POLÍTICA MONETARIA

Volvió a caer la cantidad de dinero que circula en la economía

La oferta nominal de dinero de la economía verificó una caída de 0,1% en el mes de mayo comparada contra igual mes del año pasado, que constituye la segunda consecutiva en este comparativo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La caída se dio tanto en el sector público como en el privado. Foto: El País

El principal agregado de referencia, denominado Medios de Pago Ampliado (M1), compuesto por el dinero en poder del público más los depósitos a la vista y las cajas de ahorro del público en el sistema bancario, alcanzó los $ 169.855 millones frente a los $ 170.030 millones que se verificara en mayo del 2015.

Según surge de datos divulgados esta semana por el Banco Central (BCU), dicho descenso se explica por una contracción de los depósitos a la vista del 5,7% que no alcanzó a esterilizar los sendos crecimientos de 4,37% del circulante en poder del publico y del de 4,52% de las cajas de ahorro en moneda nacional.

Así el M1 registra en el trimestre móvil cerrado a mayo en promedio una variación interanual negativa de 0,09%, en tanto que para lo que va transcurrido del segundo trimestre del año el retroceso promedio es de 0,56%.

En su última reunión, el Copom considerando la marcha de la economía en la -que debido a un menor dinamismo y a un cambio de portafolio de los agentes económicos derivara en una caída significativa de la demanda de dinero por parte del público- había decidido, apreciando que en el primer trimestre el M1 había crecido 2,7%, profundizar la instancia contractiva de la política monetaria ajustando a la baja el rango indicativo de referencia del agregado desde el valor de 7%-9% al de 4%-6%.

En vistas de lo mencionado previamente, para que en el trimestre abril-junio el M1 verifique un crecimiento dentro del rango meta manejado por la autoridad monetaria, debería registrarse un crecimiento interanual de la cantidad de dinero en el mes de junio por encima del 13%, hecho que resulta bastante inverosímil.

Pese a lo expuesto, vale la pena agregar que dentro de las prácticas recomendables para manejar en una coyuntura de estanflación como la que enfrenta el país, se encuentra una política monetaria contractiva.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)