, aunque en Wall Street se fueron diluyendo durante el día.

Los tres indicadores estuvieron debatiéndose entre los avances y los retrocesos pero en la recta final se decantaron por los números rojos, arrastrados por un nuevo desplome del precio del petróleo en los mercados internacionales.

Wall Street terminó ayer con la tercera sesión consecutiva a la baja, en una jornada con caídas mayores en los mercados bursátiles europeos. Destacó la Bolsa de Milán, que perdió un 3,21%, y la de Madrid, con una bajada del 2,39% en el Ibex 35, pero los indicadores de los otros mercados bursátiles europeos tuvieron retrocesos menores. La bolsa de Tokio destacó con una caída del 5,4% en el índice Nikkei, que se vio arrastrada por las pérdidas que hubo el lunes en diferentes mercados bursátiles mundiales.

Kevin OLeary, directivo de la firma de inversión que lleva su nombre, insistió en declaraciones a la cadena CNBC con una idea que viene ganando espacio en Wall Street: "Tenemos que escindirnos del petróleo (...). En algún momento los inversores vamos a despertar".

Pero los datos que tuvo que asimilar hoy el mercado de crudo no aportan razones para esa separación, ya que confirman una desaceleración en la demanda mundial energética que viene acompasada por un freno al crecimiento económico.

La Agencia Internacional de la Energía (AIE), en un informe, alertó ayer de que el excedente de oferta en el mercado en la primera parte de este año es mayor que el previsto en su anterior informe mensual

La AIE también dijo ser escéptica sobre la posibilidad de que la caída de los precios impulse la demanda, y cree que su crecimiento se va a desacelerar considerablemente este año, hasta 1,2 millones de barriles diarios.

A su vez, el dólar tocó ayer un mínimo en casi cuatro meses ante los crecientes temores a una desaceleración global que llevaban a los inversores a optar por divisas de refugio, como el yen y el franco suizo.

Un desplome de las bolsas en todo el mundo y mayor preocupación por el sector bancario europeo también afectaban la confianza en el dólar, que en lo que va del año se ha movido en línea con otros activos de riesgo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)