Explosivo aumento de pagos con tarjeta de débito, pero aún es incipiente

Los uruguayos usan cada vez más las alternativas al "cash"

Para aprovechar la rebaja de IVA que ofrecen algunos de ellos, por comodidad, seguridad u otros factores, los uruguayos cada vez más utilizan los medios de pagos electrónicos (tarjetas de crédito y débito, débitos directos y transferencias) e incluso el Banco Central (BCU) detectó un "cambio importante en los hábitos" de las personas al momento de elegir con qué efectuar el pago.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Plástico: los de crédito y débito explican el 6 % del monto de pagos.

Pero, el desarrollo de estas nuevas formas aún es incipiente, según un informe del BCU correspondiente al segundo semestre de 2014.

En efecto, el Índice de Pagos Electrónicos vs. Pagos Tradicionales (dinero en efectivo y cheques) volvió a dar un incremento en la participación de los primeros sobre los pagos totales por tercer semestre consecutivo. El indicador se situó en 17. Esto es 17% de los pagos totales utilizaron medios electrónicos, cuando dos años antes eran el 13%, según el Reporte Informativo del Sistema de Pagos Minoristas del BCU.

"Comienzan a evidenciarse algunas tendencias en lo que refiere a la utilización de los instrumentos, probablemente como respuesta al conjunto de acciones de inclusión financiera que se han implementado en los últimos años", indicó el Central.

En cantidad de operaciones, dominan las tarjetas de crédito con el 68% del total para el segundo semestre de 2014, seguidas por tarjetas de débito (15% del total), cheques (12%), débitos directos (5%), transferencias electrónicas (0,6%) y remesas (0,4%).

Pero, en monto, los cheques siguen en el primer lugar explicando el 80% de los mismos. Lo siguen las transferencias electrónicas con el 12% del total, luego tarjetas de crédito (5%), débitos directos (1,6%), tarjetas de débito (1%) y remesas (0,4%).

Tarjetas de débito.

La utilización del plástico que permite retirar dinero del cajero automático como medio de pago en sí mismo (es decir sin pasar por el cajero) venía en crecimiento constante desde el segundo semestre de 2012, debido a "la mayor promoción por parte de las instituciones emisoras (bancos), así como la incorporación de infraestructura en los establecimientos comerciales", señaló el BCU.

Pero, en el período julio-diciembre del año pasado explotó su uso. La cantidad de operaciones creció 148% respecto a enero-junio y el monto aumentó 112%. A su vez, en la comparación del segundo semestre del año pasado con igual período de 2013, los incrementos son de 220% en operaciones y de 164% en monto.

Eso se debió, según el reporte, a los "beneficios fiscales para el uso de este medio de pago".

Desde agosto del año pasado, las compras con tarjetas de débito tienen una reducción de cuatro puntos de IVA (que pasará a tres puntos en agosto) y las compras con tarjeta de crédito una baja de dos puntos de IVA (un punto desde agosto).

"A diferencia de lo ocurrido con las tarjetas de crédito, el incentivo" de la reducción del IVA "en las compras con tarjetas de débito tuvo como consecuencia un cambio importante en los hábitos de las personas al momento de elegir el medio de pago con el cual cancelar las compras", afirmó el BCU.

Entre julio y agosto se procesaron 10:104.000 operaciones con tarjeta de débito por un total de US$ 471 millones. Para tener una idea, tres años antes la cantidad de operaciones era 10 veces menor (1:122.000) y el monto cinco veces y media menor (US$ 86 millones).

"A pesar del aumento significativo de la tarjeta de débito como medio de pago, aún existe gran potencial para su desarrollo futuro", indicó el Central.

A fin del año pasado, había 2:084.087 tarjetas de débito.

Tarjetas de crédito.

Los uruguayos también incrementaron el uso de estos plásticos en el segundo semestre de 2014, aunque no al nivel de las tarjetas de débito. En efecto, la cantidad de operaciones con tarjeta de crédito creció 4,6% frente al primer semestre del año pasado. En monto, el incremento fue menor: 0,5%.

Así se concretaron 45:396.000 operaciones con este plástico por US$ 2.409 millones.

A fin del año pasado había 2:755.161 tarjetas de crédito, aunque los tarjetahabientes eran 1:083.565.

Según el BCU "en promedio cada tarjeta se utilizó 16 veces durante el semestre. Es la primera vez que esto ocurre".

Pos.

Para que los pagos con plásticos sigan en aumento, es clave que crezca la cantidad de POS (Point of Sale, el aparato por donde pasa la tarjeta). En el segundo semestre la suba fue de 15% y se llegó a 37.285 POS.

El Cajero ya no solo se usa para sacar dinero


Los retiros en efectivo mediante cajeros automáticos "continuaron en ascenso, aunque a tasas más moderadas que en períodos anteriores", indicó el Banco Central. En julio-diciembre, la cantidad de retiros creció 6%, "cuando el promedio de esta variable hasta el segundo semestre de 2013 fue del 10%", explicó el BCU y lo mismo ocurrió con el monto retirado que creció 4% en el segundo semestre de 2014 frente al 11% que había aumentado en julio-diciembre de 2013. "Se pueden observar ciertos patrones de conducta" que evolucionan hacia el uso del dinero electrónico", dijo el BCU. En el segundo semestre de 2013, el 91% del monto total se explicaba por retiros y depósito de cheques, en igual lapso de 2014 el guarismo fue de 85%.

Crecen transferencias y pagos por celulares, pero el cheque les gana


"Los teléfonos móviles son un instrumento muy importante" en la inclusión financiera "de las personas de escasos recursos y de las que habitan en lugares alejados de los puntos de atención", consideró el Banco Central.

Si bien el uso del celular como medio de pago es "incipiente", hay "cada vez más" instituciones que lo incorporan a su "operativa tradicional", indicó.

En el segundo semestre del año pasado se realizaron 384.132 pagos por celular por un monto de US$ 25 millones, 36% más operaciones y 35% mayor monto que el semestre previo. En la actualidad se utiliza el teléfono móvil como medio de pago para "recargas de celular, pago de facturas, entradas de cine y estacionamiento tarifado, entre otros", señaló el BCU.

También vienen en aumento las transferencias electrónicas que crecieron 22,8% en cantidad en el segundo semestre respecto al primero y 0,5% en monto. En total se hicieron 388.192 transferencias por un monto de US$ 5.752 millones.

Sin embargo, la mayoría "se realizan adentro del mismo banco (para pago de servicios como colegios por ejemplo), siendo muy escasa su utilización" entre distintas instituciones, donde el costo es "elevado", indicó el BCU.

Ello explica "en parte que las transferencias aún no hayan logrado sustituir a los cheques". Se emitieron 7:715.182 cheques en el segundo semestre por US$ 38.513 millones en total. "Por su característica de instrumento de crédito y alto nivel de aceptación" el cheque seguirá siendo relevante en los próximos años, señaló el BCU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)